Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Ventrículos cerebrales

Video recomendado: Vista medial del encéfalo [39:36]
Estructuras visibles en un corte mediosagital del encéfalo

El encéfalo es tan vital y delicado que está completamente encerrado en una bóveda ósea que lo protege de cualquier daño. Para darle aún más protección, está envuelto en tres capas meníngeas - la duramadre, la aracnoides y la piamadre, las cuales se encargan de proteger al sistema nervioso. Sin embargo, incluso con esas capas existe un espacio que rodea al encéfalo, haciéndolo vulnerable a lesiones.

Este espacio está ocupado por un líquido claro que suspende al encéfalo dentro de la bóveda craneal. Dicho líquido, denominado líquido cefalorraquídeo (LCR), es producido en el sistema ventricular del encéfalo. Existen cuatro espacios huecos en el cerebro que albergan al LCR: los dos ventrículos laterales, el tercer ventrículo y el cuarto ventrículo.

Este artículo estudiará la anatomía del sistema de ventrículos cerebrales y su función.

Puntos clave sobre los ventrículos cerebrales
Ventrículos laterales Cuerpo, asta frontal, asta occipital, asta temporal
Tercer ventrículo Receso supraóptico (superior al quiasma óptico), receso infundibular (superior al infundíbulo de la hipófisis), receso suprapineal (superior a la glándula pineal), receso de la glándula pineal (sobresale en el infundíbulo pineal)
Cuarto ventrículo Ubicado en el tronco encefálico:
Piso
- fosa romboidal
Techo
- velo medular superior e inferior del cerebelo
Cisternas Cisterna quiasmática, interpeduncular, prepontina, pericallosa
Forámenes Forámenes interventriculares (de Monro): ventrículos laterales ->tercer ventrículo
Acueducto mesencefálico(de Silvio): tercer ventrículo -> cuarto ventrículo
Orificio medio (de Magendie): cuarto ventrículo -> espacio subaracnoideo
Orificios laterales derecho e izquierdo (de Luschka): cuarto ventrículo -> espacio subaracnoideo
Correlaciones clínicas Hidrocefalia
Contenidos
  1. Plexo coroideo
  2. Ventrículos laterales
    1. Porción central
    2. Asta frontal
    3. Asta temporal
    4. Asta occipital
  3. Tercer ventrículo
  4. Cuarto ventrículo
  5. Cisternas
  6. Circulación del líquido cefalorraquídeo
  7. Hidrocefalia
  8. Bibliografía
+ Muestra todo

Plexo coroideo

Cada ventrículo alberga un plexo coroideo. La porción vascular de la piamadre, denominada tela coroidea, se dobla hacia dentro de la cavidad del ventrículo y está cubierta por el epéndimo. Contiene el epitelio coroideo, compuesto por epitelio cúbico simple o cilíndrico plano o bajo. El extenso plegado de la membrana le da a la estructura un área de superficie más extensa. Los capilares del plexo son fenestrados y poseen una permeabilidad específica.

Los plexos coroideos presentes en cada ventrículo son responsables de la síntesis del LCR. Este líquido consta de agua y otros componentes del plasma, aminoácidos y glucosa que nutren el tejido cerebral. Además, para proporcionar nutrientes para el encéfalo y completar su actividad metabólica, el LCR viaja a través de los ventrículos y eventualmente rodean a todo el encéfalo en el espacio subaracnoideo (entre la aracnoides y la piamadre). Por lo tanto, actúa como un amortiguador en casos de traumatismo craneoencefálico. El plexo coroideo de los ventrículos laterales producen la mayor parte del LCR, seguido por el plexo coroideo del tercer y cuarto ventrículo, respectivamente.

Aprende todo sobre los ventrículos del cerebro con nuestras herramientas de aprendizaje:

Ventrículos laterales

Porción central

Existen dos cavidades en forma de C denominadas ventrículos laterales, una en cada hemisferio cerebral. Estos ventrículos tienen tres astas que se proyectan hacia los lóbulos que les dan sus nombres. La porción central del ventrículo lateral está ubicada en la región del lóbulo parietal.

La porción central está rodeada por el cuerpo calloso y cubierta tanto por el tálamo dorsal como por la cola del núcleo caudado inferolateralmente. El piso de la porción central también presenta la vena talamoestriada, la estría terminal (fibras del cuerpo amigdalino) y el fórnix inferomedialmente. Entre el fórnix y el tálamo se encuentra un surco conocido como la fisura coroidea. No solo se ubican aquí los plexos coroideos de los ventrículos laterales, sino que esta región, que también se completa con el epéndimo y la piamadre de cada ventrículo lateral, forma el límite medial de los ventrículos.

Asta frontal

Una proyección anterior desde el nivel del foramen interventricular de Monro se extiende en el lóbulo frontal. Es conocida como el asta frontal y está rodeada por el cuerpo calloso. Las astas frontales de cada ventrículo lateral están separadas medialmente entre sí por el septum pellucidum (puente entre el cuerpo calloso superiormente y el fórnix inferiormente) en el lado medial. Anteriormente, la rodilla del cuerpo calloso limita ese espacio. Su piso contiene la cabeza del núcleo caudado.

Asta temporal

El asta temporal es el aspecto más inferior de la cavidad. Se extiende hacia el lóbulo temporal y alberga su propio plexo coroideo. Además, contiene partes del sistema límbico. La cola del núcleo caudado es adyacente al asta temporal. La porción anterior de su piso contiene al pie del hipocampo (extremo anterior del hipocampo que se asemeja a una pata de león), mientras que la porción media del piso contiene de medial a lateral al giro dentado, las fimbrias del hipocampo, el hipocampo y la eminencia colateral (porción proximal del trígono colateral).

Asta occipital

El asta occipital se extiende variablemente como una proyección en forma de dedo a partir del aspecto posterior de la concavidad del ventrículo. Su piso contiene el espolón calcarino (relacionado con el surco calcarino) y el trígono colateral. Esta parte del ventrículo lateral está rodeada por sustancia blanca del parénquima cerebral.

Tercer ventrículo

El tercer ventrículo está ubicado en la porción diencefálica del encéfalo. Es una hendidura estrecha que está rodeada lateralmente por los núcleos mediales de cada tálamo, el hipotálamo e interrumpida anteriormente por la adhesión intertalámica. El techo de la cavidad está formado anteriormente por el fórnix y posteriormente por el rodete del cuerpo calloso.

Anteriormente, el espacio está limitado por la lámina terminal y la comisura anterior. Inferiormente, se continúa hacia los recesos infundibular y supraóptico del hipotálamo y el túber cinereum. Posterosuperiormente, la cavidad se extiende hacia el receso de la glándula pineal, con la comisura habenular formando una impresión en esta región.

Su pared lateral está marcada a cada lado por el surco hipotalámico, corriendo desde el foramen de Monro hasta el orificio del acueducto mesencefálico de Silvio. También debe notarse que el foramen interventricular de Monro proporciona una vía de acceso para el plexo coroideo de los ventrículos laterales para entrar al tercer ventrículo. El plexo luego reside en un surco inferior al fórnix y al rodete del cuerpo calloso. Posteroinferiormente, la comisura inferior forma una pequeña extensión sobre el orificio del acueducto mesencefálico de Silvio.

Cuarto ventrículo

El cuarto ventrículo es el más inferior de los ventrículos cerebrales. Está ubicado en el tronco encefálico, donde la cara ventricular del rombencéfalo constituye su piso (fosa romboidal): inferior al mesencéfalo, posterior al puente, anterior al cerebelo y superior al bulbo raquídeo.

Los núcleos de varios nervios craneales forman impresiones importantes en el piso del cuarto ventrículo. Protuberancias del mismo tamaño, conocidas como eminencias mediales, son observadas a cada lado del piso extendiéndose craneocaudalmente. Las eminencias mediales izquierda y derecha están separadas por el surco medio posterior. En la porción inferior de la eminencia media, las fibras de cada nervio facial (VII par craneal) producen una protuberancia más grande conocida como el colículo facial.

Lateral a la eminencia medial y al colículo facial (a cada lado) está el surco limitante; este se continúa caudalmente hasta el final de la región. El locus cerúleo (área pigmentada que responde al estrés) es anterolateral a la eminencia medial. Más abajo de la eminencia medial, en orden craneocaudal, se encuentran el trígono del nervio hipogloso, el trígono del nervio vago y el óbex. Un conjunto de fibras, denominado estría medular, cruza el piso horizontalmente en su punto medio hacia el orificio lateral del cuarto ventrículo (de Luschka).

El techo del cuarto ventrículo está formado por el velo medular inferior del cerebelo. Lateralmente, los pedúnculos cerebelosos limitan el espacio. A cada lado existen orificios (orificios de Luschka) que se abren en las cisternas cuadrigéminas. De manera similar, en el techo del cuarto ventrículo se encuentra otro orificio conocido como el orificio medio del cuarto ventrículo (de Magendie) que se abre en la cisterna cerebelobulbar.

Cisternas

El espacio subaracnoideo es descrito como una cisterna en puntos donde existen espacios entre esta y la piamadre subyacente. En diferentes puntos alrededor del encéfalo, las cisternas son descritas en relación con los reparos anatómicos adyacentes. Entre las cisternas más importantes tenemos:

  • Cisterna quiasmática
  • Cisterna interpeduncular
  • Cisterna prepontina
  • Cisterna pericallosa

Circulación del líquido cefalorraquídeo

Una vez que el LCR es producido en el ventrículo lateral, llena la cavidad y luego la abandona para entrar al tercer ventrículo por medio del foramen interventricular de Monro. Además del LCR del ventrículo lateral, el LCR producido en el tercer ventrículo luego sale del espacio a través del acueducto mesencefálico de Silvio para ingresar al cuarto ventrículo.

Muy poco LCR es producido en el cuarto ventrículo; sin embargo, este sale del cuarto ventrículo junto con el LCR proveniente de los ventrículos superiores para entrar al conducto central de la médula espinal, o por medio de los orificios laterales de Luschka y el orificio medio de Magendie, para entrar en las cisternas. El LCR rodea al encéfalo y luego es reabsorbido por las granulaciones aracnoideas para entrar en el seno sagital superior y, subsecuentemente, llegar a la circulación sistémica.

Pon a prueba tu conocimiento con el siguiente cuestionario:

Ventrículos cerebrales : ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más.

Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver
© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!