Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Hueso etmoides

El hueso etmoides del cráneo es un hueso poroso y único que contribuye en menor medida  con la porción media del neurocráneo. Su principal contribución es con el viscerocráneo, ya que conforma la región facial media del cráneo, colaborando con la formación de la órbita, cavidad nasal, tabique nasal y piso de la fosa craneal anterior.

El hueso etmoides es una pieza importante del cráneo, especialmente debido a la lámina cribosa, la cual permite el paso de las fibras olfatorias para que podamos percibir los olores.

En este artículo examinaremos la anatomía, estructura y funciones del hueso etmoides.

Puntos clave sobre el hueso etmoides
Definición Un hueso pequeño de forma cuboidal que limita lateralmente a la órbita, superiormente a la fosa craneal anterior e inferiormente a las cavidades nasales
Estructura Lámina cribosa - forma el techo de la cavidad nasal
Dos laberintos etmoidales - contienen las celdillas y senos etmoidales
Lámina perpendicular - forma el tabique nasal
Bordes Anterior: hueso frontal
Posterior: hueso esfenoides
Inferior: vómer y cornete nasal inferior
Desarrollo óseo Osficiación endocondral
Correlaciones clínicas Fracturas de Le Fort
Contenidos
  1. Anatomía
    1. Laberintos etmoidales
    2. Lámina cribosa
    3. Lámina perpendicular
  2. Relaciones
  3. Desarrollo óseo
  4. Correlaciones clínicas 
    1. Fracturas de Le Fort
  5. Bibliografía
+ Muestra todo

Anatomía

El hueso etmoides consiste en cuatro componentes principales que incluyen: 

  • Lámina cribosa
  • Dos laberintos etmoidales
  • Lámina perpendicular

Laberintos etmoidales

Los laberintos etmoidales se encuentran en ambos lados laterales (externos) y contienen numerosas cavidades pequeñas con celdillas etmoidales que comprenden los senos etmoidales. Las celdillas etmoidales son estructuras importantes del cráneo, responsables de la sensación del olfato, humidificación, fonación y ventilación.

Los laberintos también forman dos de las estructuras prominentes de la cavidad nasal: los cornetes nasales superior y medio del hueso etmoides. El hiato semilunar separa la bulla etmoidal y el proceso unciforme, constituyendo la conexión entre los senos frontal y maxilar con las celdillas etmoidales anteriores.

Lámina cribosa

La lámina cribosa (del latín ‘cribiforme’ = perforada) está dentro de la escotadura etmoidal del hueso frontal y conforma el techo de la cavidad nasal. Como su nombre sugiere, la lámina cribosa comprende numerosas aberturas mediante las cuales las fibras olfatorias de la cavidad nasal atraviesan hacia la fosa craneal anterior. La hoz del cerebro se inserta en la crista galli, una pequeña protrusión vertical por encima de la lámina cribosa. El bulbo olfatorio se encuentra sobre dos surcos laterales a la crista galli. Lámina perpendicular

Lámina perpendicular

La lámina perpendicular es una lámina delgada que transcurre verticalmente desde la lámina cribosa. Inferiormente se une al cartílago del tabique nasal, por lo que forma parte del tabique nasal.

Relaciones

El hueso etmoides es un hueso esponjoso e irregular del cráneo. Se localiza anteriormente en la base del cráneo y contribuye a la formación de las paredes mediales de la órbita, tabique nasal, así como techo y paredes laterales de la cavidad nasal. Debido a su ubicación central dentro del cráneo, el hueso etmoides está en contacto con 13 huesos del cráneo (huesos frontal, esfenoides, palatinos, maxilares, nasales, lagrimales, cornete nasal inferior y vómer).

Fortalece tu conocimiento con la siguiente unidad de estudio:

Desarrollo óseo

Los huesos etmoides y esfenoides se osifican por completo mediante la osificación endocondral. En los recién nacidos, los laberintos etmoidales son relativamente pequeños y tanto la lámina perpendicular como la lámina cribosa consisten principalmente en cartílago. Esta última comienza a osificarse al primer año de edad y se fusiona con los laberintos a la edad de dos años para formar un solo hueso etmoides.

Fortalece tu conocimiento con el siguiente cuestionario:

Hueso etmoides: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!