Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Vía auditiva

Video recomendado: Nervio vestibulococlear [26:33]
Anatomía, trayecto y ramos del nervio vestibulococlear.

La audición es un proceso esencial que se lleva a cabo por medio del sistema auditivo, en especial por el sentido del oído o de la audición. Nos permite entender y comunicarnos con otras personas, así como experimentar el mundo exterior.

La vía auditiva es más compleja que las vías visual y olfatoria, debido a que está compuesta por varios núcleos y depende de diversas áreas funcionales.

Este artículo explora la anatomía del oído y sus partes, y como estas participan en la vía auditiva, su función y correlación clínica.

Puntos clave sobre la vía auditiva
Oído externo Transforma las ondas sonoras en una onda unidireccional y la dirige desde el conducto auditivo hasta la membrana timpánica
Oído medio Los huesecillos del oído (yunque, martillo y estribo) transmiten las vibraciones de las ondas sonoras al oído interno
Oído interno Las ondas sonoras se desplazan desde la rampa vestibular hasta el conducto coclear en la rampa timpánica. Las vibraciones de la perilinfa mueven la membrana basilar del conducto coclear y el órgano espiral (de Corti) convierte las vibraciones en potenciales de acción
Nervio vestibulococlear (VIII par craneal) El nervio coclear recibe los potenciales de acción y los envía a los núcleos cocleares anterior y posterior. A continuación, las señales viajan al núcleo olivar superior, al colículo inferior y al cuerpo geniculado medial hasta la corteza auditiva
Correlaciones clínicas Acúfenos, presbiacusia, afasia de Wernicke, enfermedad de Meniere, schwannoma vestibular, otitis media, otosclerosis
Contenidos
  1. Oído externo
  2. Oído medio
    1. Martillo
    2. Yunque
    3. Estribo
  3. Oído interno
  4. Vía auditiva
  5. Correlaciones clínicas
  6. Bibliografía
+ Muestra todo

Oído externo

El oído externo se conoce también como oreja o pabellón auricular. Este recolecta las ondas sonoras omnidireccionales y las transforma en una fuente de información unidireccional. Al canalizar las ondas sonoras de este modo, puede dirigirlas al conducto auditivo y amplificarlas.

La oreja tiene una serie de reparos anatómicos en su superficie, de las cuales hablaremos a continuación. El conducto auditivo externo es la abertura del oído. El hélix de la oreja es el borde externo plegado de la oreja. El antihélix es una región de cartílago auricular en forma de "Y", que presenta una rama anterior (inferior) y una rama posterior (superior) a ambos lados de la fosa triangular del antihélix. El surco entre el hélix y el antihélix se denomina escafa de la oreja. El trago y el antitrago son las prominencias cartilaginosas que se sitúan anterior e inferior, respectivamente, a la abertura del conducto auditivo externo.

El espacio entre el trago y el antitrago de la oreja se denomina incisura intertrágica. El lóbulo puede estar unido o separado de la piel de la cara (determinación genética). La concha auricular es la región hueca que se encuentra junto al conducto auditivo externo y, por último, el surco auricular es la depresión que se encuentra en la parte posterior de la oreja.

Oído medio

Martillo

El martillo, al igual que la mandíbula y el maxilar, se desarrolla a partir del primer cartílago del arco faríngeo. Este pequeño hueso está conectado con la membrana timpánica a través de su manubrio, y con el yunque a través de su carilla articular. El proceso lateral del martillo está unido a la parte superior de la membrana timpánica. La porción inferior del martillo se une con la membrana timpánica por medio de una conexión fuerte con el ombligo de la membrana timpánica. El proceso anterior está unido a la fisura petrotimpánica.

El martillo presenta los ligamentos anterior, lateral y superior. El ligamento anterior se extiende desde el proceso anterior del martillo hasta la fisura petrotimpanoescamosa, el ligamento lateral se encuentra entre el cuello y la incisura timpánica de Rivinus, y el ligamento superior une la cabeza del martillo con la cresta petroescamosa superior. Estos ligamentos amortiguan la respuesta de los huesecillos a los sonidos excesivamente fuertes y reducen el desplazamiento de los huesecillos cuando existe cambio de presión en el oído medio.

El músculo tensor del tímpano se inserta en el cuello del martillo y su función es amortiguar el sonido. Surge del ala mayor del esfenoides y del conducto auditivo, y puede controlarse voluntariamente. Sin embargo, su función involuntaria es la más importante.

Yunque

El yunque, como su nombre lo indica, tiene forma similar a un yunque. Está unido al martillo por una carilla articular y al estribo por su proceso lenticular, que se ubica en el extremo de su rama larga. También cuenta con una rama corta y su cuerpo se encuentra principalmente en el receso epitimpánico. El ligamento posterior del yunque y el ligamento anterior del martillo le otorgan su eje de rotación a los huesecillos del oído.

Estribo

Es el hueso más pequeño del cuerpo humano. Se desarrolla a partir del segundo arco faríngeo y es el último huesecillo del oído medio. Su base se articula con la ventana oval a través del ligamento anular.

El estapedio es el músculo esquelético más pequeño del cuerpo humano y mide poco más de un milímetro. Estabiliza el estribo y está inervado por el nervio facial (VII par craneal). Por lo tanto, en la parálisis del nervio facial (normalmente una motoneurona inferior, es decir, la parálisis de Bell), uno de los síntomas es el dolor al momento de oír ruidos (especialmente ruidos fuertes) en el lado afectado, debido a la falta de inervación del estapedio. Este surge de la eminencia en forma de cono situada en la porción posterior de la cavidad timpánica, conocida como eminencia piramidal, y se inserta en el cuello del estribo.

Oído interno

Esta región se encuentra dentro del laberinto óseo. La cóclea es la región responsable de la audición y consta de un órgano hueco en forma de espiral. El conducto coclear es la sección triangular de la cóclea que contiene el órgano espiral (órgano de Corti). La ventana oval es simplemente una ventana de forma ovalada que se desplaza hacia dentro por medio del movimiento de la base del estribo.

La rampa vestibular es la región semicircular ubicada sobre la rampa media y contiene la perilinfa. Está separada de la rampa media por la membrana de Reissner. Esta actúa como receptor de las ondas sonoras de la ventana oval y las envía hacia el vértice de la cóclea (el helicotrema). Aquí, las vibraciones de las ondas sonoras continúan descendiendo por la cóclea a través de la rampa timpánica. La rampa media se encuentra entre la rampa vestibular y la rampa timpánica, y contiene la endolinfa.

El órgano espiral de Corti se ubica dentro de la rampa media. La rampa timpánica se encuentra debajo de la rampa media y está separada de ésta por la membrana basilar del conducto coclear. La ventana redonda es una ventana circular que se desplaza hacia fuera al momento de transmitir el sonido.

Esto es esencial para la correcta función del oído, específicamente en la transmisión del sonido en el oído interno, ya que la perilinfa es un fluido, y los fluidos son esencialmente no compresibles. Sin la ventana redonda, la compresión del estribo no podría transmitir las vibraciones provenientes de la membrana timpánica.

Vía auditiva

El oído externo u oreja canaliza las ondas sonoras aferentes en una onda unidireccional y la dirige hacia el conducto auditivo. Estas ondas de sonido llegan a la membrana timpánica y la hacen vibrar. Cuanto más fuerte es el sonido, mayor es la vibración; cuanto más bajo es el sonido, más lenta es la vibración.

El manubrio del martillo se articula con la membrana timpánica, y este también presenta una carilla articular para el yunque. El eje de rotación se mantiene gracias a dos ligamentos: el ligamento anterior del martillo y el ligamento posterior del yunque. El yunque se encuentra en la zona epitimpánica y se articula con el estribo a través de su proceso lenticular.

El estribo tiene forma de escalón e impacta en la ventana oval. Este se mueve como un pistón, haciendo que la ventana oval se mueva hacia dentro y hacia fuera con los sonidos. Encontramos también una ventana redonda situada debajo de la ventana oval, que se desplaza hacia fuera cuando la ventana oval se desplaza hacia dentro.

Sin el estribo, no habría transmisión de las ondas sonoras en vibraciones dentro del oído interno. Las ondas sonoras ascienden por la rampa vestibular hasta el vértice del conducto coclear (el helicotrema). A continuación, vuelven a descender por el órgano coclear en forma de espiral en la rampa timpánica. La rampa vestibular y la rampa media están separadas mediante la membrana vestibular de la cóclea (de Reissner). La rampa media y la rampa timpánica están separadas por la membrana basilar.

Cuando estas ondas suben y bajan por la perilinfa en la rampa vestibular y la rampa timpánica, las vibraciones mueven la membrana basilar. El órgano espiral de Corti, ubicado sobre la membrana basilar, es el encargado de convertir estas vibraciones en señales electroquímicas. Dicho órgano presenta estereocilios, cuyas puntas se introducen en una capa gelatinosa llamada membrana tectoria del conducto coclear. Cuando las vibraciones mueven la membrana basilar, estas células ciliadas se doblan y se abren los canales de potasio.

La entrada de potasio provoca la generación de una corriente local y, a continuación, un potencial de acción que se transmite por medio de la división coclear del nervio vestibulococlear (VIII par craneal). Después, este nervio envía la señal a los núcleos del tronco encefálico.

Entre estos se encuentran los núcleos cocleares. La información del nervio coclear pasa a los núcleos cocleares anterior y posterior. Estos núcleos son la primera conexión con la información auditiva. Las tres salidas principales de los núcleos se dirigen hacia el núcleo olivar superior (mediante el cuerpo trapezoide). La otra mitad de la información se envía al núcleo olivar superior contralateral. Las neuronas de segundo orden se transmiten a través del lemnisco lateral al colículo inferior, que recibe conexiones del núcleo olivar superior. La mayoría de estas conexiones terminan en la corteza auditiva.

  • Núcleo olivar superior: también denominado complejo olivar superior, conforma un grupo de núcleos que se encuentran en el tronco encefálico. Desempeña varias funciones en el proceso de audición, entre las que se incluye la detección de la diferencia de tiempo entre el sonido que llega a cada oído y, por tanto, la localización de la procedencia del sonido. La oliva superior lateral detecta las diferencias de intensidad del sonido entre ambos oídos y la oliva superior medial localiza desde qué ángulo proviene el sonido
  • Colículo inferior: es el punto final de muchas de las salidas de los núcleos del tronco encefálico. La información de localización vertical y horizontal del sonido hacen sinapsis en el colículo inferior, que localiza de dónde procede el sonido. Funciona como centro de control y convergencia de muchas vías.
  • Núcleo geniculado medial: este núcleo del tálamo actúa como punto de relevo entre el colículo inferior y la corteza auditiva. El núcleo geniculado lateral (que interviene en la vía visual) se encuentra junto a este.
  • Corteza auditiva primaria: ubicada en el lóbulo temporal, interviene en el procesamiento de la información auditiva. Se encuentra en el giro temporal superior de este lóbulo y se extiende hasta el giro temporal transversal. Los lóbulos frontal y parietal son responsables de los elementos finales del procesamiento del sonido (corteza auditiva secundaria). La corteza auditiva primaria está organizada tonotópicamente, lo que significa que las células de la corteza reciben señales de las células del oído interno que responden a frecuencias específicas.
  • Área de Wernicke: se trata de una región situada en la unión temporoparietal en el lado izquierdo del encéfalo, responsable de la comprensión del habla. La corteza auditiva primaria emite señales junto a esta área.
  • Área de Broca: es una región encontrada en el giro frontal inferior del lóbulo frontal. En el lado izquierdo, es responsable de la generación del habla.
  • Fascículo longitudinal superior: este tracto de sustancia blanca conecta el área de Wernicke con el área de Broca.

¿Te gustaría saber más acerca del oído interno y reforzar tus conocimientos? Navega a través de las herramientas de aprendizaje que tenemos disponibles sobre este tema:

Vía auditiva: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más.

Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver
© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!