Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Cuerpo amigdalino

En algún momento de nuestras vidas, todos nos sentimos abrumados por el miedo y escuchamos muchos consejos de nuestros amigos, como: “Piensa racionalmente, escucha a tu cabeza, no hay razón para temer”. Bueno, después de leer este artículo, serás capaz de explicarles que el epicentro de tu miedo está en el encéfalo mismo, y este es llamado cuerpo amigdalino o amígdala cerebral.
 
En este artículo, nos enfocaremos en la anatomía de la amígdala del cerebro y en un amplio espectro de papeles que cumple esta estructura cuando se trata de respuestas emocionales, la toma de decisiones y la memoria.

Puntos clave del cuerpo amigdalino
Ubicación Dentro de los lóbulos temporales, medial al hipotálamo y adyacente al hipocampo y al asta temporal (inferior) del ventrículo lateral
Núcleos Grupo basolateral, respuesta al estrés, comportamiento en cuanto a la alimentación y bebida
Grupo corticomedial - comportamientos en cuanto al hambre y la alimentación
Grupo centromedial - funciones respiratoria y cardiovascular
Proyecciones aferentes Bulbo olfatorio, corteza orbitofrontal, giro cingular, tronco del encéfalo, telencéfalo basal, porción medial del tálamo, hipotálamo
Proyecciones eferentes Estría terminal, vía amigdalofugal ventral
Lesiones Síndrome de Klüver-Bucy
Contenidos
  1. Definición y ubicación
  2. Núcleos de la amígdala
    1. Grupo basolateral
    2. Grupo corticomedial
    3. Grupo centromedial
  3. Vías
    1. Proyecciones aferentes
    2. Proyecciones eferentes
  4. Funciones
  5. Lesiones de la amígdala
  6. Bibliografía
+ Muestra todo

Definición y ubicación

El cuerpo amigdalino, o simplemente amígdala, es uno de los dos grupos de núcleos con forma de almendra ubicados profundo en los lóbulos temporales, medial al hipotálamo y adyacente al hipocampo y al asta temporal (inferior) del ventrículo lateral.

Por lo general, las funciones principales de la amígdala cerebral tienen una fuerte correlación en la reacción a situaciones y estímulos desagradables y aversivos. Este tipo de estímulos tienen un enorme significado biológico por razones de evolución motivo por el cual el cuerpo amigdalino es una de las áreas más importantes del encéfalo para estos comportamientos “primitivos”.

La mayoría de los papeles que la amígdala juega son alcanzados por medio de su principal función: la modulación del hipotálamo por medio de varias vías neuronales.

Núcleos de la amígdala

El cuerpo amigdalino, es una sustancia gris subcortical del sistema límbico. Contiene 13 núcleos que se agrupan en tres divisiones funcionalmente diferentes:

  • el grupo basolateral
  • el grupo centromedial
  • el grupo corticomedial

Grupo basolateral

Este grupo incluye al núcleo lateral, basal y accesorio basal. Es grande y filogenéticamente hablando, relativamente nuevo. Funcionalmente, pertenece al sistema límbico. Tiene conexiones recíprocas con las áreas de asociación sensitiva de la corteza, las cuatro (corteza auditiva, visual y somatosensitiva).

Se proyecta a tres lugares diferentes:

  • Núcleo medial dorsal del tálamo
  • Núcleo basal (de Meynert)
  • El estriado ventral

Este grupo modula diferentes funciones del tálamo, como:

  • Respuesta al estrés
  • Reflejos somáticos y autonómicos
  • Comportamiento del consumo de alimentos y bebidas

Grupo corticomedial

Este grupo contiene a los núcleos corticales y al núcleo de la estría olfatoria lateral. En comparación con el grupo basolateral es más pequeño, filogenéticamente más antiguo y funcionalmente pertenece al sistema olfatorio. Es en realidad el lugar de terminación de las fibras olfatorias que surgen desde el bulbo olfatorio. Este grupo se proyecta al núcleo ventromedial del hipotálamo y juega un papel en los comportamientos asociados al hambre y a la alimentación.

Grupo centromedial

Este grupo está compuesto por los núcleos medial y central. Es en realidad el lugar donde se proyectan tanto los núcleos basolaterales como los corticomediales. Este grupo está conectado recíprocamente a los núcleos sensitivos viscerales y autonómicos en el tronco del encéfalo que están involucrados en las funciones respiratoria y cardiovascular.

Además de estos grupos de núcleos, existe una porción separada de núcleos que no pueden ser fácilmente clasificados en cualquiera de los tres grupos ya mencionados y por eso son numerados aparte. Estos incluyen las masas o grupos celulares intercalados y el área parahipocampal.

Vías

Cada grupo de núcleos amigdalinos recibe y envía estímulos a múltiples y distintas regiones del encéfalo. Estos se denominan vías, y dependiendo de si reciben o envían señales, estas pueden ser aferentes o eferentes.

Proyecciones aferentes

El grupo basolateral de núcleos recibe impulsos desde las porciones dorsal y medial del tálamo y muchas áreas corticales, como el lóbulo de la ínsula, la corteza prefrontal, la corteza parahipocampal y la corteza temporal. También, recibe numerosas fibras neuronales desde el tronco del encéfalo.

En todo caso, queda claro que todas estas fibras transmiten un amplio espectro de información somatosensitiva, visual y óptica desde la amígdala, ya que reciben numerosas fibras aferentes. El grupo basolateral de núcleos se considera la zona amigdalina de convergencia sensitiva.

Todos estos impulsos recibidos por el grupo basolateral son luego proyectados para el grupo centromedial donde se supone deben estar organizados y luego ser enviados a diferentes centros motores para causar una reacción para la información recibida. Por esta razón, el grupo centromedial se considera la zona amigdalina de divergencia motora.

Para ser más específicos, estas son las estructuras que envían fibras a la amígdala:

  • Bulbo olfatorio
  • Corteza orbitofrontal
  • Giro cingular
  • Telencéfalo basal
  • Porción medial del tálamo
  • Hipotálamo
  • Tronco del encéfalo

Proyecciones eferentes

Como ya fue mencionado, el principal papel de la amígdala es modular la actividad del hipotálamo. Esto lo realiza por medio de dos vías principales: la estría terminal y la vía amigdalofugal ventral.

Estría terminal

Esta vía corre desde el núcleo central de la amígdala hasta el núcleo ventromedial del hipotálamo. La vía también lleva fibras para los núcleos septales y las regiones talámicas del encéfalo.

Junto con estas fibras eferentes, la estría terminal lleva fibras que se proyectan desde estas tres áreas de vuelta hacia la amígdala. La estría terminal juega un papel primordial en varios tipos de respuestas del organismo ante el estrés.

Cuando sale del núcleo central, la mayoría de sus fibras se ubican entre el núcleo caudado y el tálamo, seguido por la vena terminal. En toda su longitud, la estría terminal está en relación al grupo de neuronas denominadas, núcleo del lecho de la estría terminal (BNST por sus siglas en inglés), cuya función describiremos más adelante.

Las fibras terminales de la estría terminal se extienden en forma de rayos y alcanzan varios núcleos del hipotálamo, como la porción ventromedial del núcleo supraóptico, el núcleo preóptico, el núcleo hipotalámico anterior y el área hipotalámica lateral. También forman sinapsis con neuronas del núcleo accumbens, los núcleos septales, el núcleo caudado y el putamen. Como se encuentra conectado con la estría medular del tálamo a través de los núcleos septales, la estría terminal modula indirectamente al tronco del encéfalo.

El antes mencionado núcleo del lecho de la estría terminal es una estructura límbica del prosencéfalo que recibe proyecciones del grupo basolateral de la amígdala (además de otras áreas) y las proyecta hacia áreas diana en el hipotálamo y tronco del encéfalo que median muchas de las respuestas autonómicas y comportamentales para responder a estímulos aversivos o amenazantes. Es una estructura que tiene diferentes morfologías cuando es comparada entre hombres y mujeres, como por ejemplo, es dos veces más grande en los hombres. Para ese tipo de núcleos, decimos que son sexualmente dimórficos.

Las diferentes morfologías en el núcleo del lecho de la estría terminal entre hombres y mujeres definen diferencias específicas en lo que se refiere a fobias. Esta es la razón por la cual se cree que las mujeres son estereotípicamente más fáciles de asustar en comparación a los hombres. Otras funciones de la estría terminal se relacionan con la ansiedad en respuesta a una amenaza. Se cree que el núcleo del lecho de la estría terminal actúa como un lugar de relevo dentro del eje hipotálamo-hipófiso-adrenal y modula su actividad en respuesta al estrés agudo que dura más de 10 minutos. También se cree que esto promueve la inhibición del comportamiento al encontrarse con personas desconocidas.

Vía amigdalofugal

Esta vía es la principal vía eferente de la amígdala. Comienza en los núcleos centromedial y basolateral del complejo amigdalino y lleva las fibras a varios lugares dentro del sistema nervioso.

Los axones desde el grupo basolateral pasan medialmente a través de la sustancia innominada y terminan en el hipotálamo y los núcleos septales. Es conocido que la sustancia innominada proyecta neuronas colinérgicas a la corteza del encéfalo que son importantes para la modulación del comportamiento social. También, el grupo basolateral proyecta fibras que se propagan de forma difusa y hacen sinapsis con amplias áreas de la corteza frontal y prefrontal, la corteza del giro cingular, la ínsula y la corteza temporal. Por otro lado, las fibras del núcleo centromedial se dirigen caudalmente hacia el tronco del encéfalo, para terminar en los núcleos del rafe, junto con otras estructuras como la sustancia gris periacueductal y el locus cerúleo. Estas estructuras también envían sus fibras de vuelta a la amígdala.

La vía amigdalofugal y la estría terminal en conjunto permiten que la amígdala controle directamente la zona medial del hipotálamo, la zona lateral del hipotálamo y la sustancia gris periacueductal del mesencéfalo. Esta vía es de suma importancia para el aprendizaje asociativo.

Funciones

Hasta ahora hemos descrito numerosas funciones de la amígdala. Para que las puedas entender mejor y para resumir un poco lo que has aprendido hoy, las enumeramos a continuación:

La primera y principal función de la amígdala es modular al hipotálamo. Actuando en varias estructuras neuronales y definiendo algunos hábitos del comportamiento. Aquí se encuentran algunos de los más importantes:

  • Fobias
  • Respuesta al estrés agudo
  • Control del sistema nervioso autónomo
  • Mediar el almacenamiento de la memoria en el condicionamiento del miedo

Conocer la anatomía de la amígdala, y entender consecuentemente sus funciones es algo que ayudará a todos los apasionados de la neuroanatomía. Además de completar tus conocimientos sobre la anatomía general del cerebro, te presentará las estructuras filogenéticamente antiguas del sistema nervioso, así podrás entender mejor lo que aún es una gran pregunta para los científicos, las emociones humanas.

Ya que la principal función de la amígdala tiene relación con el hipotálamo, ¿qué tal poner a prueba tu conocimiento sobre este?

Cuerpo amigdalino: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.
¿Te aburrió la anatomía? Intenta esto

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!

Comienza a aprender en menos de 60 segundos

  • Aprende anatomía e histología más rápidamente
  • Accede a unidades de estudio creadas y actualizadas por nuestros expertos
  • No se requiere contrato ni pago
Crea tu cuenta gratuita ➞