Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse

Hueso temporal: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

Hueso temporal

Los huesos temporales son un par de huesos bilaterales, simétricos que constituyen una gran porción de la pared lateral y la base del cráneo. Son huesos muy irregulares que presentan varias inserciones musculares y articulaciones con huesos vecinos.

Existen una gran cantidad de orificios y conductos en el hueso temporal a través de los cuales entran y salen estructuras de la cavidad craneal. El hueso temporal también contiene las estructuras que forman el oído medio e interno.

Cuando el cráneo es visto desde una perspectiva posterior, los huesos temporales pueden ser observados en las extremidades laterales del cráneo, con una prominencia redondeada, el proceso mastoides, siendo la característica visible más destacada. El hueso temporal está compuesto por varias partes, siendo estas la porción escamosa, el proceso cigomático, la porción petromastoidea, la porción timpánica y el proceso estiloides.

Este artículo explicará la anatomía del hueso temporal.

Puntos clave sobre el hueso temporal
Porciones Escamosa, mastoidea, petrosa, timpánica
Articulaciones Suturas occipitomastoidea, escamosa, esfenoescamosa, cigomaticotemporal, articulación temporomandibular
Inserciones musculares Fosa temporal: origen del músculo temporal
Proceso mastoides: inserción de los músculos esternocleidomastoideo, esplenio de la cabeza, longísimo de la cabeza, digástrico
Proceso estiloides: músculos estilofaríngeo, estilogloso, estilohioideo
Forámenes Foramen lacerum (nervio petroso mayor), conducto carotídeo (arteria carótida interna), conducto auditivo interno (VII, VIII pares craneales, arteria laberíntica), foramen yugular (vena yugular interna, IX, X, XI pares craneales, arteria meníngea posterior)
Correlaciones clínicas Mastoiditis, meningitis
Contenidos
  1. Porción escamosa
  2. Porción petromastoidea
    1. Porción mastoidea
    2. Porción petrosa
  3. Porción timpánica
  4. Articulaciones
  5. Inserciones musculares
  6. Forámenes
  7. Correlaciones clínicas
  8. Bibliografía
+ Muestra todo

Porción escamosa

La porción escamosa corresponde a la parte anterior y superior del hueso temporal que forma la porción lateral de la fosa craneal media. Tiene la apariencia de un plato grande aplanado. Su cara externa es lisa y ligeramente convexa. Por encima del conducto auditivo externo, existe un surco para la arteria temporal media. La cara interna de la porción escamosa es cóncava. Su superficie tiene impresiones que siguen los surcos y contornos del lóbulo temporal del encéfalo que descansa sobre este. También existe un surco en esta superficie para los vasos meníngeos medios.

Existe una proyección anterior desde la porción escamosa del hueso temporal, el proceso cigomático. Este se localiza en la parte inferior de la porción escamosa. Inicialmente se proyecta lateralmente, luego gira para pasar anteriormente y articularse con el proceso temporal del hueso cigomático formando así el arco cigomático. Existe un pequeño tubérculo inferior al proceso cigomático en su raíz: el proceso articular.

Puntos clave sobre la porción escamosa del hueso temporal
Cara externa Inserción del músculo temporal, forma parte de la fosa temporal, presenta un surco para la arteria temporal media
Cara interna Forma la parte lateral de la fosa craneal medial, presenta impresiones del lóbulo temporal del encéfalo
Procesos y fosas Proceso cigomático
Por medio de su propia superficie articular se une al hueso cigomático y crea el arco cigomático
Fosa mandibular

Cara articular para la cabeza de la mandíbula en la articulación temporomandibular
Bordes Superior
Sutura escamosa con el hueso parietal
Anteroinferior

Articulación con el ala mayor del hueso esfenoides

La incisura mandibular (fosa), donde se articula la cabeza de la mandíbula, también está presente en la porción escamosa del hueso temporal.

Porción petromastoidea

Esta parte del hueso temporal está generalmente dividida en dos: la porción petrosa y la porción mastoidea.

Porción mastoidea

La porción mastoidea es la porción más posterior del hueso temporal. Su cara externa es rugosa por la presencia de inserciones musculares. Aquí existe una proyección cónica hacia abajo llamada proceso mastoides.

Varios músculos se insertan en el proceso mastoideo, siendo estos el músculo esternocleidomastoideo, el esplenio de la cabeza y el longísimo de la cabeza. Hay una depresión en la cara medial del proceso mastoideo, la incisura mastoidea, donde se inserta el vientre posterior del músculo digástrico. La cara medial del proceso mastoides tiene un surco profundo llamado el surco del seno sigmoideo, donde se ubica el seno sigmoideo.

Puntos clave sobre la porción mastoidea del hueso temporal
Cara externa Proporciona el lugar de inserción para los músculos occipital y auricular posterior, es perforada por varios forámenes siendo el foramen mastoideo el de mayor tamaño (a través de él, pasa el seno transverso a la duramadre)
Cara interna Surco sigmoideo profundo para el seno sigmoideo
Procesos y fosas Proceso mastoideo
Proporciona el lugar de inserción para los músculos esternocleidomastoideo, esplenio de la cabeza y longísimo de la cabeza
Incisura mastoidea

Proporciona el lugar de inserción para el vientre posterior del músculo digástrico
Bordes Superior
Borde dentado para la articulación con el ángulo mastoideo del hueso parietal
Posterior

Borde dentado para la articulación con el borde inferior del hueso occipital
Anterior

Fusionado con la escama
Espacios Celdillas mastoideas que comunican con el antro mastoideo

Porción petrosa

La porción petrosa (también conocida como roca petrosa, peñasco temporal, hueso petroso) es una masa ósea en forma de cuña ubicada entre los huesos esfenoides y occipital dentro de la cavidad craneal. Es la porción más medial del hueso temporal, y es el reparo anatómico que divide las fosas craneales media y posterior entre sí. Tiene una base, un vértice y tres superficies: anterior, posterior e inferior. También tiene tres bordes: superior, anterior y posterior. El laberinto óseo se ubica dentro de la porción petrosa.

La región anterior de la porción petrosa forma el límite posterior de la fosa craneal media. Su cara interna tiene un surco para el giro temporal inferior, así como para el ganglio del trigémino. La impresión trigeminal está separada de otra depresión posterior por una cresta ósea. Esta depresión envuelve parcialmente al conducto auditivo interno y a la cóclea.

Puntos clave sobre la porción petrosa del hueso temporal
Base Unida a las caras internas de las porciones escamosa y mastoidea
Vértice Presenta la abertura anterior del conducto carotídeo y forma el borde posterolateral del foramen lacerum
Cara anterior Forma la parte posterior de la fosa craneal media; contiene la eminencia arcuata, el techo del tímpano, surco e hiato del conducto para el nervio petroso mayor (o hiato de Falopio), hiato del conducto para el nervio petroso menor, terminación del conducto carotídeo, impresión trigeminal
Cara posterior Forma la parte anterior de la fosa craneal posterior; contiene el orificio auditivo interno
Cara inferior Presenta el área cuadrangular, la abertura del conducto carotídeo, la fosa yugular
Contiene Laberinto óseo

La cresta está limitada posteriormente por la eminencia arcuata, la cual se eleva superiormente por el conducto semicircular superior. El aspecto lateral de la porción petrosa se articula con la porción escamosa del hueso temporal. Entre esta articulación lateralmente y la eminencia arcuata medialmente, existe una lámina de hueso llamada el techo del tímpano. Este hueso forma el techo del oído medio. Los conductos semicirculares lateral y posterior se ubican por debajo de la inclinación posterior de la eminencia arcuata.

El área posterior de la porción petrosa del hueso temporal contribuye al límite anterior de la fosa craneal posterior. Es continua con la parte interna de la porción mastoidea. Existe una depresión debajo de la eminencia arcuata, la fosa subarcuata, que se ubica por encima del orificio del conducto auditivo interno.

La superficie inferior es altamente irregular y contribuye a la cara externa de la base del cráneo. Cerca al vértice, existe un área cuadrangular asociada con la inserción del músculo elevador del velo del paladar y la tuba auditiva. Posterior a esta región se encuentra un orificio para el conducto carotídeo, y más posterior a este la fosa yugular.

El borde superior es el borde más largo de la porción petrosa del hueso temporal. Se encuentra dentro de la cavidad craneal y tiene un surco para el seno petroso superior. El borde posterior forma parte de la fosa para el seno petroso inferior. El borde anterior se inserta lateralmente a la porción escamosa del hueso temporal y medialmente se articula con el ala mayor del hueso esfenoides. Dos conductos salen del cráneo en la unión entre las porciones petrosa y escamosa: el superior contiene al músculo tensor del tímpano y el inferior a la tuba auditiva.

Porción timpánica

La porción timpánica del hueso temporal es una placa curva que se encuentra inmediatamente por debajo del origen del proceso cigomático. Su cara posterior es cóncava y forma la pared anterior, piso y parte de la pared posterior del conducto auditivo externo. El orificio auditivo externo es fácilmente visible en este lugar.

Puntos clave sobre la porción timpánica del hueso temporal
Cara posterior Forma la pared anterior, el piso y parte de la pared posterior del conducto auditivo externo; contiene el surco timpánico (para la inserción de la membrana timpánica)
Cara anterior Forma la porción posterior de la fosa mandibular y una parte del orificio auditivo externo
Bordes Lateral, superior, inferior
Procesos Proceso estiloides

La porción timpánica del hueso temporal se une con la porción petrosa internamente, y con las porciones escamosa y mastoidea posteriormente. Su cara posterior forma la pared anterior, el piso y parte de la pared posterior del conducto auditivo externo. La cara anterior forma la porción posterior de la fosa mandibular, y su porción lateral forma parte del conducto auditivo externo. El borde inferior es afilado, y forma el proceso del proceso estiloides. La región central es fina y en ocasiones perforada. El foramen estilomastoideo se ubica entre el proceso estiloides y el proceso mastoideo. Es el extremo terminal del conducto facial, y permite el paso del nervio facial y la arteria estilomastoidea.

El proceso estiloides es una proyección estrecha y puntiaguda que se extiende hacia abajo y hacia delante desde la superficie inferior del hueso temporal.

La longitud es variable, pero generalmente mide 2,5 cm. Normalmente es recta, pero puede ser curva, por lo general en la cara anterior. Su porción proximal está encerrada en la lámina timpánica; el extremo distal es el sitio de inserción de varios músculos y ligamentos. La glándula parótida se ubica lateral al proceso estiloides; El nervio facial cruza su base; la arteria carótida externa pasa a través de la glándula parótida cruzando la punta del proceso estiloides; y medialmente se inserta el músculo estilofaríngeo, separando el proceso estiloides de la vena yugular interna.

¿Quieres poner a prueba todo lo que has aprendido sobre el hueso temporal? Consulta nuestros diagramas y cuestionarios sobre los huesos del cráneo.

Articulaciones

El hueso temporal se articula con otros huesos planos del cráneo en las articulaciones llamadas suturas:

  • La sutura occipitomastoidea separa posteriormente la porción mastoidea del hueso temporal del hueso occipital.
  • La sutura escamosa separa la porción escamosa del hueso temporal del hueso parietal posterior y superiormente.
  • La sutura esfenoescamosa separa anteriormente la porción escamosa del ala mayor del hueso esfenoides.
  • La sutura cigomáticotemporal separa el proceso cigomático del hueso temporal del proceso temporal del hueso cigomático, formando el arco cigomático.

El hueso temporal también se articula con la mandíbula en la articulación temporomandibular. En esta articulación gínglimo, la cabeza redondeada de la mandíbula se articula con una cavidad formada por la fosa mandibular y el proceso articular del hueso temporal.

Inserciones musculares

Un gran número de músculos se insertan en diferentes partes del hueso temporal. El músculo temporal se origina de la fosa temporal, que está formada parcialmente por el aspecto lateral del hueso temporal. Los músculos esternocleidomastoideo, esplenio de la cabeza, longísimo de la cabeza y digástrico se insertan en el proceso mastoideo del hueso temporal. Insertados en el proceso estiloides están los músculos:

  • Estilofaríngeo
  • Estilogloso
  • Estilohioideo

Forámenes

Existen varios orificios en el hueso temporal, a través de los cuales pasan estructuras que entran y salen de la cavidad craneal:

  • Anteromedialmente, el hueso temporal forma el límite posterior del foramen lacerum, a través del cual pasa el nervio petroso mayor.
  • El conducto carotídeo es una vía mediante la cual pasa la arteria carótida interna a través de la porción petrosa del hueso temporal para salir en la fosa craneal media.
  • El orificio auditivo interno es otro conducto que pasa a través de la porción petrosa del hueso temporal entre la fosa craneal posterior y el orificio auditivo externo. Pasan a través de este orificio: el nervio facial (VII par craneal), el nervio vestibulococlear (VIII par craneal) y la arteria laberíntica. El nervio vestibulococlear termina en el hueso temporal. El nervio facial continúa hacia afuera, saliendo del hueso temporal a través del foramen estilomastoideo.
  • Posteriormente, la porción petrosa del hueso temporal forma el extremo anterior del foramen yugular. La vena yugular interna empieza en el agujero yugular donde el seno sigmoide sale del cráneo. También hay otras estructuras que pasan a través de este orificio. Estas incluyen tres de los nervios craneales: el nervio glosofaríngeo (IX par craneal), el nervio vago (X par craneal) y el nervio accesorio (XI par craneal). La arteria meníngea posterior también pasa a través de este orificio.
  • También existen algunos orificios menores en el hueso temporal. Hay dos hiatos a través de los cuales los nervios petrosos mayor y menor salen del ganglio geniculado en el conducto facial. También hay un foramen mastoideo, a través del cual pasan las venas emisarias y algunas veces una rama de la arteria occipital.

Para más detalles sobre el hueso temporal, echa un vistazo a continuación:

Hueso temporal: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!