Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Capilares

Video recomendado: Histología de las arterias y venas [20:56]
Características generales de las arterias y venas.

Los capilares, también conocidos como vasos capilares, son pequeñas estructuras que contienen sangre y que conectan las arteriolas con las vénulas. Son la forma más pequeña y abundante de vasos sanguíneos en el sistema circulatorio. Los capilares sanguíneos son lo suficientemente pequeños como para penetrar en los tejidos del cuerpo, permitiendo el intercambio gaseoso entre arterias y venas, el intercambio de nutrientes y productos de desecho entre los tejidos y la sangre.

Esto ocurre a través de un proceso clave del aparato circulatorio conocido como difusión pasiva y la pinocitosis (ingestión de líquido por parte de las células). Los glóbulos blancos también ingresan en los tejidos a través de capilares, jugando un rol clave en las infecciones y la reparación de daños tisulares.

Este artículo revisará la histología y función de los capilares.

Puntos clave sobre los capilares
Definición Los capilares son los vasos sanguíneos más pequeños y abundantes del cuerpo humano
Tipos Continuos, fenestrados y sinusoidales
Función Penetrar los tejidos del cuerpo permitiendo el intercambio gaseoso, de nutrientes y productos de desecho entre los tejidos y la sangre
Contenidos
  1. Estructura de los capilares
  2. Clasificación
    1. Capilares continuos
    2. Capilares fenestrados
    3. Capilares sinusoidales
  3. Bibliografía
+ Muestra todo

Estructura de los capilares

La mayoría de los capilares tienen entre 3 y 4 µm (micrómetros) de diámetro, pero algunos pueden llegar a 40 µm. Están compuestos por una capa fina de células epiteliales y una lámina o capa basal conocida como túnica íntima. Asimismo, presentan una capa incompleta de células que rodea de manera parcial a las células epiteliales, conocida como pericitos. Los pericitos microvasculares regulan la presión sanguínea en los capilares mediante la contracción. Esta función mejora la eficacia del intercambio entre la sangre dentro del capilar y el tejido adyacente. El flujo sanguíneo hacia los capilares está controlado por esfínteres precapilares, bandas de músculo liso que envuelven las metarteriolas.

¿Acaso ya has aprendido sobre la anatomía básica del corazón? Pon tu conocimiento a prueba con nuestros diagramas gratuitos sobre el corazón, nuestros cuestionarios y hojas de trabajo. 

Clasificación

Existen 3 tipos de capilares diferentes en el cuerpo que todo estudiante de anatomía como tú debería conocer. Estos son los capilares continuos, fenestrados y sinusoidales.

Capilares continuos

Tal como su nombre lo indica, los capilares continuos tienen un revestimiento endotelial continuo. Presentan uniones estrechas entre las células endoteliales y hendiduras intercelulares por las que pueden pasar moléculas pequeñas como iones.

Los capilares continuos se encuentran por lo general en el sistema nervioso, así como en el tejido adiposo y muscular. En el tejido nervioso, las células endoteliales continuas conforman la barrera hematoencefálica que limita el movimiento de las células y moléculas grandes entre la sangre y el líquido intersticial que rodea el cerebro.

Capilares fenestrados

Este tipo de capilares se pueden encontrar en tejidos en los que se produce un gran intercambio molecular, como los riñones, las glándulas endocrinas y el intestino delgado. Son especialmente importantes en los glomérulos de los riñones ya que juegan un papel clave en la filtración de la sangre durante la formación de la orina.

Estos capilares tienen pequeñas aberturas en su endotelio que se conocen como fenestraciones, las cuales tienen un diámetro de 80 a 100 nanómetros. Las fenestraciones tienen una membrana permeable, no membranosa, con forma de diafragma, que se encuentra atravesada por fibrillas. Esta disposición permite un movimiento rápido de las macromoléculas dentro y fuera del capilar. Sin embargo, la membrana basal de las células epiteliales de revestimiento permanece intacta en dichas fenestraciones.

Capilares sinusoidales

Los capilares sinusoidales, en ocasiones conocidos como sinusoides o capilares discontinuos, tienen revestimientos endoteliales con múltiples fenestraciones de unos 30 a 40 nanómetros de diámetro. Presentan una lámina basal discontinua o inexistente. Esto permite que las células sanguíneas y las proteínas séricas atraviesen la pared capilar tal como el colador que utilizas en tu cocina.

Los capilares sinusoidales se pueden encontrar principalmente en el hígado, entre las células epiteliales y los hepatocitos. También, pueden encontrarse en los sinusoides del bazo, donde participan en la filtración de la sangre para eliminar antígenos, glóbulos rojos defectuosos y microorganismos. Los capilares sinusoidales también se encuentran en los ganglios linfáticos, la médula ósea y algunas glándulas del sistema endocrino.

Aprende sobre la estructura de los vasos sanguíneos con la siguiente unidad de estudio:

¿Estás listo para poner a prueba tu conocimiento? Encuentra tus puntos débiles con el cuestionario a continuación:

Capilares: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más.

Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver
© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!