Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Músculos del suelo pélvico

El suelo pélvico (piso pélvico) está compuesto principalmente por gruesos músculos esqueléticos en conjunto con ligamentos adyacentes y su fascia profunda. Es un diafragma muscular en forma de cuenco que ayuda a sostener los contenidos viscerales de la pelvis. En este artículo nos enfocaremos principalmente en la musculatura del suelo pélvico y su función en general. Hay muchas preguntas importantes que debemos responder con respecto a este tema:

  • ¿Cuáles son los músculos que forman el suelo pélvico?
  • ¿Qué arterias y nervios nutren a los músculos del suelo pélvico?
  • ¿Qué ocasiona la disfunción del suelo pélvico?
  • ¿Cuál es el mejor ejercicio para el suelo pélvico?

Aquí encontrarás todas las respuestas a estas preguntas, así como información acerca de la anatomía y funciones de los músculos del suelo pélvico.

Puntos clave sobre el suelo pélvico
Definición Diafragma muscular que cierra el estrecho inferior de la pelvis
Funciones Previene el prolapso de los órganos pélvicos;
Parto - sostiene y guía a la parte fetal presente
Ayuda a mantener la continencia (tanto urinaria como fecal)
Estructura Músculo coccígeo
Músculo elevador del ano
Contenidos
  1. Estructura
  2. Musculatura del suelo pélvico
    1. Músculo coccígeo (isquiococcígeo)
    2. Músculo elevador del ano
  3. Vascularización e inervación
  4. Función
  5. Correlaciones clínicas
    1. Prolapso de órganos pélvicos
    2. Ejercicios Kegel
  6. Bibliografía
+ Muestra todo

Antes de continuar con este capítulo recordemos las regiones del cuerpo, para entender como se divide el cuerpo, reconocer la pelvis y así facilitar tu aprendizaje sobre la musculatura del suelo pélvico: 

Estructura

La porción inferior de la pelvis está sellada por un diafragma muscular (también conocido como diafragma pélvico) y una membrana perineal que se conocen como suelo o piso pélvico. Existen dos (en hombres) o tres (en mujeres) aberturas en el suelo pélvico que permiten el paso de los componentes de salida de las vísceras pélvicas. Los músculos del suelo pélvico contribuyen al mantenimiento de la continencia y ayudan a prevenir la salida de los contenidos de la cavidad de la pelvis a través de su estrecho inferior.

Revisa las siguientes unidades de estudio para ampliar tu conocimiento:

Musculatura del suelo pélvico

A los músculos coccígeo y elevador del ano se les refiere colectivamente como músculos del suelo pélvico. Estos forman una capa grande de músculo esquelético que es más gruesa en algunas partes que en otras. Los músculos se insertan a lo largo de las paredes internas de la pelvis menor (pelvis verdadera) en una área condensada de la fascia obturatriz conocida como el arco tendinoso del músculo elevador del ano. Estos músculos pueden subdividirse con base en sus puntos de inserción, así como los órganos pélvicos a los cuales están asociados. Es importante notar que el músculo elevador del ano está formado por los músculos puborrectal, pubococcígeo e iliococcígeo. El músculo coccígeo (también conocido como isquiococcígeo) no es parte del elevador del ano.

La cara pélvica del músculo elevador del ano está separada de los órganos viscerales por medio de su fascia asociada. La cara perineal funciona como las paredes medial y superior de la fosa isquioanal y su receso anterior asociado, respectivamente. Hay tejido conectivo laxo presente entre el borde posterior del músculo y el cóccix. Finalmente, los puntos de salida de los órganos viscerales separan el borde medial de los dos músculos.

Revisa la siguiente unidad de estudio y conoce más sobre estos músculos:

Músculo coccígeo (isquiococcígeo)

El músculo coccígeo (isquiococcígeo) en ocasiones se considera como parte del complejo que forma al elevador de ano y no como un músculo separado. Sin embargo, este músculo en realidad es una estructura separada que se localiza en la porción más posterosuperior de este complejo muscular.

Se trata de una capa de músculo con forma triangular cuyo vértice se inserta en la punta y cara pélvica de la espina ciática, mientras que su base se inserta en la 5° porción sacra y los bordes laterales del cóccix. Las fibras restantes del músculo convergen en la línea media. Este músculo está relacionado anteriormente con la cara pélvica del ligamento sacroespinoso.

Puntos clave sobre el músculo coccígeo
Origen  Espina ciática
Inserción Borde inferior del sacro, cóccix
Acciones  Soporte de las vísceras pélvicas, flexión del cóccix
Inervación  Ramos anteriores de los nervios espinales S4 y S5
Vascularización Arterias vesical inferior, glútea inferior y pudenda

Músculo elevador del ano

El elevador del ano es un músculo complejo que consiste en tres porciones individuales: los músculos iliococcígeo, pubococcígeo y puborrectal.

Puntos clave sobre el músculo elevador del ano
Orígenes Puborrectal: cara posterior de los cuerpos del pubis (también conocido como puboanal)
Pubococcígeo:
cara posterior de los cuerpos del pubis (lateral al puborrectal)
Iliococcígeo:
arco tendinoso de la fascia obturatriz, espina ciática
Inserciones  Puborrectal: ninguna (forma el “cabestrillo puborrectal” posterior al recto)
Pubococcígeo:
ligamento anococcígeo, cóccix, cuerpo perineal y musculatura de la próstata/vagina
Iliococcígeo:
ligamento anococcígeo, cóccix
Inervación Nervio del músculo elevador del ano (S4); el pubococcígeo también recibe inervación de los ramos rectales/perineales inferiores del nervio pudendo (S2-S4)
Vascularización Arterias glútea inferior, vesical inferior y pudenda
Función Estabilidad y soporte de los órganos abdominales y pélvicos; resistencia ante el incremento de presión intraabdominal; apertura y cierre del hiato del músculo elevador del ano

Músculo iliococcígeo

La porción iliococcígea del músculo elevador del ano se encuentra anteroinferior al músculo coccígeo y posterosuperior al pubococcígeo. El músculo se extiende lateralmente hasta el arco tendinoso del músculo elevador del ano. Sus fibras posterolaterales tienen inserciones en la espina ciática (justo de forma inferior y anterior a la inserción del músculo coccígeo), mientras que sus fibras anterolaterales se insertan en el canal obturador. Las fibras de la línea media posterior se insertan en la porción inferior del sacro y el cóccix.

La mayoría de las fibras del iliococcígeo se juntan con las fibras de la mitad contralateral del músculo para formar un rafe de la línea media. El rafe (un surco en donde se unen las dos mitades del músculo) es contínuo con el ligamento anococcígeo y brinda una fuerte inserción posterior para el suelo pélvico

Músculo pubococcígeo

  • El pubococcígeo es la porción intermedia del músculo elevador del ano. Sus fibras anteriores surgen de la cara posterior del arco del pubis y recorren posteriormente en el plano horizontal. Las fibras luego se decusan para unirse con las fibras del lado contralateral para formar un “cabestrillo” alrededor de las porciones distales de los órganos pélvicos. El pubococcígeo puede dividirse con base en las estructuras con las cuales sus fibras se encuentran inmediatamente asociadas: Puboperineal - fibras más internas que viajan adyacentes a la uretra y su esfínter asociado conforme sale del suelo pélvico. En algunas instancias, el músculo se conoce como pubouretral debido a que se asocia con la mitad proximal de la uretra y forma parte del complejo de su esfínter.
  • Puboprostático (hombres) y pubovaginal (mujeres) - otro grupo de fibras musculares que pasa alrededor de la porción inferior de la próstata (hombres) o de la pared posterior de la vagina (mujeres).
  • Puboanal - algunas pocas fibras que cruzan hacia el lado contralateral y se mezclan con las fibras de los músculos rectales longitudinales y su fascia para formar la capa longitudinal conjunta del conducto anal.

Músculo puborrectal

El puborrectal pasa por detrás del recto a lo largo del rafe del músculo elevador del ano como un “cabestrillo muscular” que se curva alrededor de la unión anorrectal. Colectivamente, las divisiones de los músculos pubococcígeo y puborrectal se conocen como músculo pubovisceral.

Domina la anatomía de los músculos del suelo pélvico con nuestros video tutoriales, cuestionarios, diagramas rotulados y artículos.

Vascularización e inervación

La división anterior de la arteria ilíaca interna es la responsable de irrigar al grupo de músculos del elevador del ano con sangre oxigenada y rica en nutrientes. Sus tres ramas terminales (pudenda, glútea inferior y vesical inferior) ingresan y perforan estos músculos para irrigarlos. El drenaje venoso está dado por las venas con los mismos nombres.

Los ramos del plexo sacro contribuyen a la inervación de los músculos del elevador del ano. El nervio pudendo, que se origina de la segunda a cuarta porción sacra de la médula espinal (S2-S4), inerva directamente al músculo pubococcígeo. Los ramos que surgen directamente de la cuarta porción sacra forman el nervio del músculo elevador del ano (S4). Los músculos coccígeo e iliococcígeo están inervados por ramos que se originan directamente de las porciones cuarta y quinta del plexo sacro (S4-S5).

Función

Los músculos del suelo pélvico son principalmente estructuras de soporte. Ayudan a mantener las vísceras pélvicas en su lugar y a prevenir que estas salgan de la pelvis ante la presencia de tensión. Esta función se logra mediante una contracción inconsciente durante el reposo y puede haber contracción consciente en momentos de aumento de presión intraabdominal (vomitar, estornudar, toser, levantar objetos pesados, espiración forzada).

La contracción de los músculos del elevador del ano también brindan una oclusión adicional para los segmentos de salida de las vísceras pélvicas. En otras palabras, los músculos ayudan al mantenimiento de la continencia tanto urinaria como fecal hasta que llegue el momento oportuno para evacuar. El músculo puborrectal es el que mejor demuestra esta función. Hay que recordar que este músculo forma un cabestrillo muscular con forma de U que se curva alrededor de la unión anorrectal. Cuando esta parte del músculo se contrae, tira de la unión anorrectal anteriormente y forma un ángulo de 90 grados entre el recto y el ano. Por lo tanto, la materia fecal no puede fluir libremente desde el recto. Para que puedan ocurrir la micción (orinar) y la defecación, los músculos que forman el elevador del ano deben de estar relajados.

Los músculos del suelo o piso pélvico también ofrecen soporte adicional durante el parto para la parte fetal presente, la parte más cercana a la salida uterina. Mantiene al feto en su lugar mientras que el cuello uterino se dilata y contrae. También ayuda a mantener al feto en el plano anteroposterior de la salida de la pelvis para brindar aún más soporte durante el proceso del parto.

Histológicamente, la mayoría de los músculos del suelo pélvico se componen de fibras musculares de contracción lenta o tipo I. La prevalencia de fibras tipo I es importante debido a la función de los músculos del suelo pélvico mencionada anteriormente. Se debe recordar que las fibras tipo I son ideales para los periodos largos de contracción, mientras que las fibras tipo II son necesarias para la respuesta rápida ante cambios fisiológicos.

Pon a prueba tu conocimiento con el siguiente cuestionario:

Músculos del suelo pélvico: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.
¿Te aburrió la anatomía? Intenta esto

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?