Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse

Cómo aprender anatomía holísticamente

“No se entiende algo hasta que se aprende a hacer de más de una manera” - Marvin Minsky

“¡Por fin, ya acabé con esto!” lo dices con alivio después de haber pasado horas y horas frente a tu escritorio terminando tu sesión de estudio de anatomía. Te duele la cabeza y pareciera que cada vez que cierras los ojos lo único que pasa por tu mente son todos los músculos, vasos y nervios que acabas de estudiar. Ya leíste la información, la entendiste y prácticamente te la grabaste en el cerebro.

Pero cuando intentas recordar todo eso que aprendiste algunos días o semanas después, te das cuenta con horror que tu mente está completamente en blanco. No puedes recordar nada. ¿Acaso todas esas horas y todo ese estrés que dedicaste estudiando no sirvieron de nada?

Aunque esta es una situación bastante común, la buena noticia es que se puede evitar. La clave para memorizar información a largo plazo es el método conocido como aprendizaje holístico. Este consta de una serie de seis pasos altamente efectivos que te ayudarán a mandar el tema que estás estudiando a tus centros de memoria de largo plazo. ¿Te gustaría saber cuáles son estos pasos y cómo puedes comenzar a utilizarlos lo más pronto posible? Sigue leyendo.

Estrategia para aprender anatomía holísticamente
Asociar Implica aprender relacionando y conectando distintas ideas para expandir tu red de conocimiento. En otras palabras, se trata de ligar la información nueva con algo que ya sabes
Adquirir Se trata de buscar la simplicidad, con un gran volumen y a una velocidad rápida, utilizando un método de flujo para tomar notas
Comprender Ocurre intuitivamente con la anatomía - solamente necesitas recordar que es importante ir más allá de este paso en lugar de quedarte hasta este punto
Explorar Significa desarrollar curiosidad sobre lo que aprendiste y empezar a conectar distintos temas con exploraciones profundas, laterales y verticales mediante el uso de metáforas, visceralizaciones y diagramas
Depurar Se refiere a corregir tu comprensión y exploraciones del tema utilizando exámenes, cuestionarios y lecturas adicionales
Aplicar El aprendizaje solo está completo cuando se aplica al estar pensando siempre “¿qué tal si?”
Contenidos
  1. ¿Qué es el aprendizaje holístico?
  2. Estrategia
    1. Fase de adquisición
    2. Fase de comprensión
    3. Fase de exploración
    4. Fase de depuración
    5. Fase de aplicación
    6. Fase de evaluación
  3. Conclusiones principales
  4. Bibliografía
+ Muestra todo

¿Qué es el aprendizaje holístico?

Aunque la repetición es la madre de todo el aprendizaje y resulta extremadamente efectiva, no podemos negar que implica muchísimo tiempo para poder estar revisando la información constantemente. ¿Qué tal si la razón de estos olvidos y esta necesidad de estar repitiendo es debido a un error fundamental en cómo procesamos la información desde un inicio? La verdadera clave para la memorización a largo plazo se relaciona con absorber información en un nivel más profundo, lo que se conoce como aprendizaje holístico.

Sinapsis

El aprendizaje holístico es un enfoque mediante el cual codificas el conocimiento cuando lo exploras y lo expandes aún más. Este enfoque realmente toma en cuenta la forma en cómo se almacena la información en nuestro cerebro y es lo opuesto a la memorización tradicional. Se trata de unir y relacionar distintas ideas y de expandir tu red de conocimiento.

La información no está almacenada en tu cabeza dentro de cajas separadas por temas (una para anatomía, una para matemáticas, otra para biología, etc.), sino que es más bien como un mapa interconectado en donde la anatomía es similar a la comida, la historia se puede parecer a la economía, e incluso las matemáticas se comparan con la literatura.

Red neuronal

Estrategia

Generalmente, los estudiantes utilizan fragmentos del aprendizaje holístico aún sin darse cuenta - responden un examen, aplican la información, hacen algún diagrama. Es bien sabido que estos son los pasos correctos para un aprendizaje significativo. El desafío ahora es conocer cómo usar este enfoque más sistemáticamente y más repetidamente. Esto es exactamente lo que debes de hacer, paso por paso.

Fase de adquisición

Adquirir la información es el primer paso del aprendizaje holístico. Implica transferir el conocimiento de anatomía desde tus fuentes de información hacia tu cerebro. Los libros de anatomía suelen ser muy extensos, es muy raro encontrar libros con menos de mil páginas. Están llenos de muchas palabras y diagramas, y sin embargo mucha de la información es redundante, o por lo menos no todo es conocimiento esencial para el estudiante promedio. Todo esto puede hacer que los libros de texto parezcan muy abrumadores.

¿Necesitas ayuda para estructurar tus estudios? No busques más y echa un vistazo a nuestra Guía de estudio sobre anatomía humana.

Para tener éxito solamente necesitas tener en cuenta estos tres aspectos:

  • Simplicidad
  • Volumen
  • Velocidad

Esencialmente, necesitas simplificar la mayor cantidad de conocimiento posible en el menor tiempo posible. Desgraciadamente no hay una fórmula mágica para acelerar efectivamente este proceso (así es, ¡aléjate de la lectura rápida!). Lo que sí puedes hacer es adoptar un enfoque basado en el método de flujo para tomar notas. Esto involucra utilizar flechas y dibujos que conecten ideas más orgánicamente y de una forma que tenga el mayor sentido para ti.

El resultado es una manera más fluida y un poco menos organizada cuando se compara con el método lineal de tomar apuntes, pero sin embargo aumenta el conocimiento creando jerarquías y muchas conexiones entre distintas ideas, imágenes, referencias y demás. Se adapta al aprendizaje holístico porque refleja acertadamente cómo la información se consolida y se relaciona dentro de tu mente, similar a un mapa mental.

Fase de comprensión

Adquirir todo este conocimiento de anatomía es inútil si no se comprende. Afortunadamente, esta fase ya es bastante intuitiva para ti, además de que la anatomía no es un tema que generalmente requiera de un nivel increíble de comprensión. Por ejemplo, el fémur tiene características y reparos anatómicos muy específicos, el nervio maxilar tiene un curso muy preciso y punto. No necesitas romperte la cabeza. De hecho, ya realizaste este paso automáticamente durante la fase de adquisición.

El problema surge cuando te detienes al terminar la fase de comprensión. Escribes algo de información sobre la aorta, la comprendes, incluso la repites algunas veces y esperas poder recordarla. Por desgracia esto no es suficiente. Puede que nada más sepas algunas características y que esa no es la arteria pulmonar, por ejemplo. Aquí es donde los mejores estudiantes van más allá de su deber y continúan con el proceso de aprendizaje más profundo.

Fase de exploración

Este es el paso en el que el aprendizaje holístico realmente comienza. Se trata de explorar la información previamente adquirida. En esta fase empiezas a enlazar temas, como los caminos que se unen mediante las autopistas. Para hacer más sencillo este paso, debes dejarte llevar por tu curiosidad. En otras palabras, necesitas tener un interés genuino en el tema en lugar de solamente estudiarlo superficialmente. Aquí están los métodos para lograr esto:

  • Exploración profunda - este método te permite adentrarte aún más en el tema y construir bases para el conocimiento específico que quieres aprender. Para propósitos ilustrativos, quedémonos con el ejemplo de la aorta. Para una exploración profunda podrías preguntarte cosas como: “¿por qué se llama aorta (etimología)?, ¿cómo se descubrió esta estructura y quién lo hizo?, ¿por qué tiene ramificaciones tan extensas?, ¿cómo está formada por dentro?”. Estas preguntas son solo algunos ejemplos que te permitirán enlazar diversas materias como fisiología, histología, entre otras. Solo imagina que tienes cinco años otra vez y quieres saber los “cómos” y “porqués” de todo lo que te rodea, es así de simple.
  • Exploración lateral - este método consiste básicamente en conectar el tema con otros aspectos. Por ejemplo, comparar la aorta con otras estructuras médicas. Simplemente pregúntate: “qué otras arterias son similares a esta?, ¿qué la hace especial comparada con otras, ¿qué otros aspectos anatómicos encontró la persona que la descubrió?, ¿por qué es una arteria y no una vena?, ¿qué estructuras son adyacentes a la aorta?”, etc. Todo se trata de encontrar similitudes y diferencias entre características que al principio parecían no tener relación.
  • Exploración vertical - este método gira en torno a relacionar tu tema con otros aspectos de un área completamente diferente a la del tema. Por ejemplo, comparar la aorta con algo de la naturaleza, de la física, de las matemáticas, de la economía, etc. Te puedes preguntar: “¿puedo comparar la aorta con un árbol y con el agua que fluye por sus ramas?, ¿cómo se parece al sistema de tubos de drenaje de mi casa?, ¿se comporta como una manguera?, ¿qué hay de sus capas - a qué me recuerdan?”, etc. La exploración vertical es la más creativa de las tres, ¡así que “toma el toro por los cuernos” y diviértete!

Todo esto te puede sonar obvio, muy infantil o incluso un poco tonto. Sin embargo, la gran mayoría de estudiantes se limitan a almacenar los datos anatómicos en sus cajas mentales de “Anatomía”, y mantienen esta información completamente separada de otras cajas mentales que también contienen información separada, como la de “Fisiología”. Mediante la exploración, consigues integrar la información nueva a tu conocimiento previo, mejorando tu aprendizaje, reduciendo la cantidad de cosas que se te olvidan y haciendo que lo que aprendes sea más accesible en un futuro. ¡Estamos hablando de años!

Ahora ya sabes la importancia de la exploración, pero ¿cómo hacer para realmente unir las ideas? Estos son algunos métodos para que comiences a hacerlo:

  • Metáforas - relacionar dos ideas juntas utilizando palabras como “igual que/parecido a”.
  • Visceralizaciones - compuestas por relaciones de visualizaciones/imágenes y sensaciones/emociones (viscerales).
  • Diagramas - la anatomía está llena de diagramas, ¿pero por qué no simplificarlos y crear los tuyos?

Fase de depuración

Inicialmente, el aprendizaje nunca es 100% correcto. Algunas conexiones y relaciones entre conceptos están destinados a ser imperfectos. Por ejemplo, tu sistema cardiovascular es similar al sistema de tubos de drenaje en tu casa, la diferencia es que el corazón no solamente bombea cuando se necesita que lo haga, como cuando es época de frío y hay que calentar el agua. Por el contrario, bombea constante y regularmente. Cuando te topas con un error, necesitas corregirlo.

Sin embargo, equivocarse no es una sentencia de muerte. Algunos errores son pequeños y nos sirven como advertencia. Los puedes reparar solamente con darte cuenta del error para no repetirlo. Alternativamente, también hay errores fundamentales que son más difíciles de corregir. Para estos errores necesitas volver hasta el inicio, rehacer tus conexiones y relaciones, o inclusive adquirir la información nuevamente.

Con algo de práctica, la fase de depuración puede disminuir dramáticamente, o hasta desaparecer. Conforme más te acostumbres a aprender holísticamente, te darás cuenta que esta fase se vuelve más como la de comprensión - automática y simultánea con la exploración.

¿Buscas una manera divertida de practicar tu conocimiento en anatomía? Dile adiós a los aburridos libros de texto y hola a las herramientas interactivas de aprendizaje de anatomía.

Puedes depurar utilizando dos métodos:

  • Exámenes/cuestionarios - no hay nada mejor para darte cuenta de que aprendiste la información incorrecta que respondiendo exámenes (más detalles adelante).
  • Lectura adicional - conforme más sabes acerca de un tema, más sencillo será para ti detectar discrepancias. Aún mejor, ¡puede ser que ya ni siquiera las tengas en primer lugar!

Fase de aplicación

El aprendizaje se vuelve completo en este punto. Solamente cuando comienzas a aplicar todo el conocimiento de anatomía en el mundo real, puedes realmente decir que ya lo has dominado. Esto es especialmente significativo para los profesionales de la salud. Muchas veces, la anatomía se aprende de una forma meramente descriptiva y con muy pocas aplicaciones clínicas.

A menos que te encuentres en los Estados Unidos (América Occidental - incluyendo también Canadá) - o que aprendas a través de los cursos de anatomía de Kenhub - normalmente no es posible aplicar tus conocimientos durante las etapas preclínicas de tu educación en anatomía.

Por esto, para aprender el tema aún más a profundidad, necesitas aplicarlo tanto como puedas. Por suerte, hacer esto con la anatomía es extremadamente sencillo. Aquí está él cómo:

  • ¿Qué tal si? - Obsesiónate con estas palabras. “¿Qué tal si estoy operando y corto la aorta?, ¿qué tal si un coágulo de sangre obstruye la aorta?, ¿qué tal si aumenta la presión sanguínea de un paciente?”, etc. Solamente tienes que imaginarte en un hospital, imaginar escenarios y hacerte este tipo de preguntas. Qué tal si todo lo que tienes son tus conocimientos, sin libros y sin ayuda.
  • Siempre piensa anatómicamente - piensa en tus acciones durante tu vida cotidiana: “¿Qué pasa cuando como mi desayuno?, ¿qué músculos del miembro inferior actúan cuando entro a la tienda?”, etc. Aprender no tiene que ser aburrido, ¡inténtalo!

La fase de aplicación te pone en contexto y te obliga a conectar muchos temas distintos, ayudándote a ver un panorama completo.

Estudiante

Fase de evaluación

Evaluar el conocimiento es una parte crucial del aprendizaje. Simultáneamente te ayuda a construir los cimientos para un repaso activo y te brinda retroalimentación acerca de qué tan correcto es tu conocimiento, ¡así que ponte a prueba con cada tema! Aquí tienes algunas sugerencias:

  • Cuestionarios de Kenhub - respondiendo diferentes estilos de preguntas, puedes darte cuenta muy fácilmente en dónde está el problema. ¿Identificaste mal la vena en una imagen? Adquirir o depurar se hicieron de forma incorrecta. ¿Te equivocaste en la función o inervación de algún músculo? Regresa a las fases de exploración y aplicación.
  • Autoevaluación - puedes detenerte a pensar sí ya cubriste todos los aspectos al final de cada fase. Esto puede sonar como una pérdida de tiempo, pero con un poco de práctica lo podrás hacer más rápido de lo que crees. El único requisito es la honestidad - de otra manera, a la única persona a quien engañas es a ti.

Naturalmente, no tienes el tiempo para utilizar el aprendizaje holístico para cada pedazo de conocimiento que quieras aprender, sino seguirías estudiando anatomía aún mucho después de graduarte. El tipo de información para el que necesitas utilizar esta técnica, es para los temas críticos y difíciles de aprender. Si alguno de estos temas no queda muy claro, será muy difícil cuando quieras agregar más capas a ese conocimiento previo.

En general, quienes tratan de imitar el método de aprendizaje holístico raramente tienen éxito. Seguir solamente estas 6 fases hace que el aprendizaje sea muy directo. El desafío es cómo seguirlos, y aquí es donde muchos estudiantes se dan por vencidos. Puede ser que parezca largo e ineficiente en un principio, pero si te mantienes firme y no abandonas este método notarás que tus estudios de anatomía se vuelven mucho menos frustrantes.

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!