Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Arteria oftálmica

Video recomendado: Arterias de la cabeza [37:41]
Descripción de las arterias que irrigan la cabeza desde una vista lateral

La arteria oftálmica es una rama de la carótida interna que irriga la órbita y sus estructuras adyacentes. La arteria oftálmica discurre principalmente a través de la cavidad orbitaria, recorriendo a lo largo de su pared medial anteriormente, y nasalmente hacia la cara anterior del globo ocular.

Durante su recorrido, la arteria oftálmica da origen a 10 ramas que irrigan todas las estructuras de la órbita, dos tercios superiores de la nariz, la cavidad nasal, el área frontal de la piel cabelluda, los senos etmoidal y frontal, y algunas porciones de las meninges.

Las ramas terminales de la arteria oftálmica forman extensas anastomosis con ramas de las arterias facial, maxilar y temporal superficial, todas las cuales se originan a partir de la arteria carótida externa. Por lo tanto, la arteria oftálmica y sus ramas establecen una conexión entre los sistemas arteriales carotídeos interno y externo.

Este artículo revisa la anatomía y función de la arteria oftálmica.

Puntos clave sobre la arteria oftálmica
Origen Arteria carótida interna
Ramas Arteria central de la retina, ramas musculares, arterias ciliares posteriores, arteria lagrimal, arteria supraorbitaria, arteria etmoidal posterior, arteria etmoidal anterior, arterias palpebrales mediales
Ramas terminales:
arteria supratroclear, arteria nasal dorsal
Irrigación Todas las estructuras de la órbita, dos tercios superiores de la nariz, cavidad nasal, área frontal de la piel cabelluda, senos etmoidal y frontal, porciones de las meninges
Contenidos
  1. Origen y trayecto
  2. Ramas e irrigación
  3. Correlaciones clínicas
    1. Oclusión de la arteria central de la retina
  4. Bibliografía
+ Muestra todo

Origen y trayecto

La arteria oftálmica se origina, por lo general, como la primera rama principal de la arteria carótida interna, directamente después de surgir del seno carotídeo. Emerge del segmento C6 de la arteria carótida interna, usualmente a nivel del proceso clinoides anterior del hueso esfenoides. Después de un trayecto intracraneal corto, la arteria oftálmica perfora la duramadre y entra en la órbita por medio del conducto óptico del hueso esfenoides, viajando a través del conducto junto por donde pasa también el nervio óptico. Dentro del conducto óptico, la arteria oftálmica comienza su curso estando ubicada inferior y lateralmente al nervio óptico. La arteria luego cruza por encima, o en raras ocasiones, por debajo del nervio óptico de lateral a medial, emitiendo su primera rama.

Conforme emerge del conducto óptico, la arteria oftálmica cursa anteriormente a lo largo de la pared medial de la órbita, pasando entre los músculos oblicuo superior y recto lateral. Durante su trayecto por la órbita, la arteria oftálmica da origen a numerosas ramas antes de dividirse en sus ramas terminales cerca del borde superior medial de la órbita.

Ramas e irrigación

Las ramas de la arteria oftálmica pueden ser muy variables, pero usualmente se cuentan 10 arterias en total: arteria central de la retina, ramas musculares, arterias ciliares posteriores, arteria lagrimal, arteria supraorbitaria, arteria etmoidal posterior, arteria etmoidal anterior, arterias palpebrales mediales, arteria supratroclear y arteria nasal dorsal.

  • Arteria central de la retina: es la primera y más importante rama de la arteria oftálmica, teniendo origen justo antes del lugar donde la arteria oftálmica cruza sobre el nervio óptico. La arteria central de la retina irriga al nervio óptico, así como las 6/7 capas internas de la retina.
  • Ramas musculares: con frecuencia forman los grupos superior e inferior, y acompañan al nervio oculomotor (III par craneal) para irrigar a los músculos extraoculares. Adicionalmente, las ramas musculares dan origen a las arterias ciliares anteriores que irrigan al plexo ciliar, así como a las arterias conjuntivales anteriores que irrigan la conjuntiva.
  • Arterias ciliares posteriores: constan de dos grupos de arterias, las arterias ciliares posteriores largas y cortas. Estas arterias perforan la esclera de la cara posterior del ojo, justo lateral al nervio óptico, e inervan la esclera, coroides y segmento anterior del globo ocular. Las arterias ciliares posteriores largas terminan cerca del limbo esclerocorneal al unirse con el círculo arterial mayor del iris.
  • Arteria lagrimal: es una de las ramas más grandes de la arteria oftálmica. Esta arteria surge justo antes de que la arteria oftálmica entre a la órbita. Pasa anteriormente a lo largo del borde superior del músculo recto lateral, acompañando al nervio lagrimal. La arteria lagrimal irriga principalmente a la glándula lagrimal, pero también contribuye a la irrigación de los párpados, conjuntiva y porciones de la duramadre.
  • Arteria supraorbitaria: se origina después de que la arteria oftálmica cruza por encima del nervio óptico. La arteria supraorbitaria sale de la órbita por medio del foramen supraorbitario, acompañada por el nervio y la vena supraorbitaria. La porción de la arteria supraorbitaria que se encuentra dentro de la órbita irriga a los músculos recto superior y elevador del párpado, mientras que su porción extraorbitaria irriga la piel, músculos y periostio de la frente.
  • Arteria etmoidal posterior: poco después de su origen, esta rama pasa a través del conducto etmoidal posterior y hacia dentro de la fosa craneal anterior. Dentro del cráneo, la arteria etmoidal posterior origina las ramas nasales y meníngeas. Las ramas nasales descienden hacia dentro de la cavidad nasal mediante los forámenes de la lámina cribosa del hueso etmoides, irrigando las celdillas etmoidales posteriores y el tabique nasal. Las ramas meníngeas irrigan la duramadre del tercio medial del piso de la fosa craneal anterior.
  • Arteria etmoidal anterior: pasa a través del foramen etmoidal anterior, acompañada por el nervio nasociliar. Al momento de entrar en la cavidad craneal, la arteria etmoidal anterior da origen a la arteria de la hoz del cerebro, la cual irriga a la hoz del cerebro y la duramadre, y a las ramas nasales. Estas descienden hacia dentro de la cavidad nasal por medio de la lámina cribosa para irrigar a las celdillas etmoidales medias y anteriores, la pared lateral de la cavidad nasal y el tabique nasal.
  • Arterias palpebrales mediales: surgen justo superiores a la tróclea, y usualmente se dividen en las ramas superior e inferior para irrigar a los párpados superior e inferior, respectivamente.
  • Arteria supratroclear: es una de las ramas terminales de la arteria oftálmica. Sale de la órbita y asciende superiormente para irrigar la piel, músculos y periostio de la frente.
  • Arteria nasal dorsal: es la segunda rama terminal de la arteria oftálmica. Durante su trayecto, da origen a numerosas ramas que irrigan al saco nasolagrimal y al dorso de la nariz.

Conoce más acerca de las estructuras vasculares que irrigan al ojo y la órbita con las siguientes unidades de estudio:

¡Evalúa tu conocimiento! Pon a prueba lo que has aprendido y refuerza tu aprendizaje respondiendo nuestro cuestionario.

Arteria oftálmica: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más.

Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver
© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!