Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Nervio abducens (VI par craneal)

El nervio abducens, también denominado motor ocular externo, nervio abducente o 6to par craneal, es un nervio motor compuesto por fibras eferentes somáticas generales (ESG). Junto con los nervios oculomotor (III par craneal) y troclear (IV par craneal), conforma un grupo de nervios que inervan los músculos extraoculares del globo ocular.

El abducens se origina del núcleo abducens en el puente, que corresponde al origen real del nervio. Sale del tronco encefálico desde la parte caudal de la porción ventral del puente, cerca a su unión con el bulbo raquídeo. Este lugar, llamado surco bulbopontino, representa el origen aparente del nervio abducens.

El nervio abducens sale del cráneo a través de la fisura orbitaria superior y emerge hacia la órbita. Aquí, inerva un músculo extraocular, el músculo recto lateral.

Este artículo estudiará la anatomía y función del nervio abducens.

Puntos clave sobre el nervio abducens (VI par craneal)
Tipo Nervio eferente somático general (ESG)
Núcleo (origen real) Núcleo del abducens (puente)
Punto de salida Fisura orbitaria superior
Ramos Ninguno
Función Inervación motora: músculo recto lateral
Contenidos
  1. Origen
  2. Recorrido
  3. Inervación y función
  4. Bibliografía
+ Muestra todo

Origen

El nervio abducens o nervio abductor se origina de su propio núcleo motor llamado núcleo del abducens. Este se ubica en el aspecto dorsal del puente, profundo al colículo facial en el 4to ventrículo (fosa romboidal). El núcleo del abducens está constituido por neuronas motoras primarias que se encuentran parcialmente circunscritas por la rodilla del nervio facial (VII par craneal). Además, las fibras de la formación reticular pontina paramediana (FRPP) y el fascículo longitudinal medial, también rodean al núcleo del VI par craneal.

El núcleo también contiene las interneuronas que facilitan la comunicación entre el núcleo abducens y el nervio oculomotor contralateral (III par craneal) por medio del fascículo longitudinal medial. Como el núcleo troclear (IV par craneal), el núcleo del abducens recibe inervación corticobulbar bilateral para regular su actividad. También es regulada por el tracto tectobulbar que se origina del colículo superior para coordinar la información visual con el movimiento ocular.

Las fibras de cada núcleo atraviesan el puente en dirección inferior, anterior y lateral. El nervio luego se acerca a la unión pontomedular (es decir el surco bulbopontino) donde emerge desde la cara ventral del tronco encefálico.

Aprende más sobre el VI par craneal y sus nervios adyacentes con la siguiente unidad de estudios:

Recorrido

El nervio abducens (VI par craneal) sale del tronco encefálico por el surco bulbopontino, entra en la cisterna bulbopontina, donde comparte el espacio con la arteria basilar y los vasos cerebelosos. Continúa anteriormente por una corta distancia hasta encontrar el clivus del hueso occipital. Desde aquí asciende a lo largo del contorno del clivus. Cerca del vértice de la porción petrosa del hueso temporal, las fibras nerviosas perforan la duramadre para acceder al canal de Dorello (es decir debajo del ligamento petroclinoideo de Gruber) aquí está acompañado por el seno petroso inferior.

Las fibras nerviosas del abducens salen del canal de Dorello y entran en el seno cavernoso. A diferencia de los pares craneales dentro de este seno, el nervio ocular externo es el único que viaja en la mitad del seno cavernoso. El nervio continúa anteriormente a través del seno, en relación inferolateral con la porción cavernosa de la arteria carótida interna. Los ramos simpáticos que originalmente acompañan a la arteria carótida interna también se unen al VI par craneal por un trayecto corto. El nervio oculomotor (III par craneal), el nervio troclear (IV par craneal), el ramo oftálmico del nervio trigémino (V1), y el ramo maxilar del nervio trigémino (V2), están relacionados lateralmente con el VI par craneal dentro del seno cavernoso.

El nervio abducens abandona el seno cavernoso por medio de la fisura orbitaria superior. Pasa a través del anillo tendinoso común (es decir anillo de Zinn, tendón de Zinn) debajo de la división inferior del nervio oculomotor (III par craneal). Por lo tanto, es la estructura más inferior que pasa a través del anillo tendinoso común. A medida que el nervio entra en la órbita, continúa hacia la cara medial del músculo recto lateral, al cual perfora e inerva.

Inervación y función

El nervio abducens es responsable por la inervación motora del músculo recto lateral. Es por esto que su función principal es abducir o mover el ojo hacia el campo temporal en el plano horizontal. Sin embargo, también facilita un fenómeno conocido como movimiento ocular conjugado. Este proceso asegura que ambos ojos se muevan en la misma dirección en el plano horizontal (es decir izquierda o derecha). Ten presente que el recto lateral del ojo izquierdo llevará el ojo hacia la izquierda, mientras que el mismo músculo en el ojo derecho lo llevará hacia la derecha.

Es por esto que ante la ausencia de la mirada conjugada, los ojos pueden divergir y la capacidad de enfocarse en una imagen sería un desafío. Por lo tanto, el VI par craneal no solo inerva el músculo recto lateral ipsilateral sino que también influye en el músculo recto medial contralateral. Esto es posible gracias a las interneuronas encontradas en el núcleo del abducens (ya mencionadas anteriormente). Estas forman sinapsis entre las neuronas motoras del núcleo del abducens con las fibras del fascículo longitudinal medial. Este fascículo luego hace sinapsis con el núcleo oculomotor (III par craneal), que inerva al músculo recto medial.

Para consolidar tu conocimiento, responde al siguiente cuestionario:

Nervio abducens (VI par craneal): ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.
¿Te aburrió la anatomía? Intenta esto

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!

Comienza a aprender en menos de 60 segundos

  • Aprende anatomía e histología más rápidamente
  • Accede a unidades de estudio creadas y actualizadas por nuestros expertos
  • No se requiere contrato ni pago
Crea tu cuenta gratuita ➞