Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Neuroanatomía

Anatomía del encéfalo, la médula espinal y el sistema nervioso periférico.
Encéfalo (vista lateral izquierda)

Todos conocemos esa sensación de duda que aparece justo cuando estás a punto de abrir un libro de neuroanatomía. Es casi como si estuvieras a punto de entrar a Mordor. Esto ocurre usualmente debido a la complejidad del tema, ya que los libros muchas veces no consiguen simplificar la teoría y solo aumentan la creencia de que la anatomía del sistema nervioso es difícil de aprender.

Esto no tiene porqué ser así; en este artículo daremos una introducción a los conceptos principales sobre la neuroanatomía y las principales estructuras del sistema nervioso. Después de esto podrás estudiar a profundidad con la ayuda de nuestros materiales de estudios fáciles de comprender, para que al finalizar tu aventura de estudio en neuroanatomía te puedas sentir más como Frodo y menos como Boromir.

Puntos clave sobre la neuroanatomía
Sistema nervioso Definición: Una red de neuronas cuya función principal es generar, modular y transmitir información entre todas las partes del cuerpo.
Divisiones estructurales:
sistema nervioso central (SNC), sistema nervioso periférico (SNP)
Sistema nervioso central Definición: Tejido neural dentro del cráneo y columna vertebral que actúa como centro integrativo y de comando en el cuerpo.
Partes:
Encéfalo, médula espinal
Sistema nervioso periférico Definición: Tejido nervioso por fuera del sistema nervioso central cuya función es enviar y recibir información entre el sistema nervioso central y el resto del cuerpo.
Partes:
nervios periféricos, ganglios nerviosos
Divisiones funcionales:
Sistema nervioso autónomo (SNA), sistema nervioso somático (SNS)
Sistema nervioso autónomo Definición: Componente involuntario del sistema nervioso periférico que controla las células cardíacas, glandulares y de músculo liso.
Divisiones:
Sistema nervioso simpático (SNAS), sistema nervioso parasimpático (SNAP)
Sistema nervioso somático Definición: Componente voluntario del sistema nervioso periférico encargado de dirigir el movimiento corporal voluntario y proveer sensación desde la piel, músculos y articulaciones.
Contenidos
  1. ¿Qué es una neurona?
  2. Sistema nervioso
  3. Sistema nervioso central
    1. Cerebro y corteza cerebral
    2. Estructuras subcorticales
    3. Tronco encefálico
    4. Cerebelo
    5. Médula espinal
    6. Meninges
    7. Ventrículos y líquido cefalorraquídeo (LCR)
    8. Irrigación del encéfalo
  4. Sistema nervioso periférico
    1. Pares craneales
    2. Nervios espinales
  5. Vías neuronales y tractos medulares
    1. Vías ascendentes
    2. Vías descendentes
  6. Bibliografía
+ Muestra todo

¿Qué es una neurona?

Una neurona (célula nerviosa) es la unidad funcional del sistema nervioso. Es la responsable de recibir y transmitir impulsos nerviosos. Queriendo decir que las neuronas reciben, procesan, e integran información desde todas las regiones del cuerpo y envían instrucciones para definir cómo deben responder los tejidos del cuerpo a los eventos internos o externos.

Las neuronas están formadas por un cuerpo neuronal (soma) y procesos neuronales (axones y dendritas). Se encuentran estructuralmente clasificados basándose en la cantidad de procesos que tengan: unipolar, pseudounipolar, bipolar y multipolar.

Los axones de la mayoría de neuronas se encuentran envueltos por una sustancia blanca conocida como mielina. Los axones mielinizados se encuentran en la materia blanca, dándole su color característico y haciendo que se distinga de la materia gris (cuerpos neuronales).

La mielina actúa como un aislante y permite una transmisión más rápida de los impulsos eléctricos. Los conjuntos de axones (fibras nerviosas) en el sistema nervioso central se conocen como tractos, mientras que en el sistema nervioso periférico esta agrupación adquiere el nombre de nervio. Aparte de las neuronas, existen otros tipos de células en el sistema nervioso; por ejemplo, las células gliales, las cuales juegan principalmente un rol de soporte.

Aprende más sobre la estructura y funciones de las neuronas aquí:

Sistema nervioso

El sistema nervioso controla cada aspecto del funcionamiento del cuerpo. Desde sus procesos fisiológicos básicos como el control de la temperatura, el ciclo circadiano y comandos voluntarios como el movimiento, hasta funciones más complejas como el razonamiento lógico y todo el espectro del comportamiento emocional del ser humano.

Existen dos divisiones estructurales del sistema nervioso. El sistema nervioso central o SNC (encéfalo y médula espinal) y el sistema nervioso periférico o SNP (todo el tejido nervioso que se encuentre por fuera del SNC). Funcionalmente, el sistema nervioso periférico se divide en sistema nervioso somático y autónomo, informalmente conocidos como nuestros sistemas voluntario e involuntario, respectivamente.

El flujo de información en el sistema nervioso puede describirse como aferente o eferente. Las vías aferentes llevan información desde los tejidos periféricos hacia el SNC (sensación), mientras que las vías eferentes llevan comandos que permiten respuestas motoras desde el SNC hacia dichos tejidos.

Aquí tienes un paquete de introducción al sistema nervioso a tan solo unos clics.

Date cuenta, en este paquete encontrarás un cuestionario especialmente diseñado para poner a prueba tu conocimiento sobre la neuroanatomía del cuerpo humano. Siéntete libre de repetir este cuestionario cuantas veces quieras, ¡aprende más sobre el sistema nervioso, sus divisiones, estructura, y funciones!

Sistema nervioso central

El sistema nervioso central (SNC) está compuesto por el encéfalo y la médula espinal. El encéfalo se encuentra en la cavidad craneal, mientras que la médula espinal se encuentra dentro de la columna vertebral. Ambos están protegidos por tres capas de meninges (la duramadre, aracnoides y piamadre).

El encéfalo genera comandos dirigidos a tejidos específicos y la médula espinal actúa como el conducto que hace llegar estos comandos a los tejidos periféricos desde el encéfalo por medio del SNP. El encéfalo se divide en cerebro, diencéfalo, cerebelo y tronco encefálico. La médula espinal es continua al tronco encefálico.

Aprende más sobre el sistema nervioso central con nuestro artículo especializado en este tema:

Cerebro y corteza cerebral

El cerebro forma la mayor parte del encéfalo. Se encuentra dentro del cráneo. El cerebro está compuesto por dos hemisferios (izquierdo y derecho) y cinco lóbulos. Todos los lóbulos, excepto uno, obtienen su nombre según el hueso del cráneo sobre el cual se apoyan: frontal, parietal, temporal, occipital y, la excepción que mencionamos, insular. El lóbulo insular se encuentra escondido debajo de los lóbulos frontal, temporal y parietal. “Insula” quiere decir isla; en efecto, la ínsula es una “isla” de materia gris escondida debajo de la superficie del cerebro.

Probablemente podrás encontrar el término “lóbulo límbico” en algún texto, sin embargo, este no es en realidad un lóbulo. Es un grupo funcional de regiones encefálicas interconectadas que juntas controlan las emociones, la memoria y la percepción espacial; por lo tanto, nos referimos a este como sistema límbico”. El cerebro, junto con el hipocampo, la amígdala, el bulbo olfatorio y los ganglios basales componen al telencéfalo.

La capa más superficial del cerebro es la corteza cerebral. Esta es una capa de materia gris que tiene múltiples dobleces (surcos y giros), y puede categorizarse estructuralmente (citoarquitectura de la corteza cerebral) o funcionalmente (áreas de Brodmann). Es hogar de varias áreas como la corteza motora primaria y la corteza somatosensitiva primaria, y son estas dos las que componen al homúnculo.

Las conexiones de materia blanca se extienden entre la materia gris de la corteza cerebral hacia otras partes del mismo hemisferio cerebral (fibras de asociación), hacia el hemisferio opuesto (fibras comisurales) y a estructuras por fuera de la corteza (fibras de proyección).

Estructuras subcorticales

Las estructuras subcorticales son un grupo de diversas estructuras encontradas profundamente dentro del encéfalo. Incluyen al diencéfalo (tálamo, epitálamo, subtálamo e hipotálamo), glándula pituitaria, estructuras del sistema límbico y ganglios basales.

Estas estructuras tienen una gran variedad de funciones, por ejemplo:

  • El hipotálamo y la glándula pituitaria se ven involucrados en la producción de hormonas y su regulación.
  • El sistema límbico (hipocampo, fórnix, amígdala, corteza insular y otros) se ve involucrado en la memoria, el olfato, el comportamiento emocional y el balance fisiológico en general del cuerpo humano (homeostasis).
  • Los ganglios basales son un grupo funcional de núcleos que juntos comprenden una unidad del sistema motor extrapiramidal, modificando su actividad motora.

Tronco encefálico

El tronco encefálico es la porción más caudal del encéfalo. Está compuesto por el mesencéfalo, puente y bulbo raquídeo (médula oblongada). El cerebelo, puente y bulbo raquídeo usualmente se agrupan bajo el nombre de romboencéfalo. La importancia del troncoencefálico está en sus funciones; básicamente funciona como nuestro centro de supervivencia:

  • Contiene todos los núcleos para los pares craneales (excepto el primer y segundo par craneal), siendo el proveedor somático y autónomo del control de la cabeza y el cuello.
  • Contiene los núcleos de la formación reticular.
  • Contiene los núcleos simpáticos y parasimpáticos, proveyendo centros vitales que controlan funciones como respirar, el ritmo cardíaco y los movimientos vasculares.
  • Todas las vías entre la médula espinal y el cerebro/cerebelo, atraviesan el tronco encefálico.

Cerebelo

El cerebelo yace entre el cerebro y la médula del tronco encefálico. Juega un rol importante en regular funciones motoras participando en la planeación, modulación de actividad motora y la coordinación del cuerpo mientras está en movimiento.

Al igual que el cerebro, el cerebelo tiene dos hemisferios (izquierdo y derecho). Se conectan por una masa en la línea media conocida como vermis. También tiene tres lóbulos: anterior, posterior y floculonodular.

La corteza cerebelosa forma la capa exterior del cerebelo y está compuesta por materia gris. Algunas estructuras importantes del cerebelo incluyen sus núcleos emparejados en su materia blanca y los pedúnculos cerebelares.

Médula espinal

La médula espinal se encuentra atravesando la columna vertebral. Es contigua al tronco encefálico, extendiéndose desde el foramen magno del hueso occipital hasta el nivel de las vértebras L1/L2. Esta parte caudal del sistema nervioso central transmite información hacia y desde la periferia al interactuar con el sistema nervioso periférico. Sin embargo, la médula espinal es más que solo un canal entre el cerebro y el cuerpo - también modifica e integra la información que pasa a través de esta y participa en los reflejos.

La médula espinal consiste en 5 grupos segmentados:

  • Médula espinal cervical - 8 segmentos (C1-C8)
  • Médula espinal torácica - 12 segmentos (T1-T12)
  • Médula espinal lumbar - 5 segmentos (L1-L5)
  • Médula espinal sacra - 5 segmentos (S1-S5)
  • Médula espinal coccígea - 1 segmento (Co1)

Al contrario del encéfalo, la capa externa de la médula espinal está formada por materia blanca. Se encuentra dividida en tres cordones (funículos); anterior, lateral y posterior, y contiene vías que viajan entre el cerebro y la periferia. La masa central de la médula espinal tiene materia gris en forma de mariposa que contiene cuerpos celulares neuronales.

Meninges

Las meninges comprenden tres capas membranosas: duramadre, aracnoides y piamadre,que envuelven al cerebro y la médula espinal.

Las meninges protegen las estructuras del SNC, forman separaciones y proveen espacios. Las separaciones creadas por las meninges dividen al cerebro y al cerebelo y separan sus hemisferios (hoz del cerebro, tentorio del cerebelo, hoz del cerebelo, diafragma sellar). Los espacios meníngeos contienen los senos venosos durales y las cisternas llenas de fluido cerebroespinal (líquido cefalorraquídeo, LCR). Estudia la anatomía de las meninges con nuestros recursos de aprendizaje.

Ventrículos y líquido cefalorraquídeo (LCR)

Los ventrículos son cavidades interconectadas que se localizan profundamente en el cerebro. Se encuentran llenas de líquido cefalorraquídeo, el cual funciona para proteger al cerebro y médula espinal, proveer nutrientes y remover desechos. Existen cuatro ventrículos cerebrales:

  • Dos ventrículos laterales - debajo de los hemisferios del cerebro.
  • Tercer ventrículo - entre los dos tálamos.
  • Cuarto ventrículo - localizado sobre el puente y el bulbo raquídeo, por debajo del cerebelo.

El líquido cefalorraquídeo es producido por las células de los plexos coroideos encontrados entre las paredes de estos ventrículos. Luego circula a través de los ventrículos por medio de los forámenes localizados entre ellos. Desde el cuarto ventrículo, el líquido cefalorraquídeo accede a un sistema de cisternas subaracnoideas, fluye a través del espacio subaracnoideo del cerebro y la médula espinal hasta que finalmente es absorbido por el sistema venoso del SNC.

Irrigación del encéfalo

La irrigación del cerebro proviene de dos orígenes principales: la carótida interna y las arterias vertebrales. La carótida interna da forma a la circulación anterior del cerebro, irrigando la porción anterior y media del cerebro. Las arterias vertebrales proveen irrigación para la región posterior del cerebro, tronco encefálico y cerebelo (circulación posterior). Estas dos circulaciones se anastomosan en la base del encéfalo, formando una red vascular conocida como el polígono (círculo) de Williscírculo) de Willis.

La sangre venosa del cerebro es drenada a través de un sistema de venas superficiales y profundas. Las venas cerebrales superficiales drenan la corteza, mientras que las venas profundas drenan las superficies profundas. Ambos grupos eventualmente drenan en los senos venosos durales, que son canales venosos agrandados encontrados en la duramadre. Los senos venosos drenan hacia la vena yugular interna.

Sistema nervioso periférico

El sistema nervioso periférico consiste en 12 pares de nervios craneales, 31 pares de nervios espinales, y todas sus ramas. Los nervios espinales se originan de los segmentos de la médula espinal e inervan al cuerpo. Los nervios craneales se originan del tronco encefálico, inervando predominantemente la región de la cabeza y el cuello. Funcionalmente, el SNP puede dividirse en sistema nervioso somático y sistema nervioso autónomo (simpático y parasimpático).

Pares craneales

Los pares craneales se originan a partir de los núcleos del cerebro. Emergen desde los forámenes y fisuras del cráneo para proveer inervación motora y sensorial a la cabeza y el cuello. Solo el nervio vago desciende por el cuerpo por debajo del nivel del cuello para inervar vísceras abdominales y torácicas.

El orden numérico de estos nervios es del 1 al 12 y se determina según su orden de salida del cráneo (desde rostral hacia caudal).

12 pares craneales
Par craneal 1 Nervio olfatorio (I par craneal)
Par craneal 2 Nervio óptico (II par craneal)
Par craneal 3 Nervio oculomotor o motor ocular común (III par craneal)
Par craneal 4 Nervio troclear o patético (IV par craneal)
Par craneal 5 Nervio trigémino (V par craneal)
Par craneal 6 Nervio abducens o motor ocular externo (VI par craneal)
Par craneal 7 Nervio facial (VII par craneal)
Par craneal 8 Nervio vestibulococlear (VIII par craneal)
Par craneal 9 Nervio glosofaríngeo (IX par craneal)
Par craneal 10 Nervio vago (X par craneal)
Par craneal 11 Nervio accesorio o espinal (XI par craneal)
Par craneal 12 Nervio hipogloso (XII par craneal)

Nervios espinales

Los nervios espinales representan la salida nerviosa desde la médula espinal. Vienen en pares correspondientes a los segmentos de la médula espinal. Existen 31 pares de nervios espinales distribuidos de la siguiente manera: 8 cervicales, 12 torácicos, 5 lumbares, 5 sacros y uno coccígeo.

Los nervios espinales proporcionan una especie de salida mixta de cada parte del sistema nervioso, ya que contienen nervios sensitivos, motores y autónomos. Nacen desde dos raíces: anterior (motora) y posterior (sensitiva). Las raíces se unen y el nervio sale desde la médula espinal a través de los forámenes intervertebrales correspondientes para inervar las diferentes partes del cuerpo. Los nervios espinales inervan los órganos diana directamente, o formando redes nerviosas conocidas como plexos. Algunos plexos importantes son:

Las áreas de la piel inervadas por un nervio espinal son conocidas como dermatomas. Los grupos de músculos inervados por un solo nervio espinal son conocidos como miotomas.

Vías neuronales y tractos medulares

Las vías neuronales se organizan en haces de axones que conectan una porción específica de la materia gris con un tejido. Existen dos tipos de vías: ascendente (aferente, sensorial) y descendente (eferente, motora).

Las vías ascendentes envían información desde los tejidos periféricos y la transmiten al SNC. El SNC interpreta esta información para que el cerebro sepa que está pasando alrededor del cuerpo. Las vías descendentes transmiten información desde el SNC a los tejidos periféricos. Son estas las que definen cómo responderá el cuerpo. Entonces, si sientes que parte de tu piel tiene comezón (aferente), puedes responder rascándote (eferente).

Vías ascendentes

Las vías ascendentes transmiten información sensorial desde el ambiente interno y externo del cuerpo. Las sensaciones de propiocepción y tacto fino son llevadas a cabo mediante las columnas dorsales, las cuales junto con los fascículos mediales longitudinales, forman la vía de la columna dorsal-lemnisco medial (fascículos gracilis y cuneatus).

Las sensaciones de temperatura, tacto y dolor pasan a través de los cordones anterior y lateral de la médula espinal (tractos espinotalámicos, también conocidos como sistema sensitivo anterolateral). El sistema anterolateral también incluye la vía reticuloespinal (percepción del comportamiento) y tectoespinal (espinomesencefálica), inhibiendo y controlando las sensaciones de dolor.

Vías descendentes

Las vías descendentes controlan el movimiento de nuestro cuerpo. Se clasifican en dos grandes grupos: piramidal y extrapiramidal. El sistema motor piramidal (vías corticonuclear y corticoespinal) nace en la corteza motora para controlar movimientos voluntarios de los músculos esqueléticos.

El sistema motor extrapiramidal (rubroespinal, tectoespinal, reticuloespinal y vestibuloespinal) se origina desde los núcleos del tronco encefálico. Al hacer sinapsis en la médula espinal, este sistema controla otros aspectos de la actividad motora, no solo exclusivamente el movimiento; como lo es la coordinación, los movimientos reflejos y la postura corporal.

Aprende sobre la anatomía de los tractos descendentes de la médula espinal aquí.

Neuroanatomía: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!