Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Aparato lagrimal

El aparato lagrimal es un grupo de estructuras lagrimales ubicado en la órbita, cuya función es producir y drenar las lágrimas. Consta de la glándula lagrimal, los conductos excretores de la glándula lagrimal, los conductillos lagrimales, el saco lagrimal, el conducto nasolagrimal y las glándulas de Meibomio.

Las lágrimas tienen un papel importante en la función del ojo. Estas lo protegen de infecciones, lo lubrican durante los movimientos tanto del ojo como del párpado y también aseguran la presencia de un capa fina transparente en la superficie de la conjuntiva. La película lagrimal es crucial para el funcionamiento del ojo como órgano óptico y tampoco se puede pasar por alto el papel emocional de las lágrimas.

El mecanismo por el cual las lágrimas son formadas, distribuidas y drenadas, será discutido en este artículo. Así como la anatomía, función y relaciones anatómicas de los componentes.

Puntos clave sobre el aparato lagrimal
Definición y función Grupo de estructuras lagrimales ubicado en la órbita, cuya función principal es producir y drenar las lágrimas
Partes Glándula lagrimal
Conductos excretores de la glándula lagrimal
Conductillos lagrimales
Saco lagrimal
Conducto nasolagrimal
Glándulas de Meibomio
Irrigación Arteria lagrimal
Inervación Nervio facial
Ramo oftálmico del nervio trigémino
Correlaciones clínicas Quiste de Meibomio/chalazión, ojos secos, obstrucción del conducto nasolagrimal
Contenidos
  1. Anatomía y partes
    1. Glándula lagrimal
    2. Conductillos lagrimales
    3. Saco lagrimal
    4. Conducto nasolagrimal
    5. Glándulas de Meibomio
  2. Vascularización e inervación
  3. Función
    1. Película lagrimal
  4. Correlaciones clínicas
    1. Quiste de Meibomio o chalazión
    2. Ojos secos
    3. Obstrucción del conducto nasolagrimal
  5. Bibliografía
+ Muestra todo

Anatomía y partes

El aparato lagrimal o sistema lagrimal consta de la glándula lagrimal, los conductos excretores de la glándula lagrimal, los conductillos lagrimales, el saco lagrimal, el conducto nasolagrimal y las glándulas de Meibomio

Glándula lagrimal

La glándula lagrimal tiene el tamaño aproximado de una almendra, y se ubica en la fosa lagrimal, ubicada en el borde superior externo del techo de la órbita. La glándula está dividida anatómicamente en dos secciones. Estas son: la pequeña porción palpebral, que se ubica más cerca al ojo; y la porción orbitaria, que forma alrededor de cuatro conductos. Estos conductos luego se unen a los 6 conductos de la porción palpebral, y secretan su contenido en la superficie del ojo. La glándula lagrimal está compuesta por células que producen proteínas y electrolitos, y hacen que el agua siga su curso por ósmosis.

Conductillos lagrimales

Los conductillos lagrimales son pequeños canales que se ubican en cada párpado e inicia en la puncta lacrimalia (o punctum lagrimal), que son pequeñas aberturas donde se drenan las lágrimas de la superficie del ojo. Estos conductillos se dividen en el conducto superior y el conducto inferior que drenan en el saco lagrimal. Estos son revestidos por epitelio escamoso estratificado.

Saco lagrimal

El saco lagrimal es el extremo dilatado superior del conducto nasolagrimal. Se conecta con los conductillos lagrimales cuya función es drenar las lágrimas desde la superficie ocular hacia la cavidad nasal por medio del conducto nasolagrimal. Estos conductillos están revestidos por epitelio columnar pseudoestratificado ciliado con células caliciformes.

Conducto nasolagrimal

El conducto nasolagrimal drena las lágrimas en la nariz y el hueso lagrimal (hueso unguis) colabora en su formación. Las lágrimas son drenadas justo anteroinferiormente al cornete nasal inferior. Este conducto está revestido por epitelio columnar estratificado. La membrana al final del conducto lagrimal (la válvula de Hasner) puede no abrirse al nacer, lo que resulta en la obstrucción del conducto.

Glándulas de Meibomio

Las glándulas de Meibomio son glándulas sebáceas especializadas cuya función principal es secretar lípidos y forma una parte de la película lagrimal. Existen aproximadamente 50 glándulas en el párpado superior y 25 en el párpado inferior. Estas son exprimidas al parpadear y tienen varias funciones que incluyen cerrar herméticamente el párpado y también prevenir el derrame de lágrimas en la mejilla, al mantener las lágrimas entre el borde aceitado del párpado y el globo ocular.

Aprende un poco más sobre estas estructuras en la siguiente unidad de estudio:

Vascularización e inervación

La irrigación de la glándula (porción principal del aparato lagrimal) proviene de la arteria lagrimal (rama de la arteria oftálmica). Su drenaje venoso se realiza a través de la vena oftálmica superior.

La glándula está inervada por el núcleo parasimpático lagrimal del nervio facial (que se origina en el puente). El nervio facial sale del cráneo a través del foramen lacerum al unirse al nervio petroso mayor, eventualmente alcanza el ojo al unirse nuevamente, esta vez con las divisiones lagrimal y cigomática del nervio oftálmico del nervio trigémino (V1). El nervio también hace sinapsis en el ganglio pterigopalatino. La inervación simpática surge del ganglio cervical superior, antes de fusionarse para formar el nervio petroso profundo, que se fusiona con el nervio petroso mayor.

Función

La función del aparato lagrimal es producir lágrimas, conducirlas hacia la superficie del ojo para mantenerlo hidratado y eliminar material de desecho de la superficie ocular.  

Existen tres tipos de lágrimas. Las lágrimas basales normalmente están presentes y mantienen la lubricación y el funcionamiento general del ojo. Existen lágrimas de reflejo, que se generan debido a la irritación del ojo por suciedad. El tercer tipo son las lágrimas/llantos psíquicos, que se forman bajo control emocional. Por lo tanto, las hormonas circulantes también influyen en la producción de lágrimas.

Película lagrimal

La película lagrimal consta de lípidos, agua y mucina. Las mucinas son lípidos y moléculas hidrofílicas largas, y están hechas por células caliciformes que se encuentran dispersas sobre la superficie de la conjuntiva. La película lagrimal es capaz de mantener una capa húmeda, ya que se une al epitelio corneal y conjuntival, que está recubierto con una capa de mucina conocida como glucocáliz.

La película lagrimal funciona para proteger el ojo de las fuerzas de cizallamiento durante los movimientos oculares y el parpadeo, mantiene una capa óptica transparente suave y también protege la superficie del ojo de las agresiones ambientales. La carga negativa de la película lagrimal también funciona para repeler las bacterias cargadas negativamente. Cuando nos sentimos tristes, se produce un gran aumento de la secreción lagrimal, lo que diluye la película lagrimal. Esto da como resultado más lágrimas acuosas que, por lo tanto, fluyen más fácilmente.

Pon a prueba tu conocimiento con el siguiente cuestionario:

Aparato lagrimal : ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!