Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Hueso Palatino

El hueso palatino es un hueso pareado ubicado entre los huesos maxilares y los procesos pterigoides del hueso esfenoides. Participa en la formación de las tres cavidades que se encuentran dentro del cráneo: la cavidad oral, la cavidad nasal y las órbitas. Esto lo logra mediante la articulación con otros cinco huesos los cuales son: los maxilares, el esfenoides, el etmoides, el cornete nasal inferior y el vómer. Además, el hueso palatino es uno de los huesos de la cara que contribuye a formar el marco óseo de la fisura orbitaria inferior y de las fosas pterigopalatina y pterigoidea.

El hueso palatino está compuesto por dos láminas, una horizontal y otra perpendicular, las cuales están conectadas y forman un hueso característico en forma de L. Este hueso presenta tres procesos: el proceso piramidal, el proceso orbitario y el proceso esfenoidal.

Este artículo discutirá la anatomía, función y correlaciones clínicas del hueso palatino.

Puntos clave sobre el hueso palatino
Partes Lámina horizontal, lámina perpendicular, proceso piramidal, proceso orbitario, proceso esfenoidal
Reparos anatómicos óseos Espina nasal posterior, surco palatino mayor, conducto palatino mayor, incisura esfenopalatina
Función Participa en la formación de:
Cavidad nasal
Paladar duro
Órbita (piso)
Fosa pterigopalatina
Fosa pterigoidea (porción inferior)

Correlaciones clínicas Anestesia dental, paladar hendido y labio leporino (fisurado)
Contenidos
  1. Anatomía
    1. Lámina horizontal
  2. Lámina perpendicular
    1. Caras
    2. Bordes
  3. Procesos
    1. Proceso piramidal
    2. Proceso orbitario
    3. Proceso esfenoidal
  4. Correlaciones clínicas
    1. Anestesia dental
    2. Paladar hendido y labio leporino (queilopalatosquisis)
  5. Bibliografía
+ Muestra todo

Toma el tiempo necesario para ver el siguiente video donde podrás aprender sobre el hueso palatino y su relación con los otros huesos del cráneo.

Anatomía

Lámina horizontal

La lámina horizontal del hueso palatino se encuentra en el plano transversal y comprende la parte ósea del cuarto posterior del paladar duroy una parte del piso de la cavidad nasal. La lámina tiene una forma cuadrangular, con un borde medial, lateral, anterior y posterior. Tiene dos caras, la palatina y la nasal, las cuales miran hacia la cavidad oral y nasal, respectivamente.

  • El borde medial de la lámina horizontal se articula con la lámina horizontal del hueso palatino contralateral. Desde el lado nasal, la línea articular entre ambas láminas forma la parte posterior de la cresta nasal, la cual a su vez se articula con el vómer.
  • El borde lateral de la lámina horizontal es contínuo con la lámina perpendicular. Este presenta el foramen palatino mayor, por donde pasa el nervio y vasos palatinos mayores.
  • El borde anterior se articula con el proceso palatino del hueso maxilar. Juntos, la lámina horizontal del hueso palatino y el hueso maxilar forman el paladar duro.
  • El borde posterior mira hacia la pared posterior de la faringe. El extremo medial de la cara posterior de ambas lámina horizontales forman una proyección ósea en la línea media llamada la espina nasal posterior. Esta espina sirve como punto de inserción para el músculo de la úvula.

¡Apréndete la anatomía de los huesos del cráneo de manera más rápida con nuestros diagramas y cuestionarios!

Lámina perpendicular

La lámina perpendicular del hueso palatino continúa desde el borde lateral de la lámina horizontal y obtiene su nombre ya que forma un ángulo de 90º con esta última, creando la característica forma de ‘L’ del hueso palatino. Esta lámina tiene dos caras, una nasal y una maxilar, y cuatro bordes: anterior, posterior, superior e inferior.

Caras

La cara nasal de la lámina perpendicular mira hacia la cavidad nasal, formando una parte de su pared lateral. La parte inferior de esta cara tiene una concavidad que contribuye a formar el meato nasal inferior. Superior a esto se encuentra la cresta del cornete, por el cual se articula con el cornete nasal inferior. Encima de la cresta podemos ver una concavidad poco profunda que comprende una parte del meato nasal medio. Superior a esta concavidad encontramos la cresta etmoidal, por donde se inserta el cornete nasal medio.

La cara maxilar de la lámina perpendicular se articula con la cara nasal del hueso maxilar. Es predominantemente rugosa e irregular a excepción de sus porciones posterosuperior y anterior. La porción posterosuperior es lisa y forma la pared medial de la fosa pterigopalatina, mientras que la porción anterior, que también es lisa, forma la porción posterior de la pared medial del seno maxilar. La cara maxilar también tiene un surco oblicuo llamado surco palatino mayor, este transmite las estructuras que atraviesan el foramen palatino mayor. La cara adyacente del hueso maxilar cierra este surco convirtiéndolo en el conducto palatino mayor, por donde pasa el nervio, arteria y vena palatina mayor.

Bordes

Los bordes de la lámina perpendicular sirven para las articulaciones con los huesos colindantes.

  • El borde anterior presenta una proyección laminar a nivel de la cresta del cornete que se articula con el cornete nasal inferior y forma una parte de la pared medial del seno maxilar.
  • El borde posterior es serrado y se articula con la lámina medial del proceso pterigoides del hueso esfenoides. El proceso esfenoidal continúa desde la parte superior del borde posterior, mientras que el proceso piramidal continúa desde su parte inferior.
  • El borde superior se articula con el cuerpo del hueso esfenoides y presenta la incisura esfenopalatina, la cual está cerrada superiormente por el cuerpo del esfenoides y se convierte en el foramen esfenopalatino. Este foramen es una conexión entre la fosa esfenopalatina y el meato nasal superior, transmitiendo los ramos nasales posteriores superiores y los vasos esfenopalatinos. La parte anterior del borde superior se proyecta en el proceso orbitario del hueso palatino.
  • El borde inferior de la lámina perpendicular es contínua con el borde lateral de la lámina horizontal.

¡Para más detalles sobre el hueso palatino, echa un vistazo a nuestros videos, ilustraciones y cuestionarios en la unidad de estudio a continuación!

Procesos

Proceso piramidal

El proceso piramidal del hueso palatino surge de la unión entre la lámina horizontal y la perpendicular. Se orienta en dirección posterolateral pasando entre las láminas pterigoideas medial y lateral del hueso esfenoides. La cara posterior de este proceso se articula con estas láminas formando la parte inferior de la fosa pterigoidea. La cara lateral proporciona el sitio de inserción para la cabeza superficial del músculo pterigoideo medial, mientras que la cara inferior presenta el foramen palatino menor para el paso de los nervios y vasos palatinos menores.

Proceso orbitario

El proceso orbitario se origina de la parte anterior del borde orbitario de la lámina perpendicular. Se direcciona superiormente y ligeramente hacia anterior, cursando hacia el piso de la órbita. Este proceso presenta un cuello estrecho, tres caras articulares y dos no articulares.

  • La cara anterior (maxilar) se direcciona hacia anterior y lateral, articulándose con el hueso maxilar.
  • La cara posterior (esfenoidal) mira hacia superior y posteromedial, presentando una abertura de un seno de aire que se encuentra dentro de este proceso, por donde se comunica con el seno esfenoidal. 
  • La cara medial (etmoidal) cursa hacia anterior y medial. Se articula con el laberinto del hueso etmoides. En algunas personas, esta cara es la que contiene una abertura del seno de aire en lugar de en la cara posterior. En este caso, el hueso se comunica con las celdillas etmoidales posteriores en lugar de con el seno esfenoidal.

Las dos caras no articulares del proceso orbitario son la orbitaria superior y la orbitaria lateral. La cara orbitaria superior forma una parte del piso de la órbita ósea, mientras que la cara lateral forma una parte de la fosa pterigopalatina. Estas dos caras se separan entre sí por una incisura que forma la parte medial del borde inferior de la fisura orbitaria inferior.

Proceso esfenoidal

El proceso esfenoidal cursa superomedialmente desde la parte superior del borde posterior de la lámina perpendicular.

  • Su cara superior se articula con el cornete esfenoidal y con la raíz de la lámina pterigoidea medial. Esta cara también presenta un surco que forma una parte del conducto palatovaginal.
  • La cara inferomedial es cóncava y forma una parte del piso y de la pared lateral de la cavidad nasal.
  • La cara lateral contribuye a una parte de la pared medial de la fosa pterigopalatina.

El proceso esfenoidal tiene tres bordes. El borde posterior se articula con la lámina pterigoidea medial, mientras que el borde medial se articula con el ala del vómer. El borde anterior forma el margen posterior de la incisura esfenopalatina.

¿Acaso estás listo para un desafío? Pon a prueba y consolida tu conocimiento con el siguiente cuestionario sobre las estructuras óseas del cráneo

Hueso Palatino: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.
¿Te aburrió la anatomía? Intenta esto

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?