EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse

Oído medio: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

Oído medio

El oído medio es la parte media del oído humano. Es un sistema complejo de aberturas y conductos ubicado principalmente dentro del hueso temporal. Su función es la de transferir las vibraciones producidas por el sonido hacia la membrana timpánica, para de ahí pasar las ondas sonoras hacia el oído interno.

El oído medio está formado por la cavidad timpánica (caja del tímpano) y el receso epitimpánico. La cavidad timpánica se encuentra directamente medial a la membrana timpánica, mientras que el receso epitimpánico es el espacio superior de la membrana.

Anterior a la cavidad timpánica encontramos la trompa o tuba auditiva (conducto faringotimpánico o trompa de Eustaquio), que se extiende hasta la faringe, mientras que posterior a la cavidad están las células mastoideas del proceso mastoides del hueso temporal. Las células mastoideas están cubiertas por una mucosa que se extiende desde la nasofaringe hasta la trompa auditiva, y de ahí hacia la cavidad timpánica. La comunicación anatómica entre la faringe, oído medio y células mastoideas es un posible mecanismo de transmisión infecciosa.

Este artículo te explicará la anatomía y función del oído medio.

Puntos clave sobre el oído medio
Partes Cavidad timpánica
Receso epitimpánico
Irrigación A. timpánica anterior
A. timpánica posterior
A. timpánica superior
A. timpánica inferior
R. mastoidea de la arteria occipital
Inervación Nervio timpánico
Nervio tensor del tímpano
Nervio estapedio
Función Transferir las vibraciones de la membrana timpánica como ondas de sonido hacia el oído interno

Cavidad timpánica

Es una estructura ósea-membranosa. Tiene forma de un lente bicóncavo, pero desde un aspecto anatómico se describe usualmente como un prisma de seis lados. Junto con estas seis paredes, los huesecillos del oído se incluyen también en la descripción de la anatomía de la cavidad timpánica.

Paredes de la cavidad timpánica
Pared tegmentaria (techo) Techo del tímpano - formado por las porciones escamosa y petrosa del hueso temporal, separa la cavidad timpánica de la cavidad craneal .
Pared yugular (piso) Separa la cavidad timpánica de la fosa yugular
Pared carotídea (anterior) Es correspondiente al conducto de la arteria carótida interna
Contiene: fisura petrotimpánica, orificio de la trompa timpánica, orificio del semiconducto para el músculo tensor del tímpano
Pared membranosa (lateral) Aspecto medial de la membrana timpánica
Pared laberíntica (medial) Contiene: ventana oval, ventana redonda, promontorio, prominencia del conducto facial
Pared mastoidea (posterior) Corresponde con la apófisis mastoides y sus cavidades neumáticas
Contiene: entrada al antro mastoideo (entrada al antro), eminencia piramidal (contiene al músculo estapedio o músculo del estribo)

Discutamos brevemente las características de la pared laberíntica:

  • La ventana oval se encuentra cubierta por una membrana y conecta al oído medio con el vestíbulo del oído interno.
  • La ventana redonda también conduce al oído interno y está sellada por la membrana timpánica secundaria. Las vibraciones de esta membrana permiten el movimiento del fluido de la cóclea.
  • El promontorio es la proyección de la primera espiral de la cóclea. El surco del promontorio es un surco en la superficie a través del cual pasa el nervio timpánico.
  • La prominencia del conducto facial tiene una porción horizontal y una porción vertical. El nervio facial (VII par) pasa a través de la porción horizontal. Esta porción se encuentra de forma superior al promontorio de la pared laberíntica y de ahí continúa hacia atrás en dirección a la entrada del antro mastoideo. Cerca de esta entrada, el conducto se desvía en dirección inferior y continúa conforme su porción vertical recorre la pared mastoidea de la cavidad timpánica.

Esta proyección del conducto facial es importante, ya que la pared en ocasiones contiene aberturas, por lo que las infecciones del oído medio pueden extenderse fácilmente al nervio facial (VII par), causando parálisis a sus estructuras inervadas.

Huesecillos del oído

Estos son los tres huesos más pequeños de todo el cuerpo humano. Su función principal es la de transmitir sonidos hacia el oído interno, precisamente hacia el laberinto del oído interno. Estos huesecillos se articulan entre ellos mediante articulaciones sinoviales, y transmiten vibraciones al ser movidos por los músculos del oído medio. En orden desde la membrana timpánica al oído interno (lateral a medial), estos huesecillos son:

  • Martillo (malleus)
  • Yunque (incus)
  • Estribo (estapedio)

Un dato curioso sobre estos huesecillos es que carecen de periostio osteogénico.

Martillo (malleus)

El martillo se encuentra unido lateralmente a la membrana timpánica y se articula medialmente con el yunque a través de la articulación incudomaleolar. Desde la membrana timpánica, recibe vibraciones de sonido que después se transmiten al yunque. Tiene varias partes que incluyen: cabeza, cuello, apófisis anterior y lateral, y manubrio del martillo. La cabeza del martillo se encuentra dentro del receso epitimpánico y contiene la superficie articular para el yunque. Está conectada a la pared tegmentaria de la cavidad timpánica mediante el ligamento superior del martillo. En la parte inferior de la cabeza está el cuello del martillo, que contiene dos procesos:

  • Proceso anterior, unido por el ligamento anterior del martillo a la pared anterior del oído medio.
  • Proceso lateral, unido a la superficie medial de la membrana timpánica mediante el ligamento lateral del martillo.

La extensión que se encuentra de forma inferior al cuello y que se une con la parte central de la membrana timpánica es el manubrio del martillo.

Yunque (incus)

El yunque es la conexión anatómica entre el martillo y el estribo. Consiste en tres partes: el cuerpo y las ramas larga y corta.

  • El cuerpo está ubicado en el receso epitimpánico y se articula con la cabeza del martillo mediante la articulación incudomaleolar.
  • La rama larga se encuentra paralela al manubrio del martillo y en su terminación proyecta el proceso lenticular. Esto se articula con el estribo a través de la articulación íncudo-estapedial.
  • La rama corta se extiende posteriormente y se une a la pared posterior de la cavidad timpánica gracias al ligamento posterior del yunque.

Estribo (estapedio)

El estribo se articula lateralmente con el yunque mediante la articulación íncudo-estapedial, mientras que medialmente está unida a la membrana de la ventana oval de la pared laberíntica de la cavidad timpánica. Las vibraciones son llevadas desde el martillo y a través del yunque hacia el estribo, donde provocan vibraciones en la membrana de la ventana oval, transmitiendo el sonido al vestíbulo del oído interno. Las partes del estribo son:

  • La cabeza, que se articula con el proceso lenticular de la rama larga del yunque.
  • Las ramas anterior y posterior, que se unen a la base oval.
  • La base, que se ensambla en la ventana oval.

Músculos del oído medio

Aunque los músculos relacionados a los huesecillos del oído son pequeños, estos tienen una función muy importante ya que sus acciones sinérgicas permiten la transmisión del sonido. También protegen al oído interno de estímulos muy intensos al controlar los movimientos de los huesecillos. Estos músculos son el tensor del tímpano y el músculo estapedio (músculo del estribo).

Puntos clave sobre los músculos del oído medio
Músculo tensor del tímpano Origen: Porción cartilaginosa de la trompa auditiva (trompa de Eustaquio), ala mayor del hueso esfenoides, semiconducto para el músculo tensor del tímpano
Inserción:
Porción superior del manubrio del martillo.
Inervación:
Rama mandibular del nervio trigémino (V3 par)
Función:
Jala el manubrio del martillo en dirección medial, tensando la membrana timpánica
Músculo estapedio (del estribo) Origen: Dentro de la eminencia piramidal
Inserción:
Cuello del estribo
Inervación:
Nervio facial (VII par)
Función:
Jala al estribo en dirección posterior, previniendo la oscilación excesiva.

El músculo tensor del tímpano está unido a las paredes del semi-conducto del músculo tensor del tímpano en su lado medial y al martillo en su lado lateral. Sus contracciones jalan al martillo en dirección medial y de este modo provocan tensión en la membrana timpánica y empujan al estribo hacia dentro de la ventana oval.

El músculo estapedio (músculo del estribo) está ubicado dentro de la eminencia piramidal de la pared mastoidea de la cavidad timpánica. Extiende un tendón muy delgado que se une al yunque. El músculo estapedio jala al yunque en dirección lateral, jalando de este modo al estribo hacia afuera de la ventana oval.

Irrigación

Las arterias que irrigan a la cavidad timpánica son las siguientes:

  • Arteria timpánica anterior (rama de la arteria maxilar).
  • Arteria timpánica posterior (rama de la arteria estilomastoidea).
  • Arteria timpánica superior (rama de la arteria meníngea media).
  • Arteria timpánica inferior (rama de la arteria faríngea ascendente).
  • Arterias timpánicas anterior, superior e inferior (ramas de la arteria carótida interna).
  • Rama mastoidea de la arteria occipital.

Las venas timpánicas drenan sangre desoxigenada hacia el seno petroso superior y al plexo venoso pterigoideo. La linfa drena hacia los ganglios linfáticos cervicales retroauriculares.

Inervación

Cuando se trata de inervación, la mucosa que cubre las paredes del oído medio recibe información del nervio timpánico (rama del nervio glosofaríngeo (IX par), mientras que los músculos de los huesecillos del oído están inervados por el nervio tensor del tímpano (músculo tensor del tímpano) y por el nervio estapedio (músculo estapedio).

El nervio timpánico y los nervios carotidotimpánicos del plexo carotídeo interno forman el plexo timpánico en la mucosa de la membrana que cubre el promontorio de la pared laberíntica. Este plexo inerva a la mucosa del oído medio, la trompa auditiva y la entrada al antro mastoideo. También origina al nervio petroso menor, que proporciona inervación parasimpática para los ganglios óticos.

Trompa de Eustaquio

La trompa o tuba auditiva, comúnmente llamada trompa de Eustaquio, conecta al oído medio y a la nasofaringe. La presión del aire en el oído externo y la nasofaringe es igual a la presión atmosférica, de modo que la comunicación entre el oído medio y la nasofaringe sirve principalmente para igualar la presión a ambos lados de la membrana timpánica.

La igualación ocurre con la trompa auditiva cerrada la mayor parte del tiempo. La acción de bostezar o deglutir abre la trompa, permitiendo el flujo aire y la igualación de presión. Seguramente cuando estás viajando en automóvil hacia arriba de una montaña puedes sentir estos cambios de presión, como si alguien de repente te hubiera puesto tapones en los oídos. Si no fuera por la trompa auditiva, la membrana timpánica se rompería muy fácil y muy rápido por la presión.

La abertura de la trompa auditiva está en la pared carotídea (anterior) del oído medio, desde donde la trompa se extiende hacia adelante, en dirección medial y hacia abajo en dirección a la nasofaringe. El tercio de la trompa que está más cerca del oído medio (tercio posterolateral) es la porción ósea, mientras que el resto de la trompa auditiva es la porción cartilaginosa.

La trompa auditiva recibe su irrigación principalmente por la arteria faríngea ascendente, una rama de la arteria carótida externa. La arteria meníngea media y la arteria del conducto pterigoideo (ramas de la arteria maxilar) también participan en la irrigación de la trompa auditiva. La sangre venosa drena hacia el plexo venoso pterigoideo, mientras que la linfa drena en los ganglios cervicales profundos.

La mucosa que cubre la trompa auditiva está inervada por el plexo timpánico, que es en realidad una vía indirecta del nervio timpánico (rama del nervio glosofaríngeo, IX par) para inervar a la trompa auditiva.

Oído medio: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!