Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Neurocráneo

Video recomendado: Anatomía del cráneo [11:52]
Introducción a los huesos que componen el cráneo.
Neurocráneo (vista lateral)

Entre las partes de la cabeza, el cráneo es una entidad por sí mismo. Un rompecabezas de huesos irregulares que encajan únicamente de un modo para formar una obra maestra. Un casco para el encéfalo y un armazón para la cara.

A pesar de que los huesos del cráneo están separados por finísimas suturas, este no está dividido por cada uno de estos puntos de unión, sino por las áreas creadas por dichas conexiones óseas. Desde el punto de vista del desarrollo y la anatomía, las dos partes del cráneo principales se denominan neurocráneo y viscerocráneo.

En este artículo estudiaremos la anatomía del neurocráneo así como las suturas del cráneo que unen los huesos entre sí y con sus estructuras adyacentes. 

Puntos clave sobre el neurocráneo
Definición Cavidad ósea que contiene al encéfalo y a sus envolturas membranosas: las meninges
Porciones Frontal, occipital, etmoides, esfenoides, parietal (2), temporal (2)
Correlaciones clínicas Fracturas del neurocráneo
Contenidos
  1. Anatomía
    1. Hueso frontal
    2. Huesos parietales
    3. Hueso occipital
    4. Hueso etmoides
    5. Hueso esfenoides
    6. Huesos temporales
  2. Correlaciones clínicas
    1. Fracturas del neurocráneo
  3. Bibliografía
+ Muestra todo

Anatomía

Las funciones principales del neurocráneo son darle forma a la cabeza y proteger el encéfalo y los órganos que controlan los cinco sentidos: los ojos, los oídos y las áreas del cerebro que controlan el tacto, el gusto y el olfato. Los huesos que componen el neurocráneo son el esfenoides, el temporal, el etmoides, el parietal, el occipital y el frontal.

Aprende más sobre este tema en la siguiente unidad de estudio:

Hueso frontal

El hueso frontal forma la curvatura de la frente y protege al lóbulo frontal del cerebro, este también presta protección especial a la lámina cribosa del hueso etmoides, que permite el paso de los nervios olfatorios que van desde el techo de la cavidad nasal hacia el encéfalo a través de sus forámenes.

Como el hueso frontal es el más anterior del neurocráneo se encuentra rodeado por los huesos adyacentes del neurocráneo y por los huesos más superiores del viscerocráneo.

Huesos parietales

Los huesos parietales están situados en la parte más alta del cráneo y forman el techo de parte de la fosa craneal anterior, toda la fosa craneal media y parte de la fosa craneal posterior, que contienen los distintos lóbulos del cerebro, junto con los senos paranasales, las meninges y sus correspondientes vasos. Estos se articulan con el hueso frontal hacia adelante y con el parietal del lado opuesto en la línea media a través de la sutura sagital. Anterolateralmente, se conectan con el hueso esfenoides a través de la sutura esfenoparietal y posterolateralmente con el hueso temporal a través de la sutura escamosa. Hacia posterior, el hueso occipital limita con ambos huesos parietales mediante la sutura lambdoidea, formando el punto craneométrico conocido como lambda.

Hueso occipital

El hueso occipital es el hueso más posterior del neurocráneo. Crea el abultamiento redondeado de la cabeza sobre la nuca y protege varias partes del sistema nervioso, como el lóbulo occipital del cerebro, el cerebelo y el tronco encefálico. Se articula hacia anterior y superior con ambos parietales como discutimos anteriormente, mientras que su borde anteroinferior se articula con las alas menores del hueso esfenoides por delante y con el hueso temporal lateralmente. Las suturas se denominan sutura esfenooccipital y sutura petrooccipital, respectivamente.

Hueso etmoides

El hueso etmoides consta de una lámina horizontal, otra vertical y dos laberintos etmoidales. Desde la órbita solo se puede ver parte del laberinto etmoidal en su pared medial. La lámina vertical se extiende desde el techo de la cavidad nasal, separándola en las dos cavidades nasales. Como principales reparos óseos tenemos los cornetes nasales superior y medio. Dentro de la órbita, el laberinto etmoidal se encuentra rodeado anteriormente por el hueso lagrimal, superiormente por el hueso frontal e inferiormente por el maxilar y el proceso orbitario del palatino. Hacia atrás, se articula con el cuerpo del hueso esfenoides.

Hueso esfenoides

La posición del hueso esfenoides es única, ya que está rodeado anteriormente por el hueso frontal, superiormente por los huesos parietales y posterolateralmente, por los huesos temporales. Limita con las fosas craneales anterior y media, y su reparo óseo más prominente es la silla turca, donde se aloja la glándula hipófisis. Internamente, se articula por delante con la lámina cribosa a través de la sutura esfenoetmoidal y con el hueso frontal anterolateralmente a través de la sutura esfenofrontal. Externamente, el punto craneométrico pterion se puede ver en la parte lateral del cráneo y corresponde a la conexión entre el hueso parietal y el hueso esfenoides. Posteriormente, parte de la sutura escamosa conecta el hueso temporal y el hueso esfenoides.

Huesos temporales

El hueso temporal es uno de los más complejos del cráneo y del cuerpo, dadas sus porciones, cavidades y conductos internos. Ya hablamos de algunas de las suturas en las que este hueso se ve involucrado, en especial las superiores, pero todavía no hemos revisado sus conexiones inferiores. Las siguientes suturas son únicas debido a que son muy pequeñas y separan al hueso temporal en porciones. La sutura petroescamosa une las porciones petrosa y escamosa de este hueso. La sutura petrotimpánica hace lo propio con las porciones petrosa y timpánica y por último la sutura timpanoescamosa conecta las porciones escamosa y timpánica del temporal. El hueso temporal forma parte de las fosas craneales media y posterior, y su principal importancia radica en que alberga los órganos auditivo y vestibular.

Fortalece tu conocimiento con el siguiente cuestionario: 

Neurocráneo: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más.

Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver
© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!