Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse

Médula espinal: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

Médula espinal

Médula espinal (vista lateral izquierda)

¿Has estado en esa situación en la que olvidas que pusiste el teléfono en tu bolsillo de atrás y cuando te sientas escuchas un crujido? Probablemente te congelas por un momento y piensas, "Oh espero que haya sido mi columna".

Bueno, incluso aunque una pantalla quebrada pueda costar casi lo mismo que un rinón en el mercado negro, te garantizamos que no hay nada que valga más que una médula espinal completa y sana. La función de la médula espinal refleja la importancia de su anatomía. Es esencial para conducir impulsos nerviosos entre el cerebro y el cuerpo, así como generar reflejos que hacen nuestro día a día más fácil.

Este artículo se enfocará en la anatomía de la médula espinal y te proporcionará una idea de por qué esta estructura que parece un cable amarillo es esencial para el funcionamiento normal de nuestro cuerpo.

Puntos clave sobre la médula espinal
Definición y función Una parte del sistema nervioso central ubicada en el canal espinal que transmite la información entre el cerebro y la periferia
Estructura y segmentos Compuesta por una capa externa de sustancia blanca, con la sustancia gris ubicada centralmente
A través de su longitud, consta de los segmentos cervical, torácico, lumbar, sacro y coccígeo
Nervios espinales 31 pares de nervios que emergen de los segmentos de la médula espinal para inervar las estructuras del cuerpo; 8 pares de nervios espinales cervicales, 12 torácicos, 5 lumbares, 5 sacros y 1 coccígeo
Contenidos
  1. Anatomía
    1. Sección transversal
    2. Meninges espinales
    3. Arterias y venas
  2. Tractos
  3. Nervios espinales
  4. Reflejos medulares
  5. Bibliografía
+ Muestra todo

Anatomía

La médula espinal forma parte del sistema nervioso central (SNC). Se encuentra dentro del conducto vertebral de la columna vertebral. Durante el desarrollo, existe una desproporción entre el crecimiento de la médula espinal y la columna. La médula espinal finaliza su crecimiento a los 4 años de edad, mientras que la columna vertebral termina de crecer a los 14-18 años de edad. Esta es la razón por la cual, en los adultos, la médula espinal ocupa solo dos tercios del conducto vertebral.

La médula espinal es una continuación del tronco encefálico. Se extiende desde el foramen magno en la base del cráneo hasta la vértebra L1/L2 donde termina como el cono medular. Un hilo delgado llamado filum terminal se extiende desde la punta del cono medular hacia la 1ra vértebra coccígea (Co1) y fija la médula espinal en su lugar.

A través de su longitud, la médula espinal muestra dos ampliaciones bien definidas para acomodar la inervación de las extremidades superiores e inferiores; una a nivel cervical (extremidades superiores) y una a nivel lumbosacro (extremidades inferiores).

Así como la columna vertebral, la médula espinal se divide en segmentos: cervical, torácico, lumbar, sacro y coccígeo. Cada segmento proporciona varios pares de nervios espinales que salen del conducto vertebral a través de los forámenes intervertebrales. Existen 8 pares de nervios espinales cervicales, 12 torácicos, 5 lumbares, 5 sacros y 1 coccígeo (total de 31 pares).

Sección transversal

La médula espinal está compuesta por sustancias gris y blanca tal como otras partes del SNC. Muestra cuatro superficies: anterior, posterior y dos laterales. Estas superficies presentan fisuras (anterior) y surcos (anterolateral, posterolateral y posterior).

La sustancia gris es la parte central de la médula espinal con forma de mariposa y comprende los cuerpos de las neuronas. Muestra las astas anteriores, laterales y posteriores. La sustancia blanca rodea a la sustancia gris y está formada por axones de las neuronas. Contiene vías que conectan el cerebro con el resto del cuerpo.

Fortalece tu conocimiento sobre las estructuras de la médula espinal con nuestros materiales de estudio interactivos.

Meninges espinales

La médula espinal y las raíces de los nervios espinales están envueltos por tres capas llamadas meninges. La más externa es la duramadre, debajo de esa se encuentra la aracnoides y la más profunda es la piamadre. La duramadre tiene dos capas (periosteal y meníngea), entre las cuales está el espacio epidural. Entre la aracnoides y la piamadre está el espacio subaracnoideo, donde se encuentra el líquido cefalorraquídeo.

Arterias y venas

La médula espinal está irrigada por ramas de las arterias vertebral y segmentarias.

La arteria vertebral da lugar a las arterias espinales anterior y posterior. Las arterias segmentarias, así como la cervical profunda, cervical ascendente e intercostal posterior, dan lugar a 31 pares de ramas arteriales radiculares que irrigan las raíces de los nervios espinales.

Venas con los mismos nombres acompañan a las arterias. Las venas espinales anterior y posterior drenan en las venas radiculares, que luego vacían su contenido en el plexo venoso vertebral (interno y externo). Esta red eventualmente drena en las venas vertebral (cuello) y segmentar (tronco). La vascularización siempre es una parte imprescindible de cualquier unidad de estudio de anatomía.

Tractos

Las vías neuronales de la médula espinal se encuentran en la sustancia blanca de la médula espinal. A cada lado, la sustancia blanca se divide en tres cordones: anterior, lateral y posterior.

Los tractos ascendentes transmiten información desde la periferia hacia el cerebro. Por otro lado, los tractos descendentes llevan información desde el cerebro hacia la periferia. La médula espinal es más que un conducto, ya que también modifica e integra la información que pasa a través de ella.

Puntos clave sobre los tractos de la médula espinal
Cordón anterior Tracto ascendente:
Tracto espinotalámico anterior
Tractos descendentes
:
Tracto corticoespinal anterior
Tracto vestibuloespinal
Tracto tectoespinal
Tracto reticuloespinal
Cordón latera Tractos ascendentes:
Tracto espinocerebeloso posterior
Tracto espinocerebeloso anterior
Tracto espinotalámico lateral
Tracto espinotectal
Tracto posterolateral de Lissauer
Tracto espinoreticular
Tracto espino-olivar
Tractos descendentes
:
Tracto corticoespinal lateral
Tracto rubroespinal
Tracto reticuloespinal lateral
Tractos autónomos descendentes
Tracto olivoespinal
Cordón posterior Tractos ascendentes :
Fascículo grácil de Gol
Fascículo cuneiforme de Burdach

Nervios espinales

Los nervios espinales están agrupados como cervical (C1-C8), torácico (T1-T12), lumbar (L1-L5), sacro (S1-S5) y coccígeo (Co1), dependiendo de cuál es el segmento de la médula espinal del que salen.

La segmentación de la médula espinal corresponde al periodo intrauterino, donde la médula espinal ocupa el conducto vertebral completamente. Por esta razón, en la vida adulta en la que la columna vertebral es más larga que la médula, cada segmento de la médula espinal se localiza más arriba que su vértebra correspondiente. Estas diferencias se vuelven más obvias distalmente hacia los segmentos lumbar y sacro, por ejemplo el segmento de la médula espinal L5 está a nivel de la vértebra L1.

Los nervios espinales, sin embargo, salen de la columna vertebral a nivel de sus vértebras numeradas correspondientes. Los nervios espinales cervicales salen a través de los forámenes intervertebrales directamente por arriba de sus vértebras correspondientes, mientras que los nervios espinales lumbares y sacros salen directamente por debajo.

Para que los nervios espinales más distales salgan, estos deben primero descender a través del conducto vertebral. Como los nervios espinales lumbares y sacros son los más alejados de sus forámenes intervertebrales, también son los más largos. Mientras descienden hacia su correspondiente foramen intervertebral, los nervios espinales lumbosacros forman un haz llamado cola de caballo.

Cada nervio espinal tiene una raíz anterior y otra posterior. Las raíces anteriores transmiten información motora, se originan desde las astas anteriores de sustancia gris y salen de la médula espinal a través del surco anterolateral. Las raíces posteriores transmiten información sensitiva y tienen ganglios sensitivos adjuntos a ellas. Se originan desde las astas posteriores de sustancia gris y salen a través del surco posterolateral de la médula espinal.

Las raíces anteriores y posteriores emergen inmediatamente antes del foramen intervertebral, y forman el tronco del nervio espinal. El tronco es bastante corto y antes de salir de la columna vertebral se divide en cuatro ramos: ramo anterior, ramo posterior, ramo comunicante y ramo meníngeo.

Reflejos medulares

Una gran parte de la función de la médula espinal se encuentra bajo la influencia del cerebro y sus funciones para retransmitir la información desde y hacia la periferia. Pero existen muchos reflejos que son generados en la médula espinal directamente, independientes del cerebro. Los reflejos espinales pueden ser tanto monosinápticos como polisinápticos.

Los reflejos monosinápticos funcionan con solo dos neuronas que participan en el arco reflejo, una sensitiva y una motora. La neurona de primer orden (sensitiva) está en el ganglio espinal, mientras que la neurona de segundo orden (motora) se encuentra en el asta anterior de la médula espinal. La neurona sensitiva recibe impulsos desde el músculo y envía esta información a la neurona motora que inerva al mismo músculo. La neurona motora entonces causa la contracción del músculo inervado. Un ejemplo de reflejo monosináptico es el reflejo de estiramiento.

Los reflejos polisinápticos, por otro lado, tienen la participación de múltiples neuronas. Además de una neurona sensitiva y una motora, también hay una o más interneuronas entre ellas haciendo esta comunicación indirecta. Son más complejos que los reflejos monosinápticos ya que involucran grupos musculares en lugar de un único músculo. Un ejemplo es el reflejo de retirada.

Domina este tema tan interesante con los siguientes artículos, y después responde a nuestro cuestionario personalizable diseñado especialmente para poner a prueba tu conocimiento sobre la anatomía, irrigación, inervación y funciones de la médula espinal.

Médula espinal: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!