Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Células gliales

El término célula glial (conocido formalmente como neuroglia o células de la neuroglia) era usado tradicionalmente para hacer referencia a las células del sistema nervioso central. En los últimos años, la definición de este término ha sido ampliada para incluir a todas las células no neuronales que se asocian a las neuronas tanto en el sistema nervioso central (SNC) como periférico (SNP).

Estas células tienen la responsabilidad de mantener un equilibrio homeostático, mielinizar las neuronas, ser células de sostén y proteger las neuronas de todo el sistema nervioso.

Las células gliales son más pequeñas, más numerosas, y morfológica y funcionalmente diferentes de las células neuronales. Además, no tienen la capacidad de propagar potenciales de acción. Este artículo estudia la histología las células gliales (o glía) en los sistemas nerviosos central y periférico.

Puntos clave sobre las células gliales
Definición y función Son células de soporte del sistema nervioso, que mantienen un entorno óptimo para el funcionamiento de las neuronas, producen mielina y las protegen
Glía del sistema nervioso central Oligodendrocitos
Astrocitos
Microglía
Células ependimarias
Glía del sistema nervioso periférico Células de Schwann (neurolemocito)
Células satélite
Contenidos
  1. Glía del sistema nervioso central
    1. Oligodendrocitos
    2. Astrocitos
    3. Microglía
    4. Células ependimarias
  2. Glía del sistema nervioso periférico
    1. Células de Schwann
    2. Células satélite
  3. Bibliografía
+ Muestra todo

Glía del sistema nervioso central

También denominada glía central. Existen cuatro tipos de células gliales en el SNC; astrocitos, oligodendrocitos, microglía y células ependimarias. Algunas de estas células pueden ser subdivididas según su embriología.

Oligodendrocitos

Los oligodendrocitos tienen proyecciones citoplasmáticas largas que se extienden desde su soma (cuerpo celular). Sus núcleos son pequeños y están rodeados por un halo de citoplasma, rico en polirribosomas y retículo endoplasmático rugoso. Estas células están distribuidas tanto en la sustancia gris como blanca del sistema nervioso central, pero en mayor cantidad en la sustancia blanca. Esta línea celular puede ser subdividida en oligodendrocitos interfasciculares (entre los axones de mielina) y oligodendrocitos satelitales (adyacente a los cuerpos celulares principalmente en la sustancia gris).

Los oligodendrocitos son los responsables de la producción de mielina. La mielina es una vaina de membrana aislante que envuelve el axón en toda su longitud. Existen regiones a lo largo del axón que permanecen desmielinizadas, conocidas como los nódulos de Ranvier. La vaina de mielina evita la propagación aleatoria de impulsos eléctricos y aumenta la velocidad a la que viajan estos impulsos (proceso conocido como conducción saltatoria). Cuanto mayor es el diámetro de la vaina de mielina, mayor será la velocidad de conducción de la neurona.

Astrocitos

Existen células gliales con forma de estrella de las que se extienden numerosos procesos (pies terminales), estás son conocidas como astrocitos. Los astrocitos se caracterizan por presentar proteínas ácidas fibrilares gliales (GFAP- por sus siglas en inglés) en su citoplasma. Sin embargo, en el cerebro fetal y en la sustancia gris del adulto, los astrocitos presentan muy poca GFAP en su citoplasma.

La gran ramificación que presentan estas células les permite estar en contacto con el soma, las dendritas y axones de muchas neuronas. Los pies terminales de los astrocitos son una parte importante de la barrera entre el SNC y el tejido no neuronal (barrera hematoencefálica). Formando la membrana limitante neuroglial en la superficie visceral de la piamadre, al unir múltiples capas de pies terminales. Estas proyecciones también cubren los vasos del sistema nervioso central (pies perivasculares).

Tipos

Los astrocitos pueden dividirse en los subtipos protoplasmático y fibroso. Los astrocitos protoplasmáticos se ubican en la materia gris. Estos tienen numerosas ramas que se envuelven alrededor de los segmentos terminales de los axones y dendritas. Tienen moléculas especializadas transportadoras de neurotransmisores que ayudan a terminar los potenciales de acción al absorber los neurotransmisores. También expresan muchos canales de potasio que pueden limitar la diseminación de impulsos eléctricos hacia las neuronas adyacentes dentro de un haz de axones. Los astrocitos fibrosos por su parte se encuentran más comúnmente en la sustancia blanca y están orientados longitudinalmente dentro del plano de los haces de fibras de la misma. Se muestran fibrosos debido a la gran cantidad de GFAP que se encuentra en su citoplasma. Si se encuentran grandes cantidades de GFAP en los astrocitos protoplasmáticos, podría ser el resultado de alguna lesión.

Existen otros tipos de astrocitos. Estos incluyen los pituicitos de la neurohipófisis (hipófisis posterior), las células envolventes olfatorias de los nervios olfatorios y bulbos, y las células de Müller de la retina. Los astrocitos son células de soporte metabólico y estructural que mantienen la homeostasis iónica en el líquido extracelular y liberan factores de crecimiento para promover el crecimiento neuronal. Además, los pies terminales forman la membrana limitante neuroglial, que reviste la cara parietal del encéfalo y la médula espinal en su interfaz con la piamadre. Esto limita la comunicación entre el SNC y otros tejidos. Los pies terminales de los astrocitos también promueven que las células epiteliales subyacentes formen uniones estrechas de forma generalizada las cuales limitan significativamente el paso de ciertos solutos al SNC (permeabilidad selectiva).

Microglía

La población de células microgliales representa aproximadamente el 5% del tejido glial. Estas células son pequeñas, sus núcleos son alargados y sus citoplasmas son escasos.

Las células se encuentran tanto en la sustancia blanca como gris. Se originan de la línea celular de monocitos (macrófagos especializados derivados de las células precursoras mieloides) y actúan como células inmunitarias efectoras del SNC. En individuos saludables, son consideradas como inactivas.

Células ependimarias

Las células ependimarias pueden ser células epiteliales cúbicas o cilíndricas bajas que cubren al sistema ventricular encefálico. Además, se clasifican como células epiteliales coroideas, ependimocitos o tanicitos.

  • Las células epiteliales coroideas tienen invaginaciones basales (adyacentes a la membrana basal) y microvellosidades apicales. Participan en la regulación del contenido químico del líquido cefalorraquídeo (LCR).
  • Los ependimocitos son los más abundantes de las tres líneas celulares ependimarias. Las superficies apicales también contienen microvellosidades, mientras que sus bases tienen extensiones citoplasmáticas que se integran con los pies terminales de los astrocitos. Estas células se encuentran por todo el sistema ventricular y permiten la comunicación entre el LCR y el tejido nervioso circundante.
  • Los tanicitos son más prominentes a lo largo del piso del tercer ventrículo (en el hipotálamo). Sus largos procesos basales que se extienden desde la superficie basal terminan en los vasos y la piamadre.

Glía del sistema nervioso periférico

También denominada neuroglía periférica. Los dos tipos celulares principales en el sistema nervioso periférico son las células de Schwann (neurolemocitos) y las células satélite. Estas células son homólogas a los oligodendrocitos y astrocitos del sistema nervioso central, con diferencias muy sutiles.

Células de Schwann

Las células de Schwann son análogas a los oligodendrocitos del sistema nervioso central. Son tubulares con núcleos aplanados. Están íntimamente envueltas alrededor de los axones de neuronas en el sistema nervioso periférico. Una de las diferencias entre los oligodendrocitos y las células de Schwann es que los oligodendrocitos pueden mielinizar múltiples neuronas al mismo tiempo, mientras que un célula de Schwann solo mieliniza una neurona. El axón pasa a través del citoplasma de la célula de Schwann y se mantiene en su lugar por el mesaxón (doble capa de membrana de superficie). Como en el caso del sistema nervioso central, las células de Schwann dejan pequeños espacios entre los haces de mielina a lo largo del axón llamados nódulos de Ranvier.

Las fibras nerviosas con diámetros más grandes tienen capas más gruesas de mielina rodeando su axón. Las neuronas de diámetro pequeño permanecen amielínicas. El grado de mielinización es usado para clasificar las fibras nerviosas en diferentes subtipos. Existen fibras de tipo A que son las más gruesas, con la mayor velocidad de conducción. Las fibras de tipo C son las más finas y son amielínicas, las fibras tipo B oscilan entre los tipos A y C en cuanto a diámetro y mielinización.

Células satélite

Las células satélite están ubicadas tanto en el sistema nervioso central como periférico. Mientras su función exacta es desconocida, se encuentran alrededor del soma de las neuronas en el sistema nervioso central y en los ganglios del sistema nervioso periférico.

Células gliales: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!