Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Ovarios

Los ovarios son glándulas femeninas intraperitoneales pareadas, que tienen su ubicación en la pelvis. Sus funciones principales son:

  • Gametogénesis, o la producción de los gametos femeninos (ovocitos u oocitos).
  • Producción de hormonas esteroideas (estrógeno y progesterona), también llamada esteroidogénesis.

Los ovarios ocupan un lugar muy importante en la vida de las mujeres reproductivamente maduras, debido a que tienen una gran influencia en la homeostasis hormonal y la función reproductiva. Por tanto, es importante que los futuros profesionales sanitarios comprendan la anatomía, histología, funciones y características de los ovarios.

Puntos clave sobre los ovarios
Definición y función Órganos reproductores femeninos y glándulas endocrinas cuyas funciones son producir los ovocitos y regular el estado hormonal de las mujeres reproductivamente maduras
Ovarios y sus partes Extremidad superior (tubárica)
Extremidad inferior (uterina)
Hilio
Caras anterior, posterior, medial y lateral
Ligamentos Ligamento suspensorio del ovario
Ligamento propio del ovario
Mesovario
Estructura interna Corteza: contiene los folículos ováricos, el cuerpo lúteo y el cuerpo albicans
Médula: tejido conectivo que contiene los nervios y vasos del ovario
Vascularización Arteria ovárica
Vena ovárica
Inervación Simpática: nervios esplácnicos menores (por medio de los ganglios aórticos)
Parasimpática: nervios esplácnicos pélvicos (por medio del plexo hipogástrico inferior)
Contenidos
  1. Anatomía
    1. Ligamentos del ovario
  2. Estructura interna
  3. Vascularización e inervación
  4. Estructuras linfáticas
  5. Embriología
  6. Correlaciones clínicas
  7. Bibliografía 
+ Muestra todo

Anatomía

Los ovarios están ubicados en la fosa ovárica, a cada lado del útero. La fosa ovárica es un espacio entre la arteria ilíaca interna y la bifurcación de la arteria ilíaca externa. Cada ovario tiene una extremidad superior (tubárica) y una inferior (uterina). La extremidad tubárica está cubierta generalmente por las fimbrias de las tubas uterinas (o trompas de Falopio), mientras que la extremidad uterina apunta hacia el cuerpo del útero.

Las caras de los ovarios se encuentran en estrecha relación anatómica con las estructuras adyacentes de la pelvis verdadera. La cara lateral se ubica en la fosa ovárica y está en contacto con el peritoneo parietal. La cara posterior está relacionada con el uréter y la arteria ilíaca interna, mientras que la cara anterior está relacionada con el ligamento umbilical medial.

Ligamentos del ovario

Los ovarios se mantienen en su lugar por una serie de ligamentos ováricos. Además de esto, algunos de ellos transportan a los nervios y vasos que los nutren. Estos ligamentos son:

  • Ligamento suspensorio del ovario: es un pliegue peritoneal que une la extremidad tubárica a la pared pélvica. Contiene a la arteria y vena ováricas, así como a los nervios autónomos que inervan los ovarios. El sitio de entrada de las estructuras neurovasculares es llamado el hilio del ovario.
  • Ligamento propio del ovario: une a la extremidad uterina del ovario con el ángulo lateral del útero. Es un remanente del gubernáculo (el cordón fibroso embrionario que une la gónada en desarrollo al piso de la pelvis) y no transporta ninguna estructura neurovascular.
  • Mesovario: es un pliegue peritoneal que une el ovario con la porción posterior del ligamento ancho del útero. Contiene vasos sanguíneos y nervios que viajan a través del hilio del ovario.

Estructura interna

Desde el punto de vista de la estructura interna, los ovarios constan de una corteza externa y una médula interna. La médula es la porción central del tejido ovárico. Está compuesto por tejido conectivo laxo, dentro del cual se encuentran incorporados los vasos sanguíneos, los vasos linfáticos y los nervios.

La corteza es la capa más externa del ovario. Su superficie externa está cubierta por epitelio germinativo y túnica albugínea. El epitelio germinativo es una capa de células del ovario cúbicas simples que es contínua con el mesovario. La túnica albugínea, se ubica por debajo de las células germinativas y está compuesta por tejido conectivo denso.

La corteza ovárica se ubica por debajo de la túnica albugínea. Contiene los folículos ováricos, que son microunidades dentro de las cuales los ovocitos se desarrollan para convertirse en óvulos maduros. Los folículos varían en tamaño, lo que depende de la etapa de desarrollo en la que se encuentra el ovocito. Hablando de esta manera, existen tres tipos de folículos:

  1. Folículos primordiales: son la forma de desarrollo más temprana de los folículos. Comienzan formándose en el tercer mes de la vida fetal.
  2. Folículos en crecimiento: se dividen en primarios y secundarios. Los folículos primarios son la primera etapa del crecimiento folicular. Su característica principal es el desarrollo de la zona pelúcida, la cual es una capa que contiene proteínas para la unión de los espermatozoides.
  3. Folículos maduros o de de Graaf: los cuales están listos para liberar al óvulo tras la ovulación.

Otra estructura importante de la corteza es el cuerpo lúteo. Es una glándula endocrina temporal formada por los restos del folículo de de Graaf que se rompe después de la ovulación. Su función es liberar progesterona. Si el embarazo no ocurre, el cuerpo lúteo sufre regresión, dejando un tejido cicatricial llamado cuerpo albicans. Sin embargo, si el embarazo sucede, el cuerpo lúteo continúa produciendo progesterona hasta que la placenta esté lista para realizar esta función, que es alrededor del 4to a 5to mes de gestación.

Vascularización e inervación

La irrigación de los ovarios está proporcionada por las arterias ováricas, ramas directas de la aorta abdominal. El drenaje venoso comienza en el plexo pampiniforme en el mesovario, desde donde continúan las venas ováricas. También viajan a través de los ligamentos suspensorios del ovario hacia su destino. El ovario izquierdo drena en la vena renal, mientras que el ovario derecho drena directamente en la vena cava inferior.

La inervación simpática de los ovarios se origina en los nervios esplácnicos menores, cuyas fibras alcanzan los ovarios después de hacer sinapsis con los ganglios aórticos. La inervación parasimpática proviene del plexo hipogástrico inferior, cuyo origen son los nervios esplácnicos pélvicos.

Estructuras linfáticas

Existen tres vías para el drenaje linfático desde los ovarios:

  • Superiormente, para los ganglios linfáticos paraaórticos adyacentes a la arteria ovárica.
  • Inferiormente, al grupo medial de los ganglios linfáticos inguinales superficiales a través del conducto inguinal, junto al ligamento redondo.
  • Horizontalmente, hacia el ovario del lado opuesto a través del fondo del útero.

Embriología

Las gónadas femeninas (ovarios) son derivadas de la cresta gonadal que da origen también a los conductos paramesonéfricos. Se convierten en ovarios distintos entre la 6ta y 7ma semanas de gestación, cuando las células germinales primordiales epiblásticas comienzan su invasión a las crestas gonadales. Mientras las crestas gonadales están pobladas por células germinativas primordiales, su revestimiento epitelial crece hacia la capa mesenquimatosa que está más profunda. Continúan creciendo y formando cordones sexuales primitivos, los cuales subsecuentemente forman grupos irregulares de células. Estos cordones degenerarán más tarde y se convertirán en el estroma vascularizado del ovario o los cordones medulares.

Los cordones medulares también se degeneran y son reemplazados por los cordones corticales durante el tercer mes de vida fetal. Los cordones corticales eventualmente forman grupos de células que se convierten en folículos primordiales. Cabe señalar que la ausencia del cromosoma Y es parte integral del desarrollo de los ovarios. El cromosoma Y lleva el gen SRY (por sus siglas en inglés, es la región determinante de sexo en el Y), que es responsable de la producción de la proteína factor determinante del testículo, el cual promueve la diferenciación gonadal masculina.

Ovarios: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!