Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Histología de la piel

Como quizás ya has escuchado, la piel es el órgano más grande del cuerpo humano, cubriéndolo desde la cabeza hasta los dedos de los pies. Este órgano constituye aproximadamente del 8 al 20% de la masa corporal y tiene un área total de 1,6 a 1,8 m2 en los adultos. Está compuesto de tres capas principales: la epidermis, la dermis y la hipodermis, las cuales contienen diversas subcapas.

Debido a las variaciones que existen entre persona y persona, el área total de la piel puede variar según la estatura y peso. La superficie total de la piel es un dato que por lo general se utiliza para determinar la dosis de diversos fármacos. Las funciones de la piel son varias pero podemos destacar la protección física, la termorregulación y la sensibilidad.

En este artículo revisaremos la histología de la piel donde podremos estudiar su estructura y sus funciones.

Puntos clave sobre la piel
Definición El órgano más grande del cuerpo humano que cubre y protege a toda la superficie del cuerpo.
Capas de la piel Epidermis, más superficial
Dermis,
capa profunda
Hipodermis
, capa profunda de tejido conectivo y tejido adiposo
Función Protección, termorregulación, detección de estímulos sensitivos
Correlaciones clínicas Descamación desequilibrada, psoriasis, albinismo, melanomas, carcinoma escamocelular
Contenidos
  1. Funciones de la piel
  2. Capas
  3. Epidermis
    1. Tipos de células
    2. Capas de la epidermis
  4. Dermis
    1. Estructura
    2. Tipos de células
    3. Capas de la dermis
  5. Hipodermis
  6. Correlaciones clínicas
    1. Nomenclatura dermatológica
    2. Descamación desequilibrada
    3. Psoriasis
  7. Bibliografía
+ Muestra todo

Funciones de la piel

Sin la piel, los seres humanos seríamos propensos a padecer numerosas patologías como infecciones. La piel es el órgano que actúa como barrera física protectora, limitando la migración de microorganismos y sustancias químicas al interior del cuerpo. Asimismo, juega un papel importante en cuanto a la termorregulación, participando en la regulación del sudor (proceso de evaporación en procesos hipertérmicos). Además, las neuronas que encontramos en la piel reciben información sensitiva que nos permiten interactuar con el medio ambiente. Si no contáramos con la piel, el contenido de agua dentro de las células disminuiría drásticamente debido a que no existiría la capa o membrana que limita la pérdida de agua de las células de la piel que se encuentran expuestas al medio ambiente. También, el tejido subcutáneo se encontraría expuesto a los rayos ultravioleta que entran en la atmósfera de la tierra.

¿Necesitas ayuda para aprender sobre la piel y el sistema tegumentario en general? ¡Consulta nuestros cuestionarios y herramientas gratuitas en PDF sobre el sistema tegumentario!

Capas

Existen tres capas de piel, de superficial a profundo, estas son la epidermis, la dermis y la hipodermis. Cada capa se subdivide en propias subcapas.

Epidermis

La epidermis es la capa más superior de la piel. Yendo de su profundidad a la superficie, está constituida de cinco subcapas:

  • Estrato basal (Capa basal/ estrato germinativo)
  • Estrato espinoso (Capa espinocítica)
  • Estrato granuloso
  • Estrato lúcido
  • Estrato córneo

El estrato basal y espinoso, en conjunto, reciben el nombre de capa de Malpighi. Estos dos junto con el estrato granuloso son regiones de la epidermis metabólicamente activas. El estrato basal se encuentra en una constante mitosis durante toda la vida. Las células hijas ascienden por las capas de la epidermis, experimentando cambios morfológicos a lo largo de su recorrido a la superficie. También, desarrolla crestas y surcos que a su vez, son zonas engrosadas de la piel como las huellas dactilares y huellas de los pies.

La epidermis es indudablemente más gruesa en la piel de las palmas de las manos y las plantas de los pies, cuando las comparamos con otras zonas del cuerpo. Asimismo, no hay glándulas sebáceas ni folículos pilosos en estas, a diferencia de otras zonas del cuerpo donde están presentes. Por esta razón, reciben el nombre de piel glabra, mientras que la piel en las demás zonas del cuerpo, recibe el nombre de piel hirsuta (con pelo). Cabe mencionar que el estrato lúcido está ausente en la piel hirsuta, pero está presente en la piel glabra.

Puntos clave sobre la epidermis
Tipos de células Queratinocitos - células epiteliales escamosas que tienen origen a partir de las células madre basales. Estas maduran en un proceso constante donde viajan desde el estrato basal hasta el estrato córneo.
Melanocitos - sintetizan la melanina que da el color a piel y la protege a la radiación ultravioleta
Células de Langerhans - células presentadoras de oxígeno
Células de Merkel - mecanorreceptores

Capas Estrato basal (germinativo) - células madres en constante mitosis, participa en la regeneración de otras capas
Estrato espinoso - contiene células postmitóticas del estrato basal que contienen fibras de queratina, melanosomas, células de Langerhans
Estrato granuloso - estas células son aplanadas y poligonales que contienen gránulos de queratohialina, cuerpos de Odland.
Estrato lúcido - se presenta solo en la piel de las palmas y plantas; células translúcidas llenas de filamentos de queratina.
Estrato córneo - células muertas, no nucleadas, llenas de filamentos de queratina.

Tipos de células

La epidermis está formada por varios tipos de células. Las células que contienen queratina reciben el nombre de queratinocitos. Son células epiteliales escamosas estratificadas ubicadas en la superficie de la piel que se desprenden a diario. Son la progenie de las células del estrato basal.

En la epidermis también podemos encontrar no queratinocitos maduros incluyendo a los melanocitos (derivados de la cresta neural embrionaria), los linfocitos y las células de Langerhans, las cuales tienen origen de las células dendríticas de la médula ósea. Como ya lo hemos mencionado, los melanocitos sintetizan y almacenan melanina, factor que no solo participa en el color de la piel y el pelo, sino que también provee protección contra la radiación ultravioleta. Estos melanocitos se muestran como células claras en la capa basal con núcleos grandes, redondos y eucromáticos. Es posible que un solo melanocito proporcione melanina a unos 30 queratinocitos debido a su disposición dendrítica.

Las células de Langerhans funcionan como células presentadoras de antígenos. Se encuentran distribuidas a lo largo de todo el estrato espinoso y basal excepto donde se encuentran las glándulas sudoríparas. Estas células pueden ser fácilmente identificadas por la presencia de los gránulos de Birbeck los cuales tienen una forma de barra o de raqueta de tenis. Asimismo, se pueden identificar debido a su citoplasma eucromático y su complejo de Golgi.

En la epidermis también podemos encontrar mecanorreceptores los cuales facilitan la percepción sensitiva. Las células de Merkel son claras, ovoides y pueden presentarse solas o en grupos ubicados en el estrato basal. En la base de estas células se encuentran terminaciones nerviosas libres con forma de discos. Las células de Merkel pueden actuar como mecanorreceptores sensitivos y actualmente se está estudiando la posibilidad de que estas células tengan un rol importante como receptores sensitivos neuroendocrinos.

Capas de la epidermis

La composición histológica de las cinco capas de la epidermis es la siguiente:

Estrato basal

El estrato basal actúa como la región de células madre de la epidermis. Está constituido por una mezcla de epitelio simple cúbico y un epitelio cilíndrico o columnar, el cual se encuentra sobre una membrana basal. Cuando lo comparamos al citoplasma, los núcleos de estas células son grandes, eucromáticos y contienen un evidente nucleolo que otorga la marca basofilia a esta capa de células.

La membrana basal que hemos mencionado, sirve como un punto de límite entre la epidermis y la dermis, es decir, la unión dermo epidérmica (UDE). Las células del estrato basal están ancladas a las células adyacentes a través de desmosomas y a la membrana basal a través de hemidesmosomas. A medida que estas células, con una alta capacidad mitótica, se replican, ascienden por las capas o estratos de la dermis llevando consigo filamentos intermedios de queratina. Solo las células de Merkel se encuentran unidas a los queratinocitos adyacentes a través de desmosomas que se encuentran en este estrato. Las células de Langerhans y los melanocitos no tienen estas conexiones.

Estrato espinoso

La mayoría de las células que ascienden desde el estrato basal para luego estar en el estrato espinoso, son células postmitóticas las cuales están destinadas a convertirse en queratinocitos maduros. Sin embargo, existen pocas células madre en la región basal del estrato espinoso, las cuales contribuyen a la progenie ascendente que repone las células que se desprenden en la capa superficial. En esta región hay aproximadamente entre 4 y 6 capas de células cúbicas o levemente aplanadas quienes se estrechan en el punto de unión con las células adyacentes a través de desmosomas.

La evidente apariencia espinosa de las células en este estrato es debido al proceso que lleva el tejido mientras está siendo preparado histológicamente. Las células se alejan unas de las otras, pero mantienen puntos de unión entre sí. El citoplasma contiene una disposición concéntrica de filamento de queratina que rodea al núcleo y conforman uniones con los desmosomas. Asimismo, en el citoplasma de estas células podemos encontrar melanosomas. Es habitual encontrar células de Langerhans y linfocitos en el estrato espinoso, pero estos son los únicos no queratinocitos que podremos observar histológicamente en este estrato (en condiciones normales).

Estrato granuloso

Durante la migración ascendente desde el estrato espinoso, las células del estrato granuloso adoptan la forma de un polígono plano y conforman de dos a tres capas de células con núcleo picnótico. Debemos recordar que la picnosis es una característica clave de la apoptosis (y de la necrosis) en donde el núcleo se condensa. Posteriormente se produce la cariorrexis (desintegración del núcleo).

Los gránulos de queratohialina se observan como estructuras basófilas densas en el citoplasma. El queratinocito también contiene cuerpos de Odland (o corpúsculos de Odland), los cuales son orgánulos (u organelos) secretores que además se pueden encontrar en los neumocitos tipo II. Estos liberan glicofosfolípidos (hidrofóbicos) en el compartimento intracelular ya que se fusionan con la membrana plasmática del queratinocito. Esta acción favorece la permeabilidad selectiva de la piel, convirtiéndola en una estructura relativamente impermeable. A medida de que los orgánulos celulares se descomponen, los tonofilamentos de queratina interactúan con los gránulos de queratohialina para producir queratina. Por lo general, esta queratina suele ser queratina blanda o flexible de la piel (a diferencia de la queratina dura que encontramos en el cabello y las uñas).

Estrato lúcido

El estrato lúcido es una capa de la epidermis que solo podremos estudiar al ver cortes histológicos de piel glabra (piel de las palmas de las manos y plantas de los pies). Se define como una capa translúcida de células que se encuentra sobre el estrato granuloso y por debajo del estrato córneo. Las células están llenas de filamentos de queratina y no contienen núcleos ni orgánulos.

Estrato córneo

Por último, el estrato córneo es la capa más superficial de la piel. Está específicamente diseñada para poder resistir diferentes lesiones o agresiones repetitivas, con el fin de proporcionar protección a las estructuras más profundas. Este estrato está constituido por 15 a 20 capas de células muertas, que no poseen un núcleo, están llenas de filamentos de queratina blanda y reciben el nombre de escamas (ya que tienen una apariencia aplanada). Cabe destacar que debido a la constante descamación de estas células, su disposición es sobrepuesta, especialmente en los extremos de la célula donde hay un enclavamiento de las células adyacentes. Esto significa que a medida de que las células se descaman en la superficie, son reemplazadas por nuevas células que emergen del estrato basal. Las láminas de glicolípidos que se desprenden de los cuerpos de Odland en el estrato granuloso, llenan los espacios intercelulares que se encuentran en el estrato córneo.

Dermis

Estructura

Debajo de la epidermis podremos encontrar a nuestra otra protagonista en este artículo, la dermis. Esta región de la piel tiene una notable disposición irregular, estando constituida principalmente por tejido conectivo. Se encuentra debajo de la membrana basal del estrato basal. En adultos, aproximadamente el 85% de las fibras de colágeno que proporcionan resistencia a la piel son de colágeno tipo I, mientras que el resto son colágeno tipo III. Además de la presencia de colágeno, la dermis también se caracteriza por estar constituida en parte por fibras elásticas que facilitan la flexibilidad, volviendo a su estado natural después de algún movimiento. Por lo general, el colágeno tipo IV se ubica en la unión dermo epidérmica (UDE), donde envuelven a las células de Schwann, así como al endotelio vascular. Las fibras de colágeno tipo V, VI y VII contribuyen muy poco en la estructura de la dermis.

Tanto el colágeno como la malla elástica se mantienen unidas a través de una mezcla de glicoproteínas, agua y glicosaminoglicanos. La integridad de la red fibrosa varía con la edad e incluso en diversas regiones del cuerpo. Aunque la red de tejido conectivo es lo suficientemente firme para mantener a la piel unida, ésta sigue permitiendo que los apéndices epidérmicos, los vasos sanguíneos, nervios y las estructuras linfáticas atraviesen su estructura.

Puntos clave sobre la dermis
Tipos de células Células permanentes: células musculares (de músculos dérmicos, como el músculo erector del pelo. Células nerviosas (terminaciones nerviosas libres).
Células migratorias: células inmunes (leucocitos, linfocitos)

Matriz extracelular El colágeno tipo I (tipo principal), colágenos tipo III y IV, fibras elásticas

Tipos de células

La dermis también contiene dos tipos generales de células. Podemos encontrar células permanentes, que conforman parte de otras fijaciones de la dermis, o los que se conocen como los anexos de la piel (músculos erectores del pelo, vasos sanguíneos y nervios) y células migratorias (linfocitos y otros leucocitos) que juegan un papel inmunitario importante.

Capas de la dermis

Capa papilar

Existen dos capas bien definidas en la dermis. La más superficial de las dos es la capa papilar. Esta se caracteriza por contener papilas dérmicas, las cuales son proyecciones irregulares elevadas que se entrecruzan con las crestas epidérmicas de la epidermis. En la porción apical, las papilas son romas y pueden separarse en cúspides. Son menos abundantes y mucho más pequeñas en la piel que tiene una tensión mecánica mínima, en comparación con las zonas de la piel más gruesa (como por ejemplo, las palmas de las manos y las plantas de los pies), donde tienen la tendencia de formar líneas paralelas curvas.

El colágeno tipo III, por lo general, se encuentra en toda esta capa (especialmente en las regiones alrededor de los vasos sanguíneos) de la dermis. Los queratinocitos de la capa basal se unen a la matriz fibrosa de la capa papilar a través de conexiones con los hemidesmosomas. Luego, estos hemidesmosomas se unen a las fibras de colágeno de tipo VII mediante filamentos que se encuentran en la membrana basal. El colágeno de tipo VII se encuentra en la profundidad de la dermis (en la capa papilar), por lo tanto, proporciona estabilidad. En general, la capa papilar no solo otorga soporte mecánico a la epidermis, sino que también proporciona un medio de sustento metabólico.

Capa reticular

Debajo de la capa papilar de la dermis encontramos la capa reticular. No hay un límite claro entre ambas capas pero se puede observar que a diferencia de la capa papilar, esta contiene principalmente fibras gruesas de tipo I con un número variable de fibras elásticas. También, podemos ver una importante interacción entre las fibras de tipo I y las fibras de tipo III en ambas capas, incluso llegando a formarse una malla resistente, aunque un poco maleable.

En el año 1861, un anatomista Austriaco conocido como Karl Langer, descubrió las líneas de Langer (las que hoy son ampliamente estudiadas y aceptadas). Estos reparos en la anatomía de la piel se utilizan como punto de referencia en procedimientos quirúrgicos como guías para puntos de incisión. Asimismo, se ha demostrado que al seguir estas líneas en las incisiones, se obtiene un mejor proceso de cicatrización, con cicatrices menos visibles.

Hipodermis

Por último, la dermis se encuentra sobre una capa de tejido conectivo laxo conocida como la hipodermis. Se trata de una fascia superficial de tejido adiposo la cual reduce la fricción entre la dermis y la capa muscular ubicada debajo de la hipodermis. Este tejido adiposo juega un rol de suma importancia en cuanto a los mecanismos de termorregulación, así como la capacidad de dispersar la fuerza que se genera cuando hay un golpe directo.

Existe una significativa variación geográfica en cuanto a la cantidad y distribución del tejido adiposo en esta capa de la piel ya que las personas que viven en climas más fríos por lo general, tienden a tener una mayor cantidad de grasa que las personas que viven en climas más cálidos. Sin embargo, la cantidad de grasa subcutánea que está presente en un individuo es un indicador de las reservas lipídicas de una persona y por ende, está directamente relacionada al consumo de lípidos en la dieta. En esta capa se origina un pequeño fascículo de músculos lisos que reciben el nombre de músculos erectores del pelo que funcionan para conectar la porción profunda del folículo piloso con la dermis ubicada más superficial. La contracción de estos músculos, causada por el frío o miedo extremo, provoca la erección del pelo y la tan conocida “piel de gallina”.

Ya que te has familiarizado con la histología y la estructura de la piel, pon a prueba tu conocimiento con el siguiente cuestionario: 

Histología de la piel: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!