Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse

Fíbula: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

Fíbula

En este artículo abordaremos la anatomía de la fíbula (también conocida como peroné). La fíbula es un hueso largo y delgado ubicado lateralmente en la pierna. Se encuentra junto a otro hueso largo llamado tibia. Definimos hueso largo como un hueso cuya longitud es su dimensión más notoria.

Tal como otros huesos largos, la fíbula posee un extremo proximal (con una cabeza y un cuello) y un extremo distal. La fíbula y la tibia se ubican paralelamente en la pierna y poseen una longitud similar, sin embargo la fíbula es sustancialmente más delgada que la tibia. Esto nos da una idea acerca de cuánto peso soporta cada uno de los huesos. En otras palabras, la tibia, al ser más gruesa, es la encargada del soporte de las cargas, mientras que la fíbula posee otro rol.

Puntos clave sobre la fíbula
Extremo proximal Vértice
Cabeza de la fíbula – con la carilla articular para el cóndilo lateral de la tibia
Cuello – relacionado hacia posterior con el nervio fibular común
Cuerpo Tres bordes – anterior, interóseo, posterior
Tres caras – medial, lateral, posterior
Extremo distal Maleolo lateral
Punto de inserción ligamentosa
Articulaciones Articulación tibiofibular superior - articulación sinovial plana
Articulación tibiofibular media - sindesmosis mediante la membrana interósea
Articulación tibiofibular inferior - sindesmosis
También participa en la articulación talocrural
Irrigación Arteria fibular
Inervación Extremo proximal – ramo del nervio fibular común para la articulación de la rodilla
Extremo distal - nervio fibular profundo
Periostio - nervios fibulares superficial y profundo

En este artículo estudiaremos sobre la anatomía de la fíbula, su irrigación, inervación, inserciones musculares y ligamentosas, así como correlaciones clínicas.

Contenidos
  1. Extremo proximal
  2. Cuerpo
  3. Extremo distal
  4. Articulaciones
  5. Inserciones musculares
  6. Irrigación e inervación
  7. Correlaciones clínicas
  8. Bibliografía
+ Muestra todo

Extremo proximal

El extremo proximal de la fíbula se caracteriza por una cabeza de forma irregular y un cuello corto. Posee tres segmentos que se proyectan en diferentes direcciones: anterior, posterior y lateral. Una pregunta común de los exámenes de anatomía es ¿Con qué estructura ósea articula la cabeza de la fíbula? Hay un área redondeada y plana en la parte medial de la cabeza de la fíbula conocida como carilla articular de la cabeza de la fíbula. Se articula con una carilla complementaria localizada en la parte inferolateral del cóndilo lateral de la tibia (articulación tibiofibular proximal). La carilla también actúa como punto de inserción del ligamento capsular tibiofibular, el cual rodea la carilla articular de la fíbula.

Existe una saliente que se proyecta superiormente desde la cabeza, conocida como vértice o ápex de la cabeza de la fíbula. Esta proyección apical emerge desde la parte posterolateral de la cabeza. El cuello de la fíbula es una región estrecha ubicada justo por debajo de la cabeza de la fíbula. Otra pregunta que puede aparecer frecuentemente en los exámenes es ¿Qué estructura importante pasa alrededor del cuello de la fíbula? El nervio fibular común (también llamado peroneo común) se ubica posterior y lateral al cuello de la fíbula. Esta relación anatómica tiene consecuencias clínicas ya que un trauma en el cuello fibular podría cursar con déficit neurológico en el área inervada por este nervio.

La función del extremo proximal de la fíbula es proporcionar puntos de inserción para ligamentos de soporte de la articulación de la rodilla, Tenemos como ejemplo el ligamento colateral fibular que emerge desde el vértice de la fíbula y está rodeado por el tendón del bíceps femoral.

Cuerpo

La mayor parte de la fíbula está constituida por el cuerpo. Esta parte del hueso tiene forma prismática triangular y por ende tres bordes (anterior, interóseo y posterior) y tres caras (lateral, medial y posterior). Los bordes corresponden a los márgenes longitudinales paralelos que separan las caras entre sí, y las caras son las superficies ubicadas entre los bordes.

El borde anterior comienza en la cabeza de la fíbula y continúa hacia distal hacia el maleolo lateral, donde se divide en dos crestas que rodean la superficie subcutánea, la cual tiene forma triangular. En la cara medial se ubica el borde interóseo o medial, que es el punto de inserción de la membrana interósea de la pierna que forma parte de la sindesmosis tibiofibular o articulación tibiofibular media. Este tabique fibroso actúa como una barrera entre los músculos extensores y fibulares. Existe también un borde posterior que recorre el aspecto dorsal de la fíbula, y cuya extremidad proximal tiene una forma redondeada. Sin embargo, este borde se hace más prominente hacia distal mientras se acerca al segmento medial del maleolo lateral.

Los bordes interóseo y anterior de la fíbula actúan como límites de la cara medial. Esta cara proporciona un punto de origen para los músculos que realizan la flexión dorsal del pie y la extensión de los dedos (hacer que apunten hacia arriba).

La cara lateral está opuesta a la cara medial, entre los bordes anterior y posterior. La parte proximal de la superficie apunta hacia lateral, pero su trayecto en espiral hace que la última parte de esta cara tenga dirección posterolateral. Debido a este cambio de dirección, la parte distal de la cara lateral es continua con el surco posterior del maleolo lateral. La cara lateral da origen a los músculos fibulares (peroneos).

La cara posterior se encuentra entre los bordes posterior e interóseo. Esta cara es mucho más estrecha hacia proximal (donde los bordes posterior e interóseo están más cercanos) que hacia distal (donde ambos bordes están más alejados entre sí). Esta cara proporciona un punto de origen para los músculos que realizan la flexión plantar y la flexión de los dedos del pie (hacer que los dedos apunten hacia abajo).

Extremo distal

El extremo distal de la fíbula forma el maleolo lateral del miembro inferior, el cual es una proyección ósea palpable y visible en el aspecto lateral del tobillo, que se corresponde con otra proyección ósea ubicada en el aspecto medial llamado maleolo medial, formado por la tibia. El maléolo lateral se extiende en sentido posteroinferior, es redondeado y rugoso en su cara anterior, y posee un amplio surco hacia posterior. La cara lateral está cubierta por la piel (no hay plano muscular en esta región) y la cara medial posee un área triangular que es convexa en sentido vertical. El extremo distal de la fíbula se adelgaza progresivamente en la forma de una proyección que se articula mediante una sindesmosis con el aspecto lateral del talus.

El extremo distal proporciona inserción a numerosos ligamentos que dan soporte a la articulación del tobillo, a saber: los ligamentos tibiofibular posterior, talofibular posterior (el cual se inserta en la fosa maleolar del extremo distal de la fíbula), calcaneofibular y tibiofibular interóseo (medio). Todos ellos tienen inserción en este extremo de la fíbula y participan en la estabilidad de esta articulación.

Articulaciones

La tibia y la fíbula se articulan entre sí a través de tres articulaciones llamadas tibiofibular superior, media e inferior. La articulación tibiofibular superior es una articulación sinovial plana (permite únicamente movimientos de deslizamiento) en la cual participan las carillas articulares ubicadas en el cóndilo tibial medial y en la cabeza de la fíbula. La cápsula articular es gruesa adelante y atrás y se mezcla con las fibras del ligamento anterior de la cabeza de la fíbula, en una estrecha relación anatómica con el tendón del músculo bíceps femoral.

La tibia y la fíbula también se articulan mediante una membrana interósea conformando una sindesmosis (articulación fibrosa ligeramente móvil). Esta membrana está formada por una lámina aponeurótica delgada de fibras oblicuas, y tiene inserción en los bordes interóseos tibial y fibular. Separa los músculos posteriores y los músculos anteriores de la pierna entre sí.

La articulación tibiofibular inferior también es una sindesmosis, ubicada justo sobre la región del tobillo entre la cara medial del extremo distal de la fíbula y la incisura fibular de la tibia, ubicada hacia lateral en su extremo inferior. No existe cápsula articular pero sí ligamentos tibiofibulares anterior y posterior que se extienden entre ambos huesos.

A continuación tienes más información acerca de la tibia, fíbula, rodilla y articulación del tobillo.

Inserciones musculares

¿Cuál es la función de la fíbula? Este hueso proporciona un punto de origen para una serie de músculos que movilizan el pie, sin embargo, solo un músculo se inserta aquí. ¿Qué estructuras se fijan en la fíbula? La tabla siguiente proporciona información acerca de las estructuras que se originan e insertan en la fíbula. Los músculos están listados de proximal a distal y aquellos insertos en la superficie anterior están listados antes de los de la cara posterior.

Inserciones musculares de la cara anterior de la fíbula
Bíceps femoral Se inserta en la cabeza de la fíbula
Extensor largo de los dedos del pie Mitad proximal de la cara medial (y cóndilo lateral del la tibia)
Fibular largo Cabeza de la fíbula, dos tercios proximales de la cara lateral de la fíbula, septos intermusculares.
Extensor largo del hallux Cara medial de la fíbula, membrana interósea
Fibular corto Tercio distal de la cara lateral de la fíbula
Tercer fibular Superficie distal anteromedial de la fíbula
Inserciones musculares de la cara posterior de la fíbula
Sóleo Cabeza de la fíbula, borde posterior de la fíbula (también borde medial y línea del sóleo de la tibia)
Tibial posterior Cara posterior de la fíbula, membrana interósea (y cara posterior de la tibia)
Flexor largo del hallux Cara posterior de la fíbula, membrana interósea

Irrigación e inervación

Una rama de la arteria fibular proporciona al hueso sangre rica en oxígeno. Esta viaja a través de un foramen nutricio ubicado en la cara posterior de la fíbula. Este foramen se ubica a pocos centímetros del punto medio del cuerpo del hueso.

Los nervios que inervan la articulación de la rodilla (un ramo del nervio fibular común) y la articulación del tobillo (nervio fibular profundo) también inervan los extremos proximal y distal del hueso, respectivamente, mientras que los nervios fibular superficial y fibular profundo, que inervan los músculos que toman origen o inserción en la fíbula, también inervan su periostio.

Fíbula: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!