EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse

La importancia de recuerdo activo para aprender anatomía: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

La importancia de recuerdo activo para aprender anatomía

"Si quieres poner a prueba tu memoria, intenta recordar lo que te preocupaba un día como hoy, hace un año". - E. Joseph Cossman

La memoria es un proceso maravilloso y complejo, que te permite guardar información de una forma que podrás recordarla después. Así es como recuerdas parte de tu infancia, incidentes graciosos de tu pasado, qué comiste en la cena, y, por qué no, la anatomía del cuerpo humano. La memoria es esencial para tu desarrollo personal y para convertirte en una persona única, diferente de todos los demás. En resumen, tus recuerdos te hacen tú.

La importancia de la técnica de recuerdo activo
Es versátil El recuerdo activo es excelente para muchos materiales: definiciones, trayectorias/cursos, enumeraciones, secuencias, etc.
Te pone a prueba El uso del recuerdo activo te obliga a recordar la información sin ninguna pista, lo que mejora tu retención a largo plazo y te prepara para lo inesperado.
Ahorra tiempo El uso del recuerdo activo consolida el conocimiento muy profundamente, frenando el olvido.
Es perspicaz Al recordar la información sin la ayuda de otros medios, identificas fallas en tus conocimientos, y aprendes correctamente desde el principio.

Introducción al recuerdo activo

Si bien todos sabemos la importancia de la memoria, muy pocos entienden cómo la información llega a tu cerebro y se convierte en un recuerdo. Sin mencionar que solo una minoría sabe realmente cómo recordar la información, y menos aún saben cómo esto puede lograrse de manera activa y eficiente. Como existen conceptos erróneos y miles de controversias acerca de esto, esta técnica no atrae a muchos profesores, maestros o estudiantes.

Hipocampo: centro de memoria

Sin embargo, entender los procesos ya mencionados es en realidad indispensable para una retención a largo plazo. Tal como E. Joseph Cossman, que colocó en la misma frase los términos prueba, recuerdo y memoria, estas funciones también están intrincadamente conectadas en tu cerebro.

Un término que engloba a estos tres conceptos y cómo usarlos en el aprendizaje es el recuerdo activo (repaso activo), y es una de las estrategias más eficientes para ayudarte a manejar esa cantidad enorme de información llamada anatomía. En este artículo analizaremos el significado de recuerdo activo, los complejos procesos que se esconden detrás de ese nombre, los conceptos erróneos y sus beneficios. En otras palabras, te mostraremos su verdadero potencial.

¿Qué es un recuerdo activo?

El recuerdo activo es un principio de aprendizaje eficiente. Como su nombre sugiere, significa recordar ejercitando o estimulando tu mente. Al usar esta técnica, instantáneamente enciendes tu cerebro y realmente te obligas a usarlo. Si crees que leer es cansador, espera a comenzar a aplicar este principio. De hecho causa una sensación incómoda en tu cerebro, sientes casi como si se tensara. Aunque es inmensamente útil, no es fácil, pero como dijo Brian Tracy, "sólo puedes crecer si estás dispuesto a sentirte raro e incómodo cuando intentas algo nuevo".

¿Cómo ocurre el recuerdo activo?

El recuerdo activo es tan importante y poderoso en el aprendizaje debido al proceso mediante el cual se recupera este recuerdo. Mientras recuerdas, vuelves a acceder a información del pasado, que ha sido previamente codificada y guardada en tu mente. Básicamente, el cerebro "repite" un patrón de actividad neuronal creado en respuesta a un evento. Es exactamente como crear una película- muchas escenas son filmadas, editadas, guardadas y luego unidas en una historia coherente, que es reproducida en tu televisión.

El cerebro "reproduce" un patrón de actividad neuronal creado en respuesta a un evento. Es exactamente como crear una película: se ruedan muchas escenas, se editan, se almacenan y luego se enlazan en una historia final y coherente que se reproduce en el televisor.

Para armar estas reconstrucciones, se accede a diferentes elementos de un evento, que están guardados en varias partes del cerebro, y después se unen mediante redes neuronales. La potencia de estas vías determina qué tan rápido evocas el recuerdo. Cada vez que intentas recordar algo potencias más esas conexiones. Por lo tanto, mientras más uses el recuerdo activo para estudiar, más fácil será para ti recordar la información.

Además, este principio de aprendizaje recluta todas las neuronas involucradas en ese recuerdo específico. Para acceder y crear conexiones, tu cerebro recupera varios términos que suenan familiares dentro de la información que estamos buscando. Es como en las preguntas de anatomía de múltiple opción - en realidad no sabes la respuesta, pero reconoces la correcta, cuando la ves.

Ahora que sabes cuál es la mejor manera de aprender, ¡es hora de hacer un plan de estudio! Empieza con nuestra Guía de Estudio de Anatomía Humana.

Controversias y conceptos errados

Desde que el recuerdo activo comenzó a ser respaldado por la ciencia a partir de 2009 (detalles más adelante), se produjeron controversias. Algunos expertos creían que las técnicas enumeradas a continuación eran las más eficientes:

  • Fomentar la memorización por repetición. Esta es una de las formas más antiguas e ineficientes de aprender. Se pensaba que los estudiantes aprendían algo al leer, recordar y repetir.
  • Aprender a través de cualquier método de estudio
  • Un repaso es suficiente, es decir que cuando recordabas una parte de la información una vez, podías parar de revisarla.
  • Estudios repetitivos mejoran la retención
  • Significado del recuerdo activo - La palabra "activo" no se refiere necesariamente al uso de métodos de estudio físicamente activos, como los mapas conceptuales, dibujos o toma de apuntes. Si los usas incorrectamente, estos pueden ser inútiles para el aprendizaje.

Todos estos conceptos en realidad son falsos. Varios estudios han demostrado que el recuerdo activo es superior, por permitir una mayor retención a largo plazo que la codificación (estudio ineficiente). Esto es cierto incluso cuando las pruebas requieren deducciones, o cuando posee un formato completamente diferente comparado con la estrategia de aprendizaje original. La retención también mejora repitiendo por recuperación de información y no por codificación. En realidad, aprender sin recuerdo activo es completamente inútil para guardar información a largo plazo. Por lo tanto, ya deberías parar de transcribir información, y comenzar a aprender de verdad usando el recuerdo activo.

¿Qué clasifica un método de repaso como ineficiente? Cualquier cosa que involucre volver a revisar un libro, apuntes u otro material de apoyo. Por ejemplo, repetir la lectura pasiva, repetir la toma de apuntes (“pasar en limpio”), repetir los mapas conceptuales, etc. El aspecto crucial aquí es la repetición, si estás repitiendo uno de los pasos anteriores significa obviamente que ya lo hiciste, es decir, que el proceso de familiarización ya ha sido realizado. Es importante no malentender, todos estos pasos son esenciales al principio, pero después de la primera vez, es una total pérdida de tiempo. Es como aprender a conducir un vehículo leyendo acerca de conducir o sentado en el asiento del copiloto. Piensas que ambas cosas pueden enseñarte cómo conducir cuando en realidad solo te brindan los fundamentos. De hecho solo sentarte detrás del volante te enseñará realmente esta habilidad.

¿Quieres dominar tus puntos débiles y acelerar tu aprendizaje? Nuestros cuestionarios tipo flashchard son una forma fantástica de practicar la técnica del recuerdo activo.

Es versátil

Te puedes preguntar - " ¿Qué tipo de conocimiento puedo aprender con recuerdo activo?". La buena noticia es que son muchos, especialmente aquellos relacionados con anatomía. Si quieres memorizar definiciones y trayectos (no puedes escapar completamente de la memorización literal en este tema), el recuerdo activo te ayudará.

¿Necesitas memorizar las ramas de la arteria maxilar (enumeración), o describir las vías del flujo sanguíneo (secuencia)? El recuerdo activo puede ayudarte más que ver y leer sobre ellos. Incluso si vas un poco más allá, para entender el material más profundamente y hacer deducciones, este método será tu mejor opción. Una vez más, te recordamos que todo esto está científicamente comprobado.

El recuerdo activo puede ayudarte a memorizar las ramas de la arteria maxilar (enumeración).

Te prepara para lo inesperado

Estás cómodamente sentado en tu consultorio médico y un paciente entra, o eres llamado para una emergencia en el cuarto 425 en el 5to piso. No sabes qué esperar hasta que llegas ahí. Afortunadamente, todo tu entrenamiento te preparó para lo inesperado y la sensación pesada en tu estómago se vuelve insignificante.

Usar el recuerdo activo para aprender, hace algo similar. Cuando lo usas te estás autoevaluando. No tienes notas, ni libros, ni pistas. Estás ahí solo. Los exámenes de anatomía no te dan ninguna pista y tu paciente con certeza no conectará los puntos por tí. No tengas miedo a aprender usando el recuerdo activo, incluso si los exámenes consisten en preguntas de opción múltiple, o en un formato completamente desconocido. De hecho, la práctica de recuperar información puede mejorar la retención a largo plazo en un 50%, cuando es puesta a prueba con exámenes que contienen preguntas literales y de deducción. Después de todo hay más de una manera de alcanzar un objetivo.

Consolida el conocimiento y ahorra tiempo

La estrategia de aprendizaje típica del 99% de los estudiantes es: abrir un libro, leerlo, tomar notas, cerrar el libro, dejar los días pasar, revisar leyendo, repetir algunas veces más, esperar por el examen, revisar de nuevo leyendo, y ser optimista pensando que todo eso fue suficiente.

¿Ves el problema? Es ineficaz y una pérdida de tiempo. ¿Por qué? ¡No hay esfuerzo involucrado! El cerebro no tiene que generar una pregunta, por lo tanto no se esfuerza para nada. Te estás familiarizando en vez de aprender, incluso si ves los mismos datos cuatro veces. "La repetición es la madre del aprendizaje" pero si esta ha sido pobre y no fructífera, los conocimientos serán aprendidos de forma limitada.

La estrategia de aprendizaje típica del 99% de los estudiantes es ineficaz y supone una pérdida de tiempo.

Afortunadamente, el recuerdo activo consolida el conocimiento. La información se mantiene grabada en tu memoria por mucho tiempo. Por ejemplo, una información correctamente recordada solo necesita ser revisada después de un día, luego en tres días subsecuentes, luego en siete días después de la última revisión, posteriormente en otros doce días después de la revisión. De seguro entendiste que el recuerdo activo es igual a ahorrar tiempo. Además como ya lo aprendiste anteriormente, no es nuevo sino que es un recordatorio.

Es perspicaz

Es de noche y todavía estás encorvado sobre tu libro de anatomía. Ya estudiaste este tema durante medio día, tus ojos están rojos y tu cerebro ya no da más. Te pareces a Frodo en el Monte del Destino antes de destruir el anillo y no quieres repetir este día de nuevo. Si usaste el recuerdo activo, entonces tienes suerte, porque esa pesadilla no se repetirá. La naturaleza perspicaz del recuerdo activo lo ha resuelto.

Además de sus otros beneficios, el recuerdo activo señala tus errores. Al recordar la información sin la ayuda de otros medios, identificas fallas en tus conocimientos, y aprendes correctamente desde el principio. Por ejemplo, puedes recordar el recorrido del nervio musculocutáneo, naciendo del plexo braquial, pasando a través de la axila, y viajando por el brazo. Sin embargo, continúas olvidando que perfora el músculo coracobraquial y pasa entre los músculos braquial y bíceps braquial. Esto es una falla en tu conocimiento, que se resuelve fácilmente si se trata de recordar el recorrido del nervio sin ninguna pista. Tu mente se queda en blanco, entonces puedes descubrir lo que estás olvidando cuando revisas tu respuesta. Acepta esos errores porque ellos te ofrecen el mejor potencial para aprender. Un gran entrenador de basketball una vez dijo "si no estás cometiendo errores, entonces no estás haciendo nada". ¡Prefiere “hacer” a ser un aprendiz pasivo!.

Acepta tus errores porque ofrecen el mayor potencial de aprendizaje.

¿Dónde están los inconvenientes del recuerdo activo? En realidad no los hay, porque no es un método en sí, sino un principio. Es en realidad el más popular en este momento. Por lo tanto, puede ser usado por varias estrategias específicas de aprendizaje.

En general, el recuerdo activo es un principio que involucra la difícil tarea de reconstruir información. Si bien practicarlo puede ser una tarea mentalmente incómoda , es crucial y tiene beneficios significativos. No te asustes por ser una novedad, ni permitas que esto te impida aprender anatomía. ¡Esto ha ayudado a muchos estudiantes y con certeza te ayudará! Por lo tanto, si te preguntas ¿Cómo aprender algo de memoria? Sin duda alguna ¡la respuesta es con el recuerdo activo!.

La importancia de recuerdo activo para aprender anatomía: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!