Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Médula espinal

La médula espinal es una parte del sistema nervioso central localizada dentro del conducto vertebral. Se extiende desde el foramen magno hasta el nivel de la primera o segunda vértebras lumbares. Su anatomía refleja su función: conducir impulsos nerviosos entre el encéfalo y los demás órganos y tejidos del cuerpo. La médula es además el centro de los reflejos espinales.

Este artículo estudia la anatomía de la médula espinal, incluyendo sus envolturas meníngeas y sus tractos de sustancia blanca, su relación con los nervios espinales y su papel en los reflejos espinales.

Puntos clave sobre la médula espinal
Definición  Parte del  sistema nervioso central localizada en el  interior del  conducto vertebral
Función Conducir impulsos nerviosos entre el cerebro y los demás órganos del cuerpo
Promover los reflejos espinales
Estructura Superficie externa: fisura media anterior, surco medio posterior, surcos anterolaterales y surcos posterolaterales

Estructura interna:

Sustancia gris: astas anterior, posterior e lateral
Sustancia blanca: cordones anterior, lateral y posterior
Vascularización: Irrigación:
Arteria espinal anterior, arterias espinales posteriores, arterias segmentarias y radiculares (arteria radicular más prominente: arteria radicular magna o arteria de Adamkiewicz).

Drenaje venoso:

Venas espinales anteriores y posteriores: plexo venoso vertebral interno (drena hacia los senos venosos durales) y plexo venoso vertebral externo (drena hacia las venas intercostales y sistema ácigos)
Nervios espinales 31 pares de nervios que surgen de la médula espinal para inervar las estructuras del cuerpo y conformar el sistema nervioso periférico - 8 pares de nervios cervicales
12 pares de nervios torácicos
5 pares de nervios lumbares
5 pares de nervios sacros
1 par de nervios coccígeos
Contenidos
  1. Anatomía
    1. Visión general
    2. Estructura externa
    3. Estructura interna y tractos de sustancia blanca
  2. Meninges de la médula espinal
  3. Vascularización
    1. Irrigación
    2. Drenaje venoso
  4. Nervios espinales
  5. Reflejos medulares
  6. Bibliografía
+ Muestra todo

Revisa el siguiente video para entender la relación de la médula espinal y los nervios espinales con la columna vertebral: 

Anatomía

Visión general

La médula espinal forma parte del sistema nervioso central junto con el encéfalo. Es la continuación caudal del tronco encefálico y se encuentra en el interior del conducto vertebral, un conducto óseo formado por los elementos posteriores y los cuerpos de las vértebras cervicales, torácicas y lumbares.

Así como la columna vertebral, la médula espinal se divide en segmentos: cervical, torácico, lumbar, sacro y coccígeo. Cada segmento de la médula da lugar a varios pares de nervios espinales, que salen del canal vertebral a través de los forámenes intervertebrales. Existen 8 pares de nervios espinales cervicales, 12 torácicos, 5 lumbares, 5 sacros y 1 coccígeo, totalizando 31 pares.

Existen dos intumescencias o dilataciones de la médula espinal, una a nivel cervical (intumescencia cervical, C3-T2) y otra a nivel lumbosacro (intumescencia lumbosacra, L1-S3). Esas regiones son más prominentes por acomodar fibras nerviosas relacionadas a la inervación de los miembros superiores e inferiores, respectivamente.

La porción terminal de la médula espinal tiene forma de un cono con el vértice hacia abajo, siendo por este motivo denominado cono medular. Un fino cordón de tejido conectivo que es continuación de la piamadre,​ se extiende desde la extremidad del cono medular hasta el nivel de la segunda vértebra sacra​​ (S2) . Este cordón es conocido como filum terminal interno. La duramadre se proyecta caudalmente desde este nivel hasta la primera vértebra coccígea o Co1, conformando lo que conocemos como filum terminal externo o ligamento coccígeo, que ancla la médula espinal a la columna vertebral.

Estructura externa

La superficie externa de la médula espinal se divide en cuatro caras: una anterior o ventral, una posterior o dorsal y dos caras laterales (derecha e izquierda). En cada una de esas caras es posible identificar surcos o fisuras, que sirven como referencia anatómica.

Un surco profundo, llamado fisura media anterior, pasa por la cara ventral de la médula espinal a lo largo de toda su extensión. Existe un surco igual en la superficie dorsal de la médula, conocido como surco medio posterior, que es menos profundo. También existen dos surcos anterolaterales, que se ubican lateralmente a la fisura media anterior, uno a la derecha y otro a la izquierda. Estos surcos marcan el lugar de salida de las raíces ventrales de los nervios espinales. En la unión de la cara posterior con las caras laterales de la médula espinal hay surcos correspondientes, denominados surcos posterolaterales, que marcan la entrada de las raíces dorsales de los nervios espinales.

Fortalece tu conocimiento sobre las estructuras de la médula espinal con nuestros materiales de estudio interactivos.

Estructura interna y tractos de sustancia blanca

Así como el resto del sistema nervioso central, la médula espinal posee dos componentes principales: la sustancia gris, que contiene principalmente los cuerpos de las neuronas y la sustancia blanca, que contiene principalmente a los axones. 

Mientras que en el encéfalo la sustancia gris está distribuida principalmente en la periferia, formando la corteza cerebral, en la médula espinal es lo contrario: la sustancia gris se encuentra en la parte más central. Esa sustancia gris central posee una configuración diferente, con una forma parecida al de una letra “H”, o como una mariposa según otros autores.

La porción más anterior o ventral, de cada una de las “alas de mariposa” representa el asta anterior y contiene los cuerpos de las neuronas motoras. Las fibras nerviosas aferentes de las raíces dorsales de los nervios espinales entran en la médula espinal por el surco posterolateral y alcanzan el asta posterior, que tiene función principalmente sensitiva. Entre los niveles T1 y L3 existe un asta lateral (asta intermedia lateral), ubicada entre las astas anterior y posterior, que contiene las neuronas del sistema nervioso simpático.

En el centro de la sustancia gris medular existe una conducto central que contiene líquido cefalorraquídeo. Este conducto se extiende a lo largo de toda la médula espinal y cranealmente se comunica con la cavidad del cuarto ventrículo.

La sustancia blanca de la médula espinal se encuentra alrededor de la sustancia gris, delimitándola. Esta se divide en tres cordones: anterior, lateral y posterior.

Cada uno de los cordones de la médula espinal contiene tractos ascendentes y/o descendentes de sustancia blanca, que son las vías de transmisión de los impulsos nerviosos entre el cerebro y los demás órganos y tejidos.

Puntos clave sobre los tractos de la médula espinal
Cordón anterior Tracto ascendente:
Tracto espinotalámico anterior
Tractos descendentes
:
Tracto corticoespinal anterior
Tracto vestibuloespinal
Tracto tectoespinal
Tracto reticuloespinal
Cordón lateral Tractos ascendentes:
Tracto espinocerebeloso posterior
Tracto espinocerebeloso anterior
Tracto espinotalámico lateral
Tracto espinotectal
Tracto posterolateral de Lissauer
Tracto espinoreticular
Tracto espino-olivar
Tractos descendentes
:
Tracto corticoespinal lateral
Tracto rubroespinal
Tracto reticuloespinal lateral
Tractos autónomos descendentes
Tracto olivoespinal
Cordón posterior Tractos ascendentes :
Fascículo grácil de Gol
Fascículo cuneiforme de Burdach

Meninges de la médula espinal

La médula espinal y las raíces de los nervios espinales están revestidas por tres capas meníngeas, que determinan la existencia de espacios o compartimentos entre ellas.

  • La capa más interna es la piamadre, que se encuentra firmemente adherida a la superficie de la médula espinal. 
  • La capa intermedia es denominada aracnoides. Entre la piamadre y la aracnoides existe un espacio lleno de líquido cefalorraquídeo (LCR), conocido como espacio subaracnoideo. El espacio subaracnoideo de la médula espinal se continúa con el del encéfalo, permitiendo que el LCR circule entre los dos compartimentos. 
  • La capa meníngea más externa es la duramadre. El espacio virtual ubicado entre la aracnoides y la duramadre se denomina espacio subdural.

Externamente a la duramadre, entre esta meninge y la superficie interna del conducto vertebral, hay un espacio conocido como espacio epidural o peridural. Es en este lugar que se realiza la aplicación de anestesia epidural, muy utilizada durante el parto. 

Consolida lo que aprendiste sobre el revestimiento meníngeo de la médula espinal con el siguiente cuestionario:

Vascularización

Irrigación

  • La arteria espinal anterior está formada por la unión de las ramas espinales anteriores, que tienen origen a partir de cada una de las arterias vertebrales. Esta arteria cursa inferiormente a lo largo de la fisura media anterior y es responsable de la irrigación de los dos tercios anteriores de la médula espinal. 
  • Las arterias espinales posteriores son un par de arterias que se originan a partir de las arterias vertebrales y cursan inferiormente junto a la cara posterior de la médula, a lo largo de los surcos posterolaterales. Estas arterias son responsables de la irrigación del tercio posterior de la médula espinal.

Las ramas de las arterias vertebrales, dada su longitud y poco calibre, no son capaces de suministrar toda la sangre necesaria a la médula espinal​. Por esto,​ varias arterias contribuyen a la irrigación de ella a lo largo de su extensión​. Estas son denominadas arterias segmentarias, ya que irrigan cada segmento medular.

En el segmento cervical, estas se componen principalmente por ramas de la arteria subclavia. En los segmentos torácico y lumbar corresponden a ramas de la aorta descendente como las ramas espinales de las arterias intercostales posteriores y las arterias lumbares. Esas arterias segmentarias generalmente emiten ramas radiculares, que irrigan las raíces de los nervios espinales y forman anastomosis locales al nivel de la médula espinal. Generalmente una de las arterias radiculares se destaca por ser de mayor tamaño, siendo denominada arteria radicular magna o arteria de Adamkiewicz. Su ubicación es variable, generalmente se encuentra entre los niveles de T9 y L1. Esa arteria se anastomosa con la arteria espinal anterior y tiene una gran importancia en la irrigación de los segmentos más inferiores de la médula espinal.

Drenaje venoso

El drenaje venoso de la médula es análogo a su irrigación arterial. Un número variable de venas espinales anteriores y posteriores, situadas en la fisura media anterior y en el surco medio posterior respectivamente. También hay venas radiculares, análogas a las arterias radiculares, incluyendo una vena radicular más prominente, denominada vena radicular magna. Esta, sin embargo, se ubica junto a la cara dorsal de la médula espinal, al contrario de su correspondiente arterial, que se encuentra en la cara ventral de la médula. Las venas espinales y radiculares forman una red de anastomosis, formando un plexo venoso en el espacio epidural, conocido como plexo venoso interno, que a su vez drena para los senos venosos durales.

Esa vía de drenaje se comunica también con otro plexo venoso, denominado plexo vertebral externo, que drena hacia las venas intercostales y hacia el sistema ácigos. Así, el drenaje venoso de la médula espinal puede seguir dos caminos, dependiendo de las circunstancias de presión sobre el sistema venoso: seguir cranealmente, en dirección a los senos venosos durales, o caudalmente, en dirección a las venas intercostales y al sistema ácigos.

Aprovecha este momento para poner a prueba tus conocimientos sobre la vascularización de la médula espinal con el siguiente cuestionario. Esta es la forma más eficiente de aprender anatomía:

Nervios espinales

Los nervios espinales se agrupan de acuerdo con el segmento de la médula espinal a partir del cual se originan. De esta forma, existen nervios cervicales (C1 a C8), torácicos (T1 a T12), lumbares (L1 a L5), sacros (S1 a S5) y coccígeo.

La segmentación de la médula espinal se refiere al periodo intrauterino, cuando la médula espinal ocupa toda la extensión del conducto vertebral. En la edad adulta algunos segmentos de la médula están ubicados más cranealmente que sus vértebras correspondientes. Esas diferencias son más evidentes en los segmentos más inferiores de la médula espinal.

Los nervios espinales, sin embargo, salen de la columna vertebral por los forámenes intervertebrales correspondientes. En el segmento cervical, en que hay ocho nervios y apenas siete vértebras, los nervios salen de la columna por arriba de sus vértebras correspondientes. El nervio C8 sale de la columna por el foramen intervertebral ubicado entre la séptima vértebra cervical (C7) y la primera vértebra torácica (T1). Los nervios torácicos, lumbares y sacros salen de la columna vertebral a través de los forámenes intervertebrales inmediatamente por debajo de la vértebra correspondiente.

Como la médula espinal se extiende inferiormente solo hasta el nivel de L1 o L2, los nervios espinales más caudales continúan inferiormente más allá del nivel del cono medular, para dejar el conducto vertebral en los forámenes intervertebrales correspondientes. Esas raíces ubicadas inferiormente al cono medular son denominadas cauda equina, que significa “cola de caballo”.

Relación entre los niveles vertebrales y niveles de los segmentos medulares

Nivel medular y su cuerpo vertebral correspondiente

  • Cervical superior → Mismo nivel (C1 - C4)
  • Cervical inferior → Un nivel más arriba (C5-T4)​
  • Torácico superio​r → Dos niveles mas arriba (T3-T6)
  • Torácico inferior → Dos a tres niveles más arriba (T7-T9)
  • Lumbar → T10-T12
  • Sacro → T12-L1

Cada nervio espinal posee una raíz ventral y una dorsal. Las raíces ventrales se originan de las astas anteriores de la sustancia gris, salen de la médula espinal a través del surco anterolateral y transmiten información motora. Las raíces dorsales se originan de las astas posteriores de la sustancia gris y abandonan la médula por el surco posterolateral de la médula espinal y conducen información sensitiva.

Las raíces ventrales y dorsales se unen justo antes del foramen intervertebral, formando el tronco del nervio espinal. Ese tronco es corto, y después de atravesar el foramen intervertebral se divide en cuatro ramos: anterior, posterior, comunicante y meníngeo.

Reflejos medulares

Una parte importante de la función de la médula espinal se relaciona con retransmitir la información entre el encéfalo y la periferia. Pero existen muchos reflejos que son generados en la médula espinal directamente, independientes del cerebro. Los reflejos espinales pueden ser tanto monosinápticos como polisinápticos.

Los reflejos monosinápticos funcionan con solo dos neuronas que participan en el arco reflejo, una sensitiva y una motora. La neurona de primer orden (sensitiva) está en el ganglio espinal, mientras que la neurona de segundo orden (motora) se encuentra en el asta anterior de la médula espinal. La neurona sensitiva recibe impulsos desde el músculo y envía esta información a la neurona motora que inerva al mismo músculo. La neurona motora entonces causa la contracción del músculo inervado. Un ejemplo de reflejo monosináptico es el reflejo de estiramiento.

Los reflejos polisinápticos, por otro lado, tienen la participación de múltiples neuronas. Además de una neurona sensitiva y una motora, también hay una o más interneuronas entre ellas haciendo esta comunicación indirecta. Son más complejos que los reflejos monosinápticos ya que involucran grupos musculares en lugar de un único músculo. Un ejemplo es el reflejo de retirada.

Domina este interesante tema con los siguientes artículos, y después responde a nuestro cuestionario personalizable diseñado especialmente para poner a prueba tu conocimiento sobre la anatomía, irrigación, inervación y funciones de la médula espinal.

Médula espinal: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.
¿Te aburrió la anatomía? Intenta esto

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!

Comienza a aprender en menos de 60 segundos

  • Aprende anatomía e histología más rápidamente
  • Accede a unidades de estudio creadas y actualizadas por nuestros expertos
  • No se requiere contrato ni pago
Crea tu cuenta gratuita ➞