Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Artrología: Tipos de articulaciones

Los 206 huesos del cuerpo humano proporcionan el armazón estructural, la protección para los órganos internos y facilitan los movimientos del cuerpo (locomoción). Sin embargo, para que la locomoción sea posible, es importante que esos huesos sean capaces de articularse unos con otros. En contraste, la protección de los componentes viscerales se alcanza con la inmovilidad de los huesos adyacentes.

El punto donde dos huesos se unen entre sí (con o sin capacidad de moverse) se denomina articulación. El sistema articular se clasifica según el rango de movimiento que presentan y por el tipo de tejido que mantiene a los huesos vecinos juntos.

Este artículo revisará la anatomía de las articulaciones, así como el rango posible de movimientos que estas presentan.

Clases de articulaciones
Clasificación estructural (tejido de unión) Sinovial - no se une directamente; los huesos comparten una cavidad sinovial que está cerrada por una cápsula articular que conecta los huesos (articulaciones esternoclavicular, glenohumeral, del codo, coxofemoral, rodilla, radiocarpiana, tibiofibular proximal)
Fibrosa
- se unen por tejido conectivo fibroso denso (suturas craneales, articulaciones tibiofibular distal y cubonavicular)
Cartilaginosa
- se unen por cartílago (articulaciones costocondrales); dos tipos: primaria - sincondrosis (compuesta por cartílago hialino), secundaria - sínfisis (cartílago hialino que cubre los huesos, pero el fibrocartílago los conecta)
Clasificación funcional (movimiento) Articulaciones sinartrosis - poca o movilidad nula (principalmente en articulaciones fibrosas)
Articulaciones anfiartrosis
- leve movilidad (principalmente en articulaciones cartilaginosas)
Articulaciones diartrosis
- movilidad libre (articulaciones sinoviales)
Clasificación funcional (ejes) Uniaxial - ida y vuelta a lo largo de un solo eje
Biaxial
- movimiento a lo largo de dos ejes distintos
Multiaxial
- movimiento a través de los tres ejes
Correlaciones clínicas Osteoartritis, artritis reumatoide, gota, esguinces, luxaciones
Contenidos
  1. Clasificación de las articulaciones
    1. Articulaciones sinoviales
    2. Articulaciones fibrosas
    3. Articulaciones cartilaginosas
  2. Rangos de movimientos
  3. Correlaciones clínicas
    1. Osteoartritis
    2. Artritis reumatoide
    3. Gota
    4. Esguinces y luxaciones
  4. Bibliografía
+ Muestra todo

Clasificación de las articulaciones

Articulaciones sinoviales

Revisa el siguiente video sobre los tipos de articulaciones sinoviales, para facilitar tu aprendizaje sobre este tema: 

Las articulaciones sinoviales son articulaciones móviles de movimiento libre donde las caras articulares no tienen contacto directo entre sí. El rango de movimiento está definido (es decir limitado) por la cápsula articular, al dar soporte a ligamentos y músculos que cruzan la articulación. La mayoría de las articulaciones de las extremidades superior e inferior son sinoviales.

La mayoría de las articulaciones sinoviales están revestidas por cartílago hialino, excepto por la articulación temporomandibular la cual está revestida por cartílago fibroso. La articulación está envuelta en una cápsula que recubre la cavidad articular. El interior de la cápsula está cubierto por una membrana sinovial que es responsable de producir y secretar líquido sinovial que lubrica la articulación, ayudando a reducir la fricción entre los extremos de los huesos mientras se articulan entre sí.

El reforzamiento adicional de la cápsula es proporcionado por ligamentos, tendones y por músculo esquelético. Estas articulaciones son capaces de un amplio rango de movimientos y consecuentemente, son las más susceptibles a luxaciones. Existen varios ejemplos de articulaciones sinoviales, las cuales son capaces de una amplia gama de movimientos. Estos incluyen a las articulaciones:

Articulaciones fibrosas

En contraste a las articulaciones sinoviales, las articulaciones fibrosas son más simples y menos móviles. El movimiento en estas articulaciones es significativamente limitado. Se encuentran solo en tres áreas del cuerpo.

En el cráneo, alrededor de los tres años de edad, todas las fontanelas (regiones blandas entre los huesos del cráneo) ya deberían haber cerrado. Los remanescentes, denominados suturas craneales, son conexiones fibrosas que ocupan el espacio articular. Los huesos adyacentes osificarán completamente con el tiempo, lo que puede resultar en obliteración de las líneas de sutura.

Un segundo ejemplo de articulaciones fibrosas son la tibiofibular distal y la cubonavicular (huesos cuboides y navicular). Estas, se mantienen en su lugar debido a ligamentos interóseos y son denominadas sindesmosis (proveniente del griego que significa “mantenido junto por una banda”).

La última articulación fibrosa se encuentra en la boca, donde la raíz de los dientes se articulan con los alvéolos dentales. Esta articulación se conoce como gonfosis (sindesmosis dentoalveolar).

Articulaciones cartilaginosas

Las articulaciones cartilaginosas son principalmente caracterizadas por conectar los huesos circundantes entre sí por medio de cartílagos. Estas exhiben una amplitud de movimientos que varían entre el presentado por las articulaciones sinoviales y fibrosas. Existen dos tipos de articulaciones, estas son sincondrosis y sínfisis.

Las sincondrosis (provenientes del griego que significa “con cartílago”), también denominadas articulaciones cartilaginosas, son articulaciones en las cuales el cartílago hialino se encuentra con el hueso. Estas articulaciones inmóviles pueden ser observadas en las articulaciones costocondrales de la cavidad torácica anterior y en la placa epifisaria de los huesos largos.

Las sínfisis (cartílago secundario) son el segundo grupo de articulaciones cartilaginosas. Estas se encuentran principalmente a lo largo de la línea media del cuerpo. Las características de la articulación incluyen las superficies de los huesos adyacentes cubiertas por cartílago hialino y conectadas por tejido fibroso con algún grado de movimiento. Las articulaciones intervertebrales, la sínfisis púbica y la articulación manubrioesternal del ángulo de Louis son ejemplos de sínfisis. En algunos casos existen cavidades articulares, pero nunca son de naturaleza sinovial.

Rangos de movimientos

Existen cuatro tipos generales de movimientos articulares. Basado en su ubicación, las articulaciones pueden:

  • Moverse de adelante hacia atrás en un solo eje (uniaxial)
  • Moverse en dos ejes diferentes (biaxial)
  • Moverse a través de los tres ejes (multiaxial)
  • Deslizarse unas sobre otras (movimientos de deslizamiento), en el caso de
  • huesos planos

Las articulaciones uniaxiales y biaxiales pueden subdividirse teniendo en cuenta los movimientos de articulaciones específicas.

Por ejemplo, los codos y rodillas se clasifican como gínglimos donde solo pueden ser realizados movimientos de flexión y extensión.

Las articulaciones radioulnares son conocidas como articulaciones trocoides, donde el radio rota sobre la ulna en el punto de contacto. Mientras que las articulaciones temporomandibulares son ejemplos de articulaciones bicondíleas, el cóndilo de la mandíbula se ubica en la fosa mandibular del hueso temporal y el movimiento es restringido en un solo plano.

Articulaciones biaxiales son tanto articulaciones condíleas como en silla de montar. La articulación condílea en la muñeca permite el desvío ulnar o radial independiente, así como la flexión o extensión de la mano

Una combinación de estos movimientos da la falsa impresión que la articulación radiocarpiana es multiaxial. La primera articulación carpometacarpiana tiene una forma de silla de montar invertida que permite el movimiento en dos ejes, aunque no de forma independiente. Estos movimientos son vitales para la oposición del pulgar y subsecuentemente, la funcionalidad de la mano.

¿Tienes dificultades con los términos anatómicos? Echa un vistazo a estos 4 pasos para memorizarlos fácilmente.

Las más móviles de todos estos tipos son las articulaciones multiaxiales, que se observan en las articulaciones glenohumeral, coxofemoral y esternoclavicular. También, son denominadas articulaciones esferoideas debido a la forma esférica de una de sus partes. Las extremidades que se unen por medio de estas articulaciones son capaces de realizar la aducción, abducción, extensión y flexión. Los movimientos de la articulación esternoclavicular difieren, de tal manera que sufre una prolongación, retracción, elevación y depresión

Por último, las articulaciones planas pueden encontrarse en las articulaciones intermetacarpiana, tibiofibular proximal y algunas de las articulaciones intertarsianas.

Pon a prueba tu conocimiento sobre las articulaciones sinoviales con el siguiente cuestionario: 

Artrología: Tipos de articulaciones: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!