Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Glándulas sudoríparas

Video recomendado: Sistema tegumentario [18:44]
Estructuras y capas de la piel.

Las glándulas sudoríparas son glándulas exocrinas que se distribuyen a lo largo de la superficie del cuerpo. Existen dos tipos de glándulas sudoríparas:

  • Las glándulas sudoríparas ecrinas, que se encuentran en todo el cuerpo y secretan un producto líquido que enfría la piel.
  • Las glándulas sudoríparas apocrinas, que se encuentran principalmente en las axilas y en la región perianal, y secretan un producto más viscoso y de olor potente.

Existen varias diferencias histológicas entre estos dos tipos de glándulas, pero comparten una estructura general: ambas constan de una porción secretora y una porción o conducto excretor.

En este artículo estudiaremos la histología y las funciones de las glándulas sudoríparas.

Puntos clave sobre las glándulas sudoríparas
Definición Glándulas exocrinas que producen sudor, localizadas en la dermis de la piel
Tipos Glándulas ecrinas
Glándulas apocrinas
Glándulas ecrinas Glándulas simples en espiral cuya secreción acuosa ayuda a la termorregulación mediante su evaporación desde la superficie del cuerpo
Glándulas apocrinas Glándulas tubulares simples cuya excreción contribuye al olor corporal
Contenidos
  1. Estructura básica
  2. Glándulas sudoríparas ecrinas
    1. Segmento secretor
    2. Segmento canalicular (conducto excretor)
    3. Función
  3. Glándulas sudoríparas apocrinas
    1. Segmento secretor
    2. Segmento canalicular
    3. Funciones
  4. Correlaciones clínicas
    1. Disfunción de las glándulas sudoríparas
    2. Hiperhidrosis
  5. Bibliografía
+ Muestra todo

Estructura básica

En general, las glándulas sudoríparas están compuestas por una porción secretora ubicada en la dermis profunda o en el tejido subcutáneo y un conducto que se continúa desde aquí, a través del cual el producto de la glándula emerge hacia la superficie del cuerpo.

Las unidades secretoras de las glándulas sudoríparas están rodeadas de células mioepiteliales cuya función es ayudar a expulsar el producto glandular. La contracción de estas células es controlada ya sea por hormonas o por acción del sistema nervioso.

Las glándulas sudoríparas se abren en la superficie de la piel o en el caso de las glándulas apocrinas, en folículos pilosos. Estas últimas no deben ser confundidas con las glándulas sebáceas, que si bien también se asocian a folículos pilosos, secretan una sustancia llamada sebo, que ayuda a lubricar y proteger la piel. La porción de la glándula que se abre hacia la piel o hacia el folículo se conoce como acrosiringio. Mientras que las glándulas salivales comparten una estructura básica, las glándulas apocrinas y ecrinas pueden tener numerosas diferencias que revisaremos más adelante en este artículo.

Glándulas sudoríparas ecrinas

Las glándulas ecrinas son glándulas simples en espiral cuya función principal es ayudar a la regulación de la temperatura del cuerpo. Secretan una solución hipotónica conocida como sudor, cuya evaporación ayuda a disminuir la temperatura del cuerpo. Durante la producción del sudor, las glándulas ecrinas reabsorben una cierta cantidad de sodio y agua, razón por la cual el sudor es hipotónico. A través del sudor el cuerpo excreta amoniaco, urea, ácido úrico y cloruro de sodio (sal).

A diferencia de las glándulas apocrinas, las glándulas sudoríparas ecrinas no se encuentran en relación con el folículo piloso, sino que existen como entidades independientes localizadas en la piel de todo el cuerpo, a excepción de los labios y los genitales externos.

Las glándulas ecrinas constan de dos segmentos: secretor y canalicular (conducto excretor)

Segmento secretor

El segmento secretor se ubica en la dermis profunda o en la parte superficial del tejido subcutáneo. Consta de tres tipos de células que descansan sobre la lámina basal: claras, oscuras y mioepiteliales. Las células claras y oscuras son las encargadas de la secreción, mientras que las células mioepiteliales son el elemento contráctil. Dados los diferentes tamaños de estas células, la estructura general recuerda al epitelio seudoestratificado.

  • Las células claras contienen grandes cantidades de glucógeno, abundante retículo endoplasmático liso y mitocondrias, así como un pequeño aparato de Golgi. La función de estas células es producir los electrolitos y el componente acuoso del sudor.
  • Las células oscuras contienen abundante retículo endoplasmático rugoso y un aparato de Golgi bien desarrollado. Esto se debe a que producen las glucoproteínas del sudor. Estos componentes celulares se encuentran dentro de gránulos de secreción que con frecuencia se encuentran agregados dentro del citoplasma apical.
  • Las células mioepiteliales son células contráctiles ubicadas a menudo entre las células claras y oscuras. Poseen filamentos contráctiles y su contracción promueve la excreción rápida del sudor.

Segmento canalicular (conducto excretor)

El segmento canalicular (conducto excretor) es continuo con el segmento secretor y posee un trayecto en espiral que se acentúa a medida que se acerca a la superficie de la piel. Está formado por un epitelio cúbico estratificado que posee dos capas: una profunda, llamada basal o periférica, y luminal o apical, que se encuentra apuntando hacia la luz del conducto. El segmento canalicular no posee células mioepiteliales.

Las células basales poseen un núcleo elipsoideo con un nucléolo prominente y una gran cantidad de ribosomas y mitocondrias. Las células luminales, por otro lado, poseen núcleos más pequeños. Su característica más distintiva es la presencia de una estructura de apariencia vítrea o hialinizada en su citoplasma, que representa tonofilamentos agregados, especialmente dentro del citoplasma apical.

Función

Las glándulas ecrinas son responsables de la regulación de la temperatura corporal a través del sudor. Si la temperatura corporal es muy alta en un momento dado, estas glándulas liberan sudor que luego se evapora, eliminando el calor del cuerpo. Este tipo de sudor fisiológico comienza primero en la piel cabelluda y en la frente, luego en la cara y el resto de la piel. Las últimas zonas que exhiben esta respuesta termorreguladora son las palmas de las manos y las plantas de los pies.

En contraste con esta sudoración termorreguladora, existe también el sudor inducido por estrés. En esta situación, las palmas de las manos, plantas de los pies y axilas son las zonas que comienzan a sudar primero.

Los estímulos nerviosos para ambos tipos de sudoración son diferentes. La sudoración termorreguladora es estimulada por aferencias colinérgicas, mientras que la sudoración por estrés es desencadenada por estímulos adrenérgicos.

Glándulas sudoríparas apocrinas

Las glándulas apocrinas son glándulas sudoríparas tubulares en espiral que están asociadas a los folículos pilosos de la piel. Se encuentran en la piel de la axila, areola, pezones, piel perianal y de los genitales externos.

Estas glándulas secretan una sustancia viscosa y oleosa amarillenta inodora, que al ser procesada por las bacterias en la superficie de la piel, adquiere un olor agrio. Las glándulas sudoríparas apocrinas están bajo el control de las hormonas sexuales y por lo mismo solo se vuelven activas desde la pubertad. En contraste con las glándulas ecrinas, aquí no existe ninguna reabsorción o modificación del producto excretor.

Estas glándulas también constan de un segmento secretor y un conducto excretor.

Segmento secretor

La porción secretora se ubica a menudo en la hipodermis, sin embargo también puede encontrarse en la dermis profunda. Existen algunas características histológicas que permiten diferenciar el segmento secretor de estas glándulas y de las glándulas ecrinas:

  • La porción secretora de las glándulas apocrinas es mucho más ancha que la de las glándulas ecrinas.
  • Las glándulas apocrinas almacenan su secreción en el lumen, a diferencia de las glándulas ecrinas, que como comentamos anteriormente, la almacenan dentro de gránulos de secreción dentro del citoplasma apical de sus células.

El segmento secretor de las glándulas apocrinas está recubierto por epitelio simple formado por un solo tipo celular. Estas células son eosinófilas y presentan una proyección en su región apical. Solía creerse que la separación de esta proyección era el mecanismo de secreción de este tipo de células. Es por esto que la glándula lleva el nombre de apocrina, derivado del término apex, que significa vértice o punta, para sugerir que el desprendimiento de este extremo sería el mecanismo de excreción. Sin embargo, investigaciones recientes han demostrado que esto no es correcto. En realidad, las células envuelven sus productos de secreción en pequeños gránulos que alcanzan el lumen mediante un proceso de exocitosis. Esta modalidad se conoce como secreción merocrina.

Estas células también son ricas en lisosomas, mitocondrias y lipofucsina y presentan un aparato de Golgi prominente, especialmente cuando la fase de secreción está activa.

También es posible encontrar aquí células mioepiteliales dispersas a lo largo del segmento secretor. Su función es colaborar con la excreción al contraerse.

Segmento canalicular

El conducto de las glándulas apocrinas tiene un lumen estrecho con un trayecto relativamente recto hacia el folículo piloso que es donde finalmente se abre. Está cubierto por un epitelio cúbico estratificado que carece de células mioepiteliales.

El epitelio normalmente consta de 2 a 3 capas de células. Las células de la capa luminal (la más cercana al centro del conducto) contienen agregados vítreos que, de manera similar a las glándulas ecrinas, representan tonofilamentos aglomerados.

Funciones

La actividad de las glándulas apocrinas depende de las hormonas sexuales. En otros mamíferos, estas glándulas secretan una gran cantidad de feromonas que afectan el olor característico o la “huella digital química” del animal. Se considera que este olor juega un rol importante en el emparejamiento y el tratamiento que recibe este animal.

A pesar de que la secreción de las glándulas apocrinas también afecta el olor corporal en los humanos, su significancia en el estatus sexual y social de un individuo es considerada rudimentaria o inexistente.

Continúa tu aprendizaje con la unidad de estudio a continuación:

Pon a prueba tu conocimiento con el siguiente cuestionario:

Glándulas sudoríparas: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más.

Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver
© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!