Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse

Sistema nervioso parasimpático: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

Sistema nervioso parasimpático

El sistema nervioso parasimpático (SNPS) es una división del sistema nervioso autónomo que controla la actividad de los músculos liso, cardíaco y las glándulas. Juntos con el sistema simpático, componen el sistema nervioso autónomo (SNA). La división parasimpática consta de nervios parasimpáticos que se originan del encéfalo y de los segmentos sacros de la médula espinal. Por esto, es también denominada división craneosacra del SNA.

En términos generales, los sistemas parasimpático y simpático constan de fibras preganglionares y posganglionares. Las fibras preganglionares son los axones de las neuronas cuyos somas se ubican en el encéfalo y en la médula espinal sacra. Estas fibras hacen sinapsis con los ganglios simpáticos a lo largo del cuerpo, las cuales emiten fibras parasimpáticas posganglionares. Las fibras parasimpáticas alcanzan sus órganos diana siguiendo la trayectoria de algunos nervios del cuerpo. Las fibras de la médula espinal sacra viajan con los ramos del plexo sacro, mientras que aquellas provenientes del encéfalo se unen a los nervios craneales (oculomotor, facial, glosofaríngeo y vago).

Las funciones del SNPS son comúnmente descritas como la respuesta “descansa y digiere”, debido a que está involucrada en ralentizar el ritmo cardíaco, relajar los esfínteres en los tractos gastrointestinal y urinario y aumentar la actividad glandular e intestinal. El resultado final es el almacenamiento de energía y la regulación de las funciones del cuerpo, tales como la digestión y la micción. Es contrario al sistema nervioso simpático (SNS), cuya función es descrita como la respuesta de “lucha o huida” que ocurre en situaciones de estrés y tiene funciones opuestas principalmente. El SNPS usa acetilcolina como principal neurotransmisor, que actúa sobre los receptores muscarínicos y nicotínicos.

Este artículo discutirá la anatomía y las funciones del sistema nervioso parasimpático.

Puntos clave sobre el sistema nervioso parasimpático
Eferencia craneal Nervio oculomotor (III par craneal) – iris, músculos ciliares
Nervio facial (VII par craneal) – glándulas lagrimal, nasales, palatinas, faríngeas, sublingual, submandibular
Nervio glosofaríngeo (IX par craneal) – parotid gland
Eferencia del vago Nervio vago (X par craneal) – corazón, laringe, tráquea, bronquios, pulmones, hígado, vesícula biliar, estómago, páncreas, riñón, intestino delgado, intestino grueso proximal
Eferencia sacra Nervios esplácnico pélvicos- colon descendente, colon sigmoideo, recto, vejiga, pene o clítoris
Contenidos
  1. Estructura
    1. Porción craneal
    2. Nervio vago
    3. Porción sacra
  2. Receptores parasimpáticos
  3. Funciones
    1. Ojos (pupilas)
    2. Tracto gastrointestinal
    3. Sistema cardiorrespiratorio
    4. Sistema genitourinario
  4. Correlación clínica
  5. Bibliografía
+ Muestra todo

Estructura

El sistema nervioso parasimpático consta de muchas vías que conectan sus componentes craneosacrales con los tejidos periféricos. Cada vía parasimpática consta de dos neuronas; la neurona presináptica (preganglionar) y postsináptica (posganglionar), las cuales se conectan a nivel del ganglio parasimpático.

Las neuronas presinápticas del sistema parasimpático están ubicadas dentro del bulbo raquídeo y la médula espinal sacra. Estos emiten axones largos (fibras presinápticas) que abandonan el SNC y viajan hacia los ganglios parasimpáticos, también llamados ganglios intrínsecos o entéricos. Una vez que llegan a estos, las fibras presinápticas hacen sinapsis con las neuronas de los ganglios, los cuales son conocidos también como neuronas postsinápticas. Esta sinapsis usa la acetilcolina como neurotransmisor, motivo por el cual las vías parasimpáticas son llamadas vías colinérgicas. Expliquemos ahora un poco mejor la ubicación y función de las neuronas parasimpáticas.

  • Los somas de las neuronas presinápticas que inervan las estructuras de la cabeza y el cuello se encuentran en el bulbo raquídeo, dentro de los núcleos de los nervios craneales oculomotor (III par craneal), facial (VII par craneal), glosofaríngeo (IX par craneal) y vago (X par craneal). Esta es la razón por la cual las fibras parasimpáticas viajan con estos nervios craneales, haciéndolos parasimpáticos.
  • Los somas de las neuronas presinápticas que inervan las vísceras del tórax, abdomen y pelvis se ubican dentro del asta (cuerno) gris de los segmentos sacros (S2-S4) de la médula espinal. Es por esto que sus fibras viajan junto con los ramos del plexo sacro.

Los somas de las neuronas postsinápticas se encuentran dentro de los ganglios parasimpáticos, los cuales generalmente se ubican cerca o dentro de sus órganos diana. Después de recibir el impulso de la neurona presináptica, la neurona postsináptica transmite el impulso neural a través de su axón (fibra postsináptica) hacia el órgano diana. Las fibras postsinápticas son significativamente más cortas que las presinápticas, razón por la cual los cuerpos neuronales postsinápticos se ubican muy cerca de sus órganos diana.

Porción craneal

La porción craneal del sistema nervioso parasimpático se extiende desde los núcleos de los nervios craneales III, VII, IX y X. Las fibras presinápticas de estas neuronas se unen a estos nervios craneales para alcanzar los ganglios parasimpáticos de la cabeza.

Los nervios craneales que conducen las eferencias craneales parasimpáticas son los siguientes:

  • Nervio oculomotor (III par craneal): transporta las fibras parasimpáticas presinápticas desde el núcleo oculomotor accesorio (Edinger-Westphal). Estas fibras alcanzan el ganglio ciliar y hacen sinapsis con las neuronas parasimpáticas postsinápticas que se encuentran dentro de este. Las neuronas del ganglio ciliar proyectan fibras postsinápticas por medio de nervios ciliares cortos para inervar a los músculos ciliar y esfínter de la pupila.
  • Nervio facial (VII par craneal): transporta fibras parasimpáticas presinápticas desde los núcleos salival superior y lagrimal y hace sinapsis con las neuronas postsinápticas encontradas en los ganglios pterigopalatino y submandibular. Estos ganglios luego proyectan fibras postsinápticas a través de dos nervios:
    • Nervio petroso mayor, que suministra la inervación parasimpática a la glándula lagrimal y la mucosa nasal.
    • Cuerda del tímpano, que inerva la glándula submandibular.
  • Nervio glosofaríngeo (IX par craneal): transporta las fibras presinápticas del núcleo salival inferior el cual hace sinapsis con las neuronas postsinápticas encontradas en el ganglio ótico. El ganglio entonces proyecta fibras postsinápticas a través del nervio auriculotemporal para la inervación parasimpática de la glándula parótida.
  • Nervio vago (X par craneal) que explicaremos en la siguiente sección debido a su gran importancia para mantener las funciones básicas del cuerpo.

Nervio vago

El nervio vago (X par craneal) no está incluido funcionalmente en la eferencia parasimpática craneal ya que proporciona una inervación no parasimpática para la cabeza. Sin embargo, proporciona la inervación parasimpática a las vísceras torácica y abdominal.

Las fibras parasimpáticas presinápticas del nervio vago se originan desde el núcleo dorsal del nervio vago y el núcleo ambiguo en el tronco encefálico. Las fibras presinápticas viajan dentro del nervio vago para alcanzar varios ganglios parasimpáticos alrededor y dentro de los órganos del tórax y abdomen. Al hacer sinapsis, los ganglios proyectan fibras postsinápticas cortas, que luego inervan los órganos diana.

La fibras que emergen del núcleo dorsal del nervio vago inervan principalmente las estructuras de los pulmones y el tracto gastrointestinal hasta aproximadamente el ángulo de la flexura esplénica del intestino grueso, mientras que las fibras del núcleo ambiguo inervan la musculatura lisa del corazón, faringe, laringe y paladar blando.

Ramos del nervio vago que transmiten la inervación parasimpática
Tórax Ramos faríngeo, laríngeo superior, laríngeo recurrente, cardíaco superior e inferior, bronquiales anterior y posterior y esofágico.
Abdomen Ramos gástrico, celíaco y hepático

Aprende más sobre el nervio vago con nuestros artículos, videos, cuestionarios y diagramas etiquetados.

Porción sacra

Las neuronas presinápticas de la porción sacra del SNPS se ubican dentro de la sustancia gris de los segmentos S2-S4 de la médula espinal. Estas fibras salen de la médula espinal a través de las raíces anteriores de los nervios espinales sacros S2-S4 y los nervios esplácnicos que emergen de sus ramos anteriores.

Estas fibras hacen sinapsis con los ganglios parasimpáticos alrededor de las porciones del colon sigmoide y descendente, el recto y las vísceras de la cavidad pélvica. Desde estos ganglios luego se proyectan las fibras postsinápticas que inervan los órganos mencionados.

Receptores parasimpáticos

Las señales dentro del sistema nervioso parasimpático son mediadas por la acetilcolina. La acetilcolina se une a los receptores colinérgicos, de los cuales existen dos tipos:

  • Receptores nicotínicos: estos receptores se encuentran en las neuronas de los ganglios parasimpáticos, más específicamente en la sinapsis entre las neuronas preganglionares y postganglionares. Además de estar presentes en el sistema parasimpático, estos receptores están presentes también en los ganglios simpáticos y uniones neuromusculares (sinapsis entre un nervio motor y músculo esquelético).
  • Receptores muscarínicos: estos receptores están presentes en todos los órganos diana inervados tanto por los nervios parasimpáticos como los simpáticos. Más específicamente, estos están ubicados en el lugar de la sinapsis entre la neurona posganglionar y la célula diana.

Funciones

El sistema nervioso autónomo controla y regula las funciones de los órganos, músculo liso, cardíaco y glándulas sin ningún esfuerzo consciente del individuo, por lo cual se dice que es involuntario. El SNA juega un papel crucial en el mantenimiento de la homeostasis a través de las funciones complementarias de estas dos divisiones anatómica y funcionalmente diferentes; los sistemas nerviosos parasimpático y simpático. Ambos sistemas aumentan o disminuyen la actividad de las estructuras inervadas, complementando la función de cada una.

Las fibras parasimpáticas son enviadas a varias vísceras para garantizar diferentes funciones involuntarias. En general, las eferencias craneales proporcionan inervación parasimpática para la cabeza, y las eferencias sacras proporcionan inervación a las vísceras pélvicas. Sin embargo, aproximadamente un 75% de todos los impulsos parasimpáticos en todo el cuerpo provienen del nervio vago, que inerva a las vísceras torácicas y abdominales.

Ojos (pupilas)

La inervación parasimpática que transporta el nervio oculomotor da como resultado dos tipos de reacciones en el ojo:

  • La contracción del músculo esfínter de la pupila, que lleva a la constricción de la pupila (miosis).
  • La contracción del músculo ciliar que resulta en la relajación de las fibras zonulares de la lente, permitiendo que esta se encoja y aumente su convexidad. Este proceso lleva al aumento del poder de refracción de la lente para mantener una imagen clara y enfocar un objeto cercano, y es una parte de la acomodación del ojo.

Además, la estimulación parasimpática del ganglio pterigopalatino a través del nervio facial causa aumento en la actividad de la glándula lagrimal, resultando en un aumento en la producción de lágrimas.

Tracto gastrointestinal

La inervación parasimpática transportada a través de los nervios facial y glosofaríngeo estimula la secreción de las glándulas submandibular, sublingual y parótida. El resultado final es una salivación aumentada, que promueve la digestión.

Las eferencias parasimpáticas que emite el nervio vago tienen un efecto más directo en la digestión, aumentando la liberación de los jugos gástricos y enzimas del estómago, páncreas y vesícula biliar así como aumentando la peristalsis del tracto gastrointestinal. El SNPS también causa contracción del recto y relajación del músculo esfínter interno del ano para permitir la defecación.

El nervio vago inerva las vísceras abdominales al formar dos plexos a lo largo de toda la longitud del intestino:

  • El plexo nervioso submucoso (de Meissner) se encuentra en la submucosa del tubo digestivo y contiene solo información parasimpática del nervio vago (X par craneal).
  • El plexo nervioso mientérico (de Auerbach) se ubica en la capa muscular externa del tubo digestivo. Contiene las fibras parasimpáticas del nervio vago, así como las fibras simpáticas de los nervios esplácnicos torácicos.

Sistema cardiorrespiratorio

Las eferencias parasimpáticas a través del nervio vago juegan un papel importante en la frecuencia cardíaca. El nervio vago actúa en el nodo atrioventricular (AV), ralentizando su conducción y, por lo tanto, disminuyendo la frecuencia cardíaca.

La estimulación parasimpática también relaja la musculatura lisa de los vasos sanguíneos periféricos, causando su vasodilatación. Por otro lado, al actuar en los músculos lisos de los vasos coronarios, los nervios parasimpáticos producen vasoconstricción en respuesta a la disminución en la demanda de oxígeno. A nivel de los pulmones, el SNPS contrae los músculos lisos del sistema traqueobronquial, causando broncoconstricción y promoción de la secreción mucosa en los bronquios.

Sistema genitourinario

Las eferencias parasimpáticas sacras actúan en las vísceras pélvicas. Causando la relajación del esfínter interno de la vejiga y contracción simultánea del músculo detrusor de la pared de la vejiga. Esto aumenta la presión intraluminal dentro de la vejiga, promoviendo así la micción. Además. El SNPS estimula los tejidos eréctiles de los genitales externos, permitiendo que ocurra una erección del pene / clítoris.

Sistema nervioso parasimpático: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!