Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse

Tronco encefálico: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

Tronco encefálico

El tronco encefálico (tronco del encéfalo, tronco cerebral, tallo del encéfalo o tallo encefálico) es la parte más caudal del encéfalo y está conformada por el mesencéfalo, el puente y el bulbo raquídeo (médula oblongada). Cada uno posee su propia estructura y función. Entre los tres regulan la respiración, el ritmo cardíaco, la presión sanguínea, entre otras funciones importantes. Todas estas funciones son posibles gracias a que alberga los núcleos de los pares craneales y además da paso a numerosas vías importantes del sistema nervioso central.

En este artículo estudiaremos la anatomía de las diferentes estructuras que conforman el tronco encefálico utilizando un lenguaje amigable para ayudarte a aprobar tus exámenes de neuroanatomía. También exploraremos algunos conceptos más avanzados.

Puntos clave sobre el tronco encefálico
Partes Bulbo raquídeo (médula oblongada)
Puente (puente de Varolio)
Mesencéfalo
Bulbo raquídeo (médula oblongada) Porción basilar - contiene a las pirámides (llevan en su interior a los tractos corticoespinales), oliva (contiene al núcleo olivar inferior)
Tegmento del bulbo raquídeo - contiene los tubérculos (y los tractos) grácil y cuneiforme, además de cuatro núcleos de nervios craneales
Puente (puente de Varolio) Porción basilar - se relaciona con la arteria basilar, el tracto corticoespinal, las fibras corticonucleares, y núcleos pontinos
Tegmento del puente - contiene la formación reticular del puente, cuatro núcleos de nervios craneales, tractos espinales ascendentes y el locus cerúleo
Mesencéfalo Atravesado por el acueducto cerebral (acueducto de Silvio)
Contiene la lámina tectal (cuadrigémina), con los colículos superiores e inferiores
Pedúnculos cerebrales separados en: pie del pedúnculo y el tegmento del mesencéfalo
Techo del mesencéfalo - posterior al acueducto mesencefálico
Ventrículos y cisternas Cuarto ventrículo con sus orificios laterales (Luschka) y medio (Magendie)
Cisternas interpeduncular, cuadrigeminal, pontina y cerebelomedular (magna)
Función Regulación de la respiración, ritmo cardíaco, presión sanguínea, consciencia, reflejos audiovisuales, gusto y digestión, funciones autónomas y coordinación
Contenidos
  1. Funciones 
  2. Partes del tronco encefálico
  3. Bulbo raquídeo (médula oblongada)
    1. Configuración externa
    2. Núcleos y tractos
  4. Puente de Varolio (puente)
    1. Configuración externa
    2. Núcleos y tractos
  5. Mesencéfalo
    1. Configuración externa
    2. Núcleos y tractos
  6. Formación reticular
  7. Correlaciones clínicas
    1. Síndrome de enclaustramiento (pseudocoma)
    2. Hernia cerebral
    3. Malformación de Arnold Chiari
  8. Bibliografía
+ Muestra todo

Funciones 

Podemos resumir las funciones del tronco encefálico en tres puntos fundamentales:

  • Sirve como vía de paso para las fibras ascendentes y descendentes hacia y desde el encéfalo
  • Alberga los núcleos de los nervios craneales
  • Integra las funciones de los sistemas vitales

Las funciones más específicas de cada parte del tronco encefálico dependen de los núcleos de los nervios craneales que allí se encuentren. El bulbo raquídeo controla la función respiratoria, el sistema cardiovascular y la actividad digestiva y gastrointestinal. El puente está involucrado en el control y equilibrio del cuerpo. Finalmente, el mesencéfalo controla los movimientos oculares y los integra con la información auditiva.

Ahora veremos detalladamente cada parte del tronco encefálico para comprender mejor sus funciones.

Partes del tronco encefálico

En el reino vegetal, la mayor parte de las flores están unidas a la planta mediante un tallo. De la misma manera la mayor parte del tejido del encéfalo está conectado al resto del sistema nervioso central mediante el tronco encefálico, que es una especie de proyección en forma de tallo que se extiende caudalmente desde la base del cerebro, y hace posible la comunicación entre el cerebro, el cerebelo y la médula espinal.

El tronco encefálico comienza a nivel de los pedúnculos cerebrales adelante y a nivel de la lámina tectal o cuadrigémina por detrás. Continúa caudalmente siguiendo una dirección ligeramente posteroinferior hasta que termina a nivel de la decusación de las pirámides (a nivel del foramen magno del cráneo).

El tronco encefálico es más ancho arriba y más estrecho abajo. Podemos distinguir en él tres partes principales:

  • El bulbo raquídeo (médula oblongada) es la porción más estrecha y caudal
  • El puente (protuberancia anular) corresponde al segmento medio del tronco encefálico
  • El mesencéfalo es el segmento más ancho y más craneal del tronco encefálico

La división que hemos mencionado anteriormente está realizada en sentido horizontal y es la más conocida, sin embargo el tronco encefálico también puede dividirse en sentido vertical. La mayor parte de los textos enfatizan mucho esta división en referencia al mesencéfalo, sin embargo esta se extiende también a las otras porciones del tronco encefálico. Los términos techo (tectum en latín) y tegmento (proveniente de tegmentum, término que en latín significa cubierta) se usan para identificar esta división en relación a la cavidad central del sistema nervioso central.

Techo, tegmento y área basal del tronco encefálico (diagrama)

El techo es la pared posterior y superior de la cavidad mientras que el tegmento es su cobertura anteroinferior o piso. El conducto central de la médula espinal tiene a nivel del tronco encefálico diferentes dilataciones como el acueducto mesencefálico o el cuarto ventrículo, por lo tanto a este nivel el techo es la pared posterosuperior del acueducto del mesencéfalo y del cuarto ventrículo del puente; mientras que el tegmento se ubica anterior e inferior a estas cavidades.

Sin embargo, el pie del pedúnculo cerebral y la parte basilar del puente (descrita a continuación) no son considerados parte del tegmento. Esto se debe a que ambas estructuras no forman parte del tubo neural primitivo, sino que se desarrollan de forma más tardía en el embrión. Como resultado de esto, se consideran y tratan como entidades anatómicas diferentes al techo y al tegmento.

¡Echa un vistazo a nuestros cuestionarios de anatomía y aprende más rápido!

Cada porción del tronco encefálico tiene sus características anatómicas únicas y alberga núcleos y vías especiales que son parte importante de nuestras actividades diarias. Algunos de estos núcleos y tractos ocupan más de una parte del tronco encefálico y por lo tanto podrían ser mencionadas más de una vez en este artículo. Existen además numerosas estructuras importantes alrededor del tronco encefálico que tienden a aparecer bastante en cuestionarios y exámenes, de las cuales también hablaremos hoy.

Es más sencillo hablar del tronco encefálico siguiendo un orden caudocraneal, ya que la parte inferior posee menos estructuras en comparación con el extremo superior. Por lo tanto, nuestra revisión comenzará con el bulbo raquídeo.

Bulbo raquídeo (médula oblongada)

El bulbo raquídeo es la parte más caudal y pequeña del tronco encefálico. Es una estructura con forma de embudo que se extiende desde la decusación de las pirámides hasta el surco bulbopontino (póntico inferior), pasando por el foramen magno del hueso occipital (el foramen más grande de la base del cráneo). Si bien por anterior su límite craneal está bien definido por el surco bulbopontino, hacia posterior este límite está marcado por las estrías medulares del cuarto ventrículo.

En la cara posterior del bulbo se encuentra el cuarto ventrículo, cuyo suelo recibe el nombre de fosa romboidea. La fosa romboidea no se extiende a lo largo de toda la extensión del bulbo. El bulbo se divide en dos partes dependiendo si está o no presente la fosa romboidea:

  • Existe una parte rostral, superior o abierta en la cual la cara posterior del bulbo está formada por la fosa romboidea.
  • Además existe una porción caudal, inferior o cerrada en la cual el cuarto ventrículo se ha estrechado a nivel del óbex y el bulbo comienza a rodear al conducto central.

El bulbo se desarrolla a partir del mielencéfalo, una vesícula secundaria del tubo neural que se origina a su vez a partir del rombencéfalo. La otra vesícula secundaria que se origina del rombencéfalo es el metencéfalo, que dará origen al puente y al cerebelo.

Configuración externa

Cara anterior

La cara anterior del bulbo está marcada por una depresión vertical ubicada en la línea media denominada fisura mediana anterior o ventral, la cual es una continuación craneal de la fisura homónima ubicada en la médula espinal. Esta fisura divide al bulbo en dos mitades simétricas. El extremo caudal de la fisura mediana anterior del bulbo está interrumpida por fibras entrecruzadas transversales que constituyen lo que conocemos como la decusación de las pirámides.

Las pirámides del bulbo contienen las fibras corticoespinales que comienzan en la corteza motora del cerebro, pasan por la cápsula interna y forman parte de los pedúnculos cerebrales. Las fibras luego atraviesan el puente y el bulbo para llegar a la médula espinal. Su función es regular el movimiento muscular. La mayor parte de estas fibras (alrededor de un 85%) cruzan hacia el lado opuesto a nivel caudal del bulbo conformando la decusación de las pirámides mencionada anteriormente.

Lateralmente a las pirámides bulbares existe una depresión poco profunda que representa la continuación craneal del surco ventrolateral de la médula espinal. Este surco separa las pirámides de otra prominencia importante de esta región, la oliva bulbar, que corresponde al sitio en el cual se encuentra el conjunto de núcleos conocido como complejo olivar inferior. Posterior y lateral a la oliva podemos encontrar a los pedúnculos cerebelosos inferiores. A pesar de que estas estructuras se ubican sobre el límite superior del bulbo, a menudo son clasificadas como pertenecientes a él ya que transportan fibras bulbares hacia el cerebelo.

Los cuatro nervios craneales inferiores también emergen desde la cara anterior del bulbo. Las raicillas del nervio hipogloso (XII par craneal) emergen entre las pirámides y las olivas para luego unirse y conformar el tronco del nervio. El nervio glosofaríngeo (IX par craneal) nace entre el pedúnculo cerebeloso inferior y la oliva del bulbo (cerca del plexo coroideo del cuarto ventrículo). Caudal a este se origina el nervio vago (X par craneal). El más inferior de estos nervios es el nervio accesorio (XI par craneal) cuyas múltiples raíces ascienden por el aspecto lateral de la médula y el bulbo para unirse como un tronco nervioso a nivel del bulbo.

Cara posterior

La cara posterior del bulbo puede ser dividida en un área abierta ubicada hacia craneal y un área cerrada localizada caudalmente a esta. El área abierta también es parte de lo que conocemos como el piso del cuarto ventrículo o fosa romboidea. En su superficie posee eminencias características que marcan la ubicación de estructuras subyacentes, entre las que se encuentran los trígonos del nervio hipogloso y del nervio vago a cada lado del surco medio posterior o dorsal. El trígono del nervio hipogloso (ubicación del núcleo del XII par craneal) está ubicado sobre el trígono del nervio vago (donde se ubica el núcleo del X par craneal), y este a su vez se ubica sobre el óbex, que es la porción más caudal del cuarto ventrículo.

La porción cerrada de la cara posterior del bulbo (fuera del cuarto ventrículo) también está dividida en mitades simétricas por la continuación craneal del surco medio posterior. A cada lado del surco se encuentra una eminencia conocida como el tubérculo grácil, en cuya profundidad se ubica el núcleo grácil, terminación de las fibras que conforman el fascículo grácil de la médula espinal.

El tubérculo cuneiforme, un par de estructuras localizadas sobre el núcleo cuneiforme también marca el final de las fibras que componen el fascículo homónimo. Se ubica lateralmente al tubérculo grácil. El fascículo cuneiforme se ubica medialmente al cordón lateral de la médula espinal que transporta los tractos corticoespinal y espinotalámicos contralaterales. Del mismo modo el tubérculo trigeminal es lateral al tubérculo cuneiforme y representa la ubicación del núcleo espinal del nervio trigémino (V par craneal).

Los pedúnculos cerebelosos inferiores también forman parte de la cara posterior del bulbo y se ven mejor cuando el cerebelo ha sido removido. Este tracto transporta impulsos aferentes y eferentes entre el cerebelo y los núcleos vestibulares.

Existen aberturas en el bulbo que permiten la comunicación entre el cuarto ventrículo y las cisternas del espacio subaracnoideo de la región. Los orificios pares que se encuentran en la superficie posterolateral del bulbo se llaman orificios laterales del cuarto ventrículo (de Luschka) y el de la línea media se denomina orificio medio del cuarto ventrículo (de Magendie).

Núcleos y tractos

La disposición de los tractos y núcleos en el tronco encefálico varía de un nivel a otro. Como resultado de esto un corte transversal para observar los núcleos y los tractos del bulbo puede ser diferente a nivel de la decusación de las pirámides y a nivel de las olivas, por ejemplo.

Los dos cortes transversales principales que se discuten en este artículo están localizados a nivel del nervio vago (X par craneal) y a nivel del nervio hipogloso (XII par craneal). Es importante tener en cuenta que los núcleos y tractos que se mencionan son estructuras pares presentes en ambos lados del tronco encefálico.

Los núcleos y tractos a nivel del nervio vago (X par craneal) pueden ser agrupados de acuerdo a su posición en el corte transversal. En la parte dorsomedial del bulbo está el núcleo olivar inferior, ubicado medialmente al núcleo del nervio hipogloso. El fascículo longitudinal medial y los núcleos del rafe son otros dos tractos de la línea media ubicados por delante del núcleo olivar inferior. Los núcleos olivares accesorios dorsal y medial están relacionados lateral y ventrolateralmente con los núcleos del rafe, respectivamente. La estructura más ventral de la línea media a este nivel son los densos tractos corticoespinales que forman la vía piramidal.

Los núcleos de la parte dorsolateral del bulbo, de medial a lateral son el núcleo posterior del nervio vago, los núcleos del tracto solitario (núcleo solitario), el núcleo vestibular medial y el núcleo cuneiforme. El núcleo cuneiforme está ubicado en el espesor del pedúnculo cerebelar inferior. Tanto el tracto como núcleo trigeminal son ventrales al núcleo cuneiforme a este nivel. El aspecto lateral del bulbo está ocupado por el núcleo reticular lateral. Este es ventral al tracto y núcleo trigeminal, medial al núcleo ambiguo y al núcleo olivar accesorio dorsal, y dorsal a los tractos espinotalámico y espinocerebelar. La formación reticular ocupa una cantidad sustancial de espacio en la mitad posterior o dorsal del bulbo. Está rodeada por los grupos de núcleos y tractos medio, dorsomedial, dorsolateral y lateral mencionados anteriormente.

El lemnisco medial ocupa la línea media ventral del bulbo. Se ubica hacia dorsal de las pirámides y medial a los núcleos olivares accesorios inferior y medial.

Los núcleos y tractos que se encuentran a nivel del núcleo del hipogloso (XII par craneal) también pueden ser agrupados en base a su posición en una sección transversal. Los núcleos del grupo dorsomedial son (de medial a lateral): núcleo del hipogloso, núcleo posterior del nervio vago, núcleos del tracto solitario (núcleo solitario) y núcleo grácil. El tracto solitario está localizado ventrolateral a su núcleo. Es importante considerar que el núcleo olivar inferior (núcleo de Roller) ya no es visible a este nivel. El núcleo cuneiforme es mucho más grande a este nivel y aún puede ser encontrado en posición dorsolateral. El fascículo longitudinal medial y el lemnisco medial mantienen su posición en la línea media, siendo el lemnisco medial la estructura más ventral de las dos. Las fibras arcuatas internas se extienden lateralmente desde aquí.

El núcleo y el tracto espinal del nervio trigémino están localizados en el aspecto lateral del bulbo a este nivel. Ambas estructuras se localizan dorsalmente al núcleo reticular lateral, el cual a su vez es medial al núcleo ambiguo y al núcleo accesorio olivar posterior. Existe un tracto tegmental central que separa al núcleo reticular lateral del núcleo olivar. Ambas estructuras están ubicadas hacia el aspecto ventrolateral del bulbo y mediales a las fibras arcuatas superficiales.

Las fibras del XII par craneal (nervio hipogloso) abandonan el bulbo entre el complejo olivar inferior y los tractos piramidales. Estos últimos, junto con el núcleo arcuato se encuentran en la parte ventromedial del bulbo. El núcleo arcuato es el más ventral de estas dos estructuras, ubicándose justo bajo la superficie.

La tabla que se muestra a continuación proporciona información acerca de los núcleos ubicados en el bulbo raquídeo. Puedes encontrar más información sobre los tractos ascendentes y descendentes aquí.

Núcleos del bulbo raquídeo
Núcleo grácil Recibe impulsos sensitivos desde las extremidades inferiores y la mitad inferior del tronco
Núcleo cuneiforme Recibe información sensitiva desde las extremidades superiores y el cuello
Núcleo espinal del nervio trigémino Recibe información de dolor y temperatura proveniente de los nervios trigémino (V par craneal), facial (VII par craneal), glosofaríngeo (IX par craneal) y vago (X par craneal)
Núcleo posterior del nervio vago Inervación motora para las vísceras torácicas y abdominales
Núcleo del nervio accesorio Inervación motora a los músculos trapecio, esternocleidomastoideo y de la laringe
Núcleo del nervio hipogloso Inervación motora a los músculos intrínsecos y extrínsecos de la lengua (excepto el palatogloso)
Núcleo ambiguo Inervación motora para las estructuras faríngeas y laríngeas
Núcleos del tracto solitario Recibe sensibilidad especial desde la epiglotis, vísceras torácicas y abdominales y el cuerpo carotídeo
Núcleo olivar inferior (de Roller) Recibe impulsos provenientes del asta posterior contralateral de la médula espinal y del núcleo rojo ipsilateral
Núcleo arcuato Recibe impulsos nerviosos provenientes del tracto corticoespinal y los envía al cerebelo a través de las fibras arcuatas externas. Ayuda a regular la frecuencia respiratoria

Puente de Varolio (puente)

El puente, clásicamente llamado puente de Varolio o protuberancia anular, es otro componente del tronco encefálico que se encuentra en la fosa craneal posterior. Esta estructura de aproximadamente 2.5 centímetros de altura descansa sobre el clivus, debajo del tentorio del cerebelo. El puente se desarrolla a partir del metencéfalo, que es una vesícula secundaria del tubo neural derivada del rombencéfalo. El metencéfalo se ubica caudal al mesencéfalo y craneal al mielencéfalo (bulbo raquídeo).

Configuración externa

Desde una perspectiva anterior, el puente posee forma de cúpula con numerosas estriaciones transversales en su superficie. Es más ancho en el centro y más estrecho hacia sus extremos laterales. La cara anterior del puente carece de mayores reparos anatómicos, a excepción de una depresión poco profunda que corre verticalmente denominada surco basilar, el cual contiene a la arteria basilar, un importante vaso sanguíneo del cerebro.

El puente contiene una serie de núcleos denominados en conjunto núcleos pontinos o del puente, y tiene como función la comunicación entre la corteza cerebral y el cerebelo. También permite la comunicación entre ambos hemisferios cerebelosos. Es interesante mencionar que su apariencia estriada se debe a las fibras que permiten esta comunicación, llamadas fibras pontocerebelosas.

El límite superior del puente está dado por el surco pontopeduncular, llamado también pontomesencefálico o pontino superior, mientras que su límite inferior corresponde al surco bulbopontino. Las fibras motoras y sensitivas del nervio trigémino (V par craneal) emergen desde la superficie lateral del puente. Existen además tres nervios craneales que emergen desde el surco bulbopontino, de medial a lateral son:

  • Nervio abducens (VI par craneal)
  • Nervio facial e intermedio (VII par craneal)
  • Nervio vestibulococlear (VIII par craneal)

La cara posterior del puente está formada por la parte superior de la fosa romboidea, la cual se puede apreciar mejor cuando el cerebelo es resecado. De este modo se exponen sus límites laterales, los cuales están formados por los pedúnculos cerebelosos medios, que se originan en el puente y son los que envían la mayor cantidad de información hacia el cerebelo (fibras pontocerebelosas). El límite superior de la cara posterior del puente es el velo medular superior, mientras que el límite inferior son las estrías medulares (fibras del núcleo arcuato).

Un par de estructuras abultadas conocidas como las eminencias mediales, separadas por un surco medio, constituyen los elementos característicos de la cara posterior del puente. El extremo caudal de la eminencia medial es ligeramente más pronunciado que el resto de su estructura y se conoce como colículo facial, el cual resulta de la presencia de fibras del nervio facial (VII par craneal), las cuales se curvan alrededor del núcleo del nervio abducens (VI par craneal). A cada lado del colículo facial existe otra región poco pronunciada que corresponde a la ubicación del núcleo vestibular (VIII par craneal). Esta región es conocida como área vestibular.

Núcleos y tractos

En un corte transversal, el puente puede ser dividido en una porción basal (ventral) y en un tegmento (dorsal) para facilitar la ubicación de las estructuras. La porción basal del puente es la parte más voluminosa. Está constituida por los tractos corticoespinal y corticobulbar que siguen un trayecto craneocaudal. Además, en esta región encontramos los núcleos del puente y las fibras corticopontinas que eventualmente formarán los pedúnculos cerebelosos medios.

El tegmento del puente contiene los núcleos de los pares craneales V (trigémino), VI (abducens) y VII (facial), así como numerosos tractos (fascículo longitudinal medial, lemnisco medial, lemnisco lateral y otros), y al cuarto ventrículo.

La siguiente tabla resume los principales núcleos encontrados en el puente. Para más detalles acerca de los otros tractos que se encuentran en esta región, puedes consultar el artículo sobre el mesencéfalo y el puente.

Núcleos del puente
Núcleos del puente Ubicación: numerosos núcleos distribuidos por la base del puente
Las fibras pontocerebelosas ayudan a regular la función motora
Núcleos del nervio trigémino Ubicación: tegmento del puente
Núcleo motor – inervación motora para los músculos de la masticación, milohioideo, vientre anterior del digástrico, tensor del tímpano
Núcleo sensitivo – impulsos sensitivos provenientes de la piel cabelluda, cara, órbita, senos paranasales y sensibilidad general desde los dos tercios anteriores de la lengua
Núcleo espinal - discutido anteriormente
Núcleo del nervio abducens Ubicación: tegmento del puente, profundo al colículo facial, anterolateral al fascículo longitudinal medial (ubicado en la línea media), medial a los núcleos vestibulares, posterior al lemnisco medial.
Inerva al músculo recto lateral
Núcleo motor del nervio facial Ubicación: tegmento del puente, anterior y lateral al núcleo del nervio abducens, posterior al lemnisco medial y anteromedial a los núcleos vestibulares
La rodilla (“rodilla interna”) del nervio facial da volumen al colículo facial
Inerva a los músculos de la expresión facial
Núcleos vestibulares Ubicación: Tegmento del puente. Los núcleos que están en el puente son el medial, la parte caudal del núcleo superior y la parte craneal del lateral.
Reciben impulsos nerviosos del vestíbulo del oído interno
Asisten en el balance y la coordinación

Mesencéfalo

El mesencéfalo es el segmento más corto del tronco encefálico. Se extiende caudalmente desde la base del tálamo hasta el surco pontopeduncular. Pasa a través de una abertura ubicada en el tentorio del cerebelo (una extensión de la duramadre). El origen embrionario de esta estructura es una de las tres vesículas primarias del tubo neural, también llamada mesencéfalo, ubicada sobre el cuarto par de somitos. Esta vesícula está ubicada entre el prosencéfalo y el rombencéfalo.

Configuración externa

El límite superior del mesencéfalo es una línea imaginaria horizontal que se extiende desde la comisura posterior (bajo la glándula pineal y sobre los colículos superiores) hasta los cuerpos mamilares. Por debajo, el mesencéfalo termina en el surco pontopeduncular anteriormente y en el velo medular superior posteriormente. El surco pontopeduncular es un surco horizontal poco profundo ubicado entre el borde superior del puente y los pedúnculos cerebrales. El velo medular superior es una delgada capa de tejido nervioso que forma el techo del cuarto ventrículo.

Externamente y por su cara anterior, el mesencéfalo se caracteriza por la presencia de dos tallos conocidos como los pedúnculos cerebrales. Estos representan los numerosos tractos ascendentes y descendentes que comunican la corteza cerebral con el puente y la médula espinal. Existe una depresión poco profunda entre los pedúnculos conocida como fosa interpeduncular. La sustancia perforada posterior (a través de la cual pasan vasos sanguíneos hacia y desde el mesencéfalo) forma el piso de la fosa. En esta fosa se encuentran el nervio oculomotor, la bifurcación de la arteria basilar en sus ramas terminales (las arterias cerebrales posteriores) y los cuerpos mamilares del hipotálamo. Los pedúnculos convergen caudalmente para encontrarse con el puente.

Los tractos ópticos discurren alrededor de cada lado del mesencéfalo para terminar eventualmente en el cuerpo geniculado lateral, el cual se encuentra posterior y lateralmente al tálamo. El cuerpo geniculado medial y el uncus del lóbulo temporal del cerebro también se ubican hacia lateral del mesencéfalo. La cara posterior del mesencéfalo posee dos pares de eminencias redondeadas que se conocen en conjunto como lámina tectal o lámina cuadrigémina. Este complejo consta de dos colículos superiores y dos inferiores, los cuales contienen sus núcleos respectivos. Cada colículo está separado de su homónimo contralateral mediante el frenillo del velo medular superior.

Las fibras del nervio troclear (IV par craneal) cruzan la línea media y emergen en el lado opuesto del frenillo del velo medular superior, justo por debajo del colículo inferior. Los nervios trocleares se ubican sucesivamente hacia inferolateral y luego hacia anteroinferior de los pedúnculos cerebrales en su trayecto alrededor del mesencéfalo en camino hacia su órgano diana.

Los pedúnculos cerebelosos superiores también se consideran parte del mesencéfalo, y se pueden apreciar mejor cuando el cerebelo es resecado. Estos contienen principalmente fibras provenientes del cerebelo y conectan el cerebelo con el mesencéfalo (específicamente con el núcleo rojo), el tálamo y la corteza motora.

Núcleos y tractos

Las secciones transversales del mesencéfalo revelan más información acerca de la estructura y organización de esta parte del encéfalo. Este segmento del tronco encefálico está dividido en una lámina tectal (tectum = techo en latín), un tegmento (tegmentum = cubierta en latín) y los pedúnculos cerebrales.

La lámina tectal es la parte del mesencéfalo ubicada dorsal al acueducto cerebral (acueducto de Silvio), un conducto que conecta el tercer y el cuarto ventrículo. El tegmento por otra parte, es ventral al acueducto cerebral. Los pedúnculos cerebrales están constituidos por un conjunto de tractos ascendentes y descendentes que viajan desde y hacia el cerebro. Cada pedúnculo está separado del tegmento por la sustancia negra, que es una lámina pigmentada constituida por neuronas dopaminérgicas y gabaérgicas, las cuales producen el neurotransmisor que indica su nombre. Es importante considerar que si bien cada pedúnculo está separado del contralateral, estos son continuos entre sí en la línea media.

Otra estructura importante visible en los cortes transversales del mesencéfalo es el núcleo rojo, un conjunto bien definido de somas neuronales que se ven de un color rojo vivo en un espécimen fresco. Esta estructura par está ubicada posterior y medialmente a la sustancia negra a ambos lados de la línea media. Otra estructura relevante de esta región es una capa circular de sustancia gris que rodea el acueducto cerebral denominada sustancia gris periacueductal.

Existen numerosos núcleos y tractos importantes localizados en el mesencéfalo. Este artículo solo proporciona una visión general de los núcleos principales. Para más detalles puedes consultar los artículos acerca de los núcleos del mesencéfalo y puente.

Núcleos del mesencéfalo
Colículo superior (núcleo colicular superior) Ubicado en la lámina tectal, profundo al colículo superior
Se comunica con el colículo superior contralateral mediante su comisura propia
Se comunica con el cuerpo geniculado lateral mediante el brazo del colículo superior
Involucrado en los reflejos pupilares y ópticos
Núcleo del nervio oculomotor (III par craneal) Ubicado en el tegmento, anterolateral al acueducto cerebral
Sus fibras pasan a través del núcleo rojo y salen del tronco encefálico a nivel del surco pontopeduncular
Inerva a todos los músculos extraoculares, excepto al oblicuo superior y al recto lateral
Núcleo accesorio del oculomotor(Edinger-Westphal) Ubicado en el tegmento, medial al núcleo del nervio oculomotor y anterolateral al acueducto cerebral
Sus fibras acompañan a las del oculomotor
Suministra inervación parasimpática a los músculos del iris
Núcleo rojo Ubicado en el tegmento, anterolateral al núcleo del nervio oculomotor
Participa en la vía motora extrapiramidal (iniciación, activación selectiva y coordinación de movimientos)
Colículo inferior (núcleo colicular inferior) Ubicado en la lámina tectal, profundo al colículo inferior
Se comunica con el colículo inferior contralateral mediante su comisura propia
Se comunica con el cuerpo geniculado medial mediante el brazo del colículo inferior
Involucrado en la vía auditiva
Núcleo del nervio troclear (IV par craneal) Ubicado en el tegmento, posterior y medial al fascículo longitudinal medial
Las fibras decusan a nivel del velo medular superior y discurren lateralmente y luego ventralmente por el lado opuesto
Inervación motora para el músculo oblicuo superior del ojo
Núcleo mesencefálico del nervio trigémino (V par craneal) Ubicado en la lámina tectal, en el borde lateral de la sustancia gris periacueductal, se une al núcleo sensitivo principal del trigémino caudalmente (profundo a la eminencia medial)
Las fibras salen del tronco encefálico en compañía de las pertenecientes a la raíz sensitiva del trigémino.
Responsable de la propiocepción

Formación reticular

La formación reticular es una vasta red neuronal responsable de mantener la consciencia y el inicio del despertar. Este tracto neuronal se extiende desde la médula espinal hasta el diencéfalo y ocupa diferentes partes del tronco encefálico a su paso.

Los núcleos de la formación reticular están localizados en la profundidad del tronco encefálico a lo largo de su eje vertical. En cada mitad del tronco encefálico existe un grupo lateral, medial y medio de núcleos. El efecto combinado de este conjunto de núcleos se relaciona con la regulación del ciclo circadiano, coordinación de la respiración y de los músculos antigravitacionales, modificación de la actividad refleja, y asistencia en la coordinación de los músculos de la expresión facial.

There is far more to learn about the reticular formation. Check out the study unit below:

Tronco encefálico: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!