Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Diencéfalo

El diencéfalo es una estructura pareada con mitades simétricas ubicada en la porción caudal del prosencéfalo entre el telencéfalo y el tronco encefálico, en el sistema nervioso central. Este se encuentra en la región central del encéfalo conformando su núcleo central. Juega un rol de suma importancia en cuanto al procesamiento de la información sensitiva que proviene de todas las vías sensitivas ascendentes las cuales viajan a la corteza cerebral, a excepción de las vías olfativas. También, juega un papel clave en el control autónomo. El diencéfalo está constituido por el: 

  • Epitálamo
  • Tálamo
  • Subtálamo
  • Metatálamo
  • Hipotálamo

En este artículo, revisaremos la anatomía y función de las diferentes partes del diencéfalo, así como algunas correlaciones clínicas de importancia sobre esta región del encéfalo.

Puntos clave sobre el diencéfalo
Porciones Epitálamo
Tálamo
Subtálamo
Metatálamo
Hipotálamo
Irrigación Arteria cerebral posterior
Arteria comunicante posterior
Función Centro principal de la transmisión y procesamiento de la información sensitiva y el control autónomo:
- A través de las conexiones del sistema límbico: centro de la memoria y la emoción
- A través de conexiones con los ganglios basales: coordinación motora
- A través de conexiones con las áreas sensoriales primarias, como la auditiva o la visual
Contenidos
  1. Estructura y funciones
  2. Epitálamo
  3. Tálamo
    1. Núcleos
    2. Caras
  4. Subtálamo
    1. Características y componentes
    2. Conexiones
  5. Metatálamo
    1. Cuerpo geniculado medial
    2. Cuerpo geniculado lateral
  6. Hipotálamo
    1. Relaciones
    2. Núcleos y áreas
  7. Correlaciones clínicas
    1. Síndrome diencefálico (de Russell)
    2. Síndrome de panhipopituitarismo
  8. Bibliografía
+ Muestra todo

Estructura y funciones

Una gran parte del diencéfalo se encuentra oculto en el encéfalo ya que como lo hemos mencionado anteriormente, se ubica en la región central del mismo. Está conformado por el tercer ventrículo y estructuras adyacentes. Sus bordes por ende corresponden a los bordes del tercer ventrículo: se extiende posteriormente hasta el acueducto mesencefálico y anteriormente hasta los forámenes interventriculares.

El diencéfalo está constituido por varías porciones funcionales: el epitálamo, el tálamo, el subtálamo, el metatálamo, el hipotálamo y la hipófisis (pituitaria). 

El diencéfalo se encuentra muy bien irrigado por varias arterias, especialmente por la arteria talamogeniculada y la arteria talamoperforante, ramas de la arteria cerebral posterior y de la arteria comunicante posterior.

Cada uno de los componentes del diencéfalo se encarga de diferentes funciones especializadas que forman parte y posibilitan las funciones vitales. El diencéfalo actúa como centro primario de transmisión y procesamiento de la información sensitiva y del control autónomo. La gran cantidad de vías de comunicación entre estas estructuras y otras partes del cuerpo, convierte al diencéfalo en una zona funcionalmente variable. Cabe mencionar que algunas de estas conexiones incluye vías hacia el sistema límbico (centro clave para la memoria y las emociones), los ganglios basales (coordinación motora), así como áreas sensoriales primarias, como el área auditiva o visual.

Epitálamo

El epitálamo se encuentra en relación de proximidad con la porción posterior del techo del tercer ventrículo y la pequeña porción adyacente de su pared lateral. Está constituida por las siguientes porciones:

  • Estría medular del tálamo
  • Comisura posterior 
  • Habénula (medial y lateral)
  • Glándula pineal

La estría medular del tálamo se encuentra íntimamente relacionada  con la tenia del tálamo como un haz de fibras a lo largo de la unión de las caras medial y superior del tálamo. Empieza cerca al polo anterior del tálamo y toma una dirección posterior hacia el trígono de la habénula. Desde la estría medular del tálamo, algunas fibras cruzan a nivel de la lámina superior o anterior del tallo pineal para poder llegar a los núcleos habenulares en el lado contrario.   

Estas fibras constituyen la comisura habenular, algunas de las cuales conectan también al cuerpo amigdalino y a la formación hipocampal de los hemisferios cerebrales derecho e izquierdo. La comisura posterior se encuentra en la lámina inferior del tallo de la glándula pineal. Relacionados con esta comisura, podemos encontrar a varios núcleos pequeños, tales como los núcleos intersticial y dorsal de la comisura posterior, el núcleo de Darkschewitsch y el núcleo intersticial de Cajal (ambos núcleos se comunican con los núcleos vestibulares a través del fascículo longitudinal medial).

La glándula pineal es una pequeña estructura de forma piriforme que se encuentra relacionada con la pared posterior del tercer ventrículo. Se caracteriza por ser una glándula endocrina de suma importancia, formada por células conocidas como pinealocitos, los cuales secretan melatonina en respuesta a la oscuridad. 

La glándula pineal también secreta una serie de hormonas polipeptídicas que en conjunto con la melatonina, tienen una influencia importante en la regulación de varios órganos del sistema endocrino, tales como la hipófisis, las glándulas tiroides,  paratiroides, suprarrenales y las gónadas. Las hormonas de la glándula pineal llegan a la hipófisis a través del torrente sanguíneo y del líquido cefalorraquídeo (LCR). A medida que el cuerpo envejece, las glándulas pineales se van calcificando y forman los conocidos cuerpos arenáceos o la arena cerebral.

Tálamo

El tálamo es la porción más grande de sustancia gris del diencéfalo que está relacionada lateralmente con el tercer ventrículo. Las mitades simétricas de esta estructura de la línea media se pueden encontrar entre las cortezas cerebrales y el mesencéfalo. Tiene un polo anterior y otro polo posterior, así como una cara superior, inferior, medial y lateral. Su porción superior se encuentra cubierta por una capa fina de sustancia blanca conocida como la capa zonal, mientras que su cara lateral se encuentra cubierta por una capa similar conocida como lámina medular externa.

Núcleos

El tálamo también consta de varios núcleos que se dividen en 5 grupos: anteriores, mediales, laterales, intralaminares y reticulares.

Los núcleos talámicos permiten que la función del tálamo se lleve a cabo. Siendo responsables de varias funciones importantes del organismo, como la transmisión de señales sensitivas y motoras, así como  la regulación de la conciencia, el sueño y el estado de alerta.

Puntos clave sobre los núcleos del tálamo
Núcleos anteriores Núcleo anteroventral
Núcleo anteromedial
Núcleo anterodorsal
Núcleos mediales Núcleo medial dorsal
Núcleos de la línea media (mediano y periventricular)
Núcleos laterales Grupo dorsal
- Núcleo lateral dorsal
- Núcleo lateral posterior
- Pulvinar
Grupo ventral
- Núcleo ventral anterior
- Núcleo ventral lateral
- Núcleo ventral posterior
- Núcleo ventral posteromedial
- Núcleo ventral posterolateral
- Núcleo ventral posterior inferior
Núcleos metatalámicos
- Cuerpo geniculado medial
- Cuerpo geniculado lateral
Núcleos intralaminares Núcleo centromediano
Núcleo parafascicular
Núcleo reticular Núcleo reticular talámico

Debemos tener en cuenta que la ubicación exacta del núcleo reticular del tálamo es tema de debate. Por el momento, se describe como la porción del tálamo ventral que conforma una cápsula alrededor del tálamo lateralmente. Sin embargo, algunos estudios recientes cuestionan esta declaración y lo definen como una porción del tálamo dorsal.

Aprende todo lo que necesitas saber sobre los núcleos del tálamo con la siguiente unidad de estudio:

Caras

El polo anterior del tálamo se encuentra inmediatamente posterior al foramen interventricular (de Monro). Su polo posterior constituye el pulvinar del tálamo y se encuentra justo por arriba y lateral del colículo superior. Los cuerpos geniculados lateral y medial están conectados al colículo inferior y superior por el brazo del colículo inferior y superior, respectivamente.

La cara medial conforma la mayor porción de la pared lateral del tercer ventrículo y está recubierta por el epéndimo. Una masa de sustancia gris conocida como la adhesión intertalámica se encuentra unida a las caras mediales de los dos tálamos, siendo esta estructura la que conecta al tálamo derecho con el izquierdo. En la porción inferior, la cara medial se encuentra separada del hipotálamo por el surco hipotalámico.

La cápsula interna se encuentra relacionada con la cara lateral del tálamo, separándola  del núcleo lenticular (globo pálido y putamen) de los ganglios basales. La vena talamoestriada y un fascículo de fibras, conocido como la estría terminal se encuentran en próxima relación con la cara dorsal o superior del tálamo. Estas estructuras separan al tálamo del núcleo caudado (ganglios basales). La cara inferior del tálamo está directamente relacionada con el hipotálamo.

El tálamo y el núcleo caudado conforman el suelo de la porción central de los ventrículos laterales. Sin embargo, la porción medial de la cara superior del tálamo se encuentra separada de estos ventrículos por el fórnix y por un pliegue propio de la piamadre, conocido como tela coroidea. En la unión de la cara medial y lateral del tálamo, el epéndimo del tercer ventrículo se extiende desde la pared lateral hasta el techo. Esta extensión, se encuentra marcada por una línea conocida como la tenia del tálamo debajo de la cual se encuentra un fascículo estrecho de fibras conocido como la estría medular del tálamo.  

Pon tu conocimiento sobre el tálamo a prueba con el siguiente cuestionario:

Subtálamo

Características y componentes

El subtálamo hace referencia a la porción del diencéfalo que se encuentra debajo de la porción posterior del tálamo, inmediatamente posterior y lateral al hipotálamo. Este incluye núcleos y sustancia gris como la zona incierta, el núcleo reticular y el núcleo perigeniculado. La zona incierta provee estimulación de ácido gamma-aminobutírico (GABAérgico) al tálamo, mientras que el núcleo reticular aporta regulación GABAérgica a la vía talamocortical. En conjunto, el núcleo pregeniculado y el núcleo geniculado lateral conforman el cuerpo geniculado lateral

El subtálamo continúa con los extremos superiores del núcleo rojo y la sustancia negra del tegmento del mesencéfalo inferiormente. En la porción lateral, llega a la porción más baja de la cápsula interna. 

Antes de continuar aprendiendo sobre el diencéfalo, asegúrate que dominas bien sus puntos clave básicos. Nuestros cuestionarios gratuitos sobre las porciones del encéfalo son un buen punto de partida.

Conexiones

El núcleo pregeniculado tiene conexiones similares a las que podemos encontrar en el núcleo geniculado lateral. Incluye fibras de la retina, la región pretectal y el colículo superior, por ende juega un papel clave en la visión y en los movimientos oculares. La zona incierta tiene fuertes conexiones con el núcleo reticular del tálamo, al que se conecta como una lámina fina de sustancia gris. Se cree que participa en la regulación de las actividades viscerales, como la sexualidad, la hidratación y la ingesta de alimentos, así como en la actividad cardiovascular.

Las fibras que emergen del tálamo dorsal (del tálamo propiamente dicho) pasan a través del tálamo ventral a través  del núcleo reticular. Estas fibras dan al núcleo una apariencia reticular (forma de maya o red), dando origen a su nombre. El núcleo reticular está conformado por una capa fina de neuronas que recubre la cara lateral del tálamo dorsal y también está relacionado con la cápsula interna. Cabe mencionar que la porción inferior es parcialmente contínua con la zona incierta. Las principales fibras eferentes del núcleo reticular pasan al tálamo dorsal. Sin embargo, llegan aferencias desde el núcleo cuneiforme (en la formación reticular del mesencéfalo).    

Otras conexiones del subtálamo incluyen aferencias provenientes de la corteza cerebral, el putamen, el globo pálido, los núcleos del trigémino, los núcleos cerebelosos y la región pretectal. Estas aferencias llegan al núcleo reticular y a la zona incierta, a través de los cuales envían fibras eferentes a esas estructuras y a la médula espinal. El tálamo ventral también posee conexiones con el núcleo dentado, el pedúnculo cerebral, el fascículo lenticular, el asa lenticular o fascículo lenticular, el campo prerrubral y el fascículo talámico.

Metatálamo

El metatálamo está conformado por dos eminencias con forma ovalada (los cuerpos geniculados) en la cara caudal del diencéfalo, justo por debajo del extremo caudal del tálamo dorsal. Los cuerpos geniculados lateral y medial funcionan como estaciones de relevo talámicas primarias para el sistema auditivo y óptico, respectivamente.

Cuerpo geniculado medial

El cuerpo geniculado medial recibe la información auditiva organizada de manera tonotópica (disposición del sonido en función de la frecuencia en el encéfalo) desde el colículo inferior de los cuadrigéminos, a través del brazo del colículo inferior. La información procesada del cuerpo geniculado medial es transmitida a través de la radiación auditiva a la corteza auditiva primaria en el giro transversal de Heschel. El cuerpo geniculado medial está formado por tres divisiones principales:   

  • La división dorsal, la cual consiste en la porción posterior del núcleo parvocelular 
  • La división medial, o el núcleo magnocelular
  • La división ventral, la cual consiste en la porción ventral del núcleo parvocelular

Cuerpo geniculado lateral

El cuerpo geniculado lateral recibe información siguiendo una organización retinotópica (mapeo de la entrada visual en el cerebro) del campo visual contralateral a través del tracto óptico. La información es transmitida desde el cuerpo geniculado lateral de manera topográfica a través de una porción de la radiación óptica (conocida como el bucle de Meyer) hasta la corteza visual primaria. El cuerpo geniculado lateral está conformado por capas de neuronas, y la información visual que es recibida, se distribuye entre distintas capas.

Hipotálamo

Relaciones

Tal como su nombre lo sugiere, el hipotálamo es la porción del diencéfalo que se encuentra debajo del tálamo. De la misma manera que el tálamo, este se encuentra constituido por varias subdivisiones y núcleos, como la zona periventricular, la zona medial y la zona lateral. En la porción medial, este conforma la pared del tercer ventrículo por debajo del nivel donde se encuentra el surco hipotalámico. En la porción posterior, el hipotálamo se une con el tálamo ventral y, mediante éste, también con el tegmento del mesencéfalo.

Hacia anterior, el hipotálamo se extiende hasta la lámina terminal y se fusiona con diversas estructuras olfativas en la región de la sustancia perforada anterior. Hacia inferior, se relaciona con las estructuras propias del suelo del tercer ventrículo. Estas estructuras son el túber cinereum, el infundíbulo, y los tubérculos mamilares, los cuales son considerados parte del hipotálamo. A través del infundíbulo, el hipotálamo se conecta con la hipófisis.

Aprende más sobre la anatomía y la función del hipotálamo con nuestros artículos, video tutoriales, cuestionarios y diagramas.

Núcleos y áreas

De medial a lateral, el hipotálamo se divide en tres zonas: una zona periventricular, una medial y otra lateral. De anterior a posterior, existen tres regiones del hipotálamo: una anterior, otra media y una posterior.

Los núcleos hipotalámicos se ubican dentro de estas regiones y funcionalmente, podemos encontrar a 4 grupos de núcleos: un grupo preóptico, supraóptico (quiasmático), infundibular (tuberal) y mamilar.

Puntos clave sobre los núcleos del hipotálamo
Región anterior Núcleos preópticos:
- Núcleo preóptico
- Núcleos periventriculares
- Núcleo preóptico medial
-Núcleo preóptico lateral
Núcleos supraópticos:
- Núcleo supraquasmático
- Núcleos periventriculares
- Núcleo hipotalámico anterior
- Núcleo paraventricular
- Núcleo supraóptico
- Núcleo hipotalámico lateral
Región media Núcleos infundibulares:
- Núcleo arcuato
- Núcleo dorsomedial
- Núcleo ventromedial
- Núcleos tuberales laterales
- Núcleo hipotalámico lateral
Región posterior Núcleos mamilares
- Núcleos de los cuerpos mamilares
- Núcleo hipotalámico posterior
- Núcleo hipotalámico lateral

Al observar al hipotálamo desde un punto de vista funcional, este juega un papel de suma importancia en cuanto al control de diversos comportamientos cognitivos, principalmente debido a sus conexiones con las áreas anatómicas que son responsables de dichas actividades. Sin embargo, cabe destacar que las principales funciones del hipotálamo son la regulación del comportamiento al comer y beber, la regulación de la actividad sexual y la reproducción, así como el control de la actividad autónoma.

Algunas de las otras funciones del hipotálamo son la regulación del comportamiento emocional, el control de diversas actividades endocrinas, la respuesta al estrés, la regulación de la temperatura y el control de los ritmos circadianos.

Consolida y pon tu conocimiento a prueba sobre lo que has aprendido hasta ahora del hipotálamo con el siguiente cuestionario.

Diencéfalo: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.
¿Te aburrió la anatomía? Intenta esto

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?