Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Cavidad nasal

La cavidad nasal es un componente esencial tanto para el sistema respiratorio como para el sentido del olfato. Pero, ¿Sabías que el 80% del sentido del gusto depende del olfato? Es por esto que la comida parece insípida cuando nuestra nariz se encuentra congestionada.

La nariz es la porción más prominente del rostro humano. Tiene dos porciones, una interna y otra externa. La función de la porción externa es proteger a la porción interna y permitir el paso del aire. Mientras que la porción interna es denominada cavidad nasal cuya función principal es participar en la respiración, el olfato, el habla y el gusto.

En este artículo estudiaremos la anatomía y función de la nariz, con un enfoque especial en la importancia anatómica de la estructura de la cavidad nasal.

Puntos clave sobre la anatomía de la cavidad nasal
Porción externa de la nariz La porción externa de la nariz consta de una raíz (superiormente), vértice (inferiormente), dorso, narinas (orificios nasales) y el tabique nasal que separa estas estructuras
Componentes óseos:
huesos nasal, frontal y maxilar
Componentes cartilaginosos:
cartílagos alares (mayor, menores), procesos laterales, cartílago del tabique nasal
Cavidad nasal Huesos: maxilar, esfenoides, vómer, palatino, lagrimal, etmoides
Orificios : narinas, cornetes nasales (superior, medio e inferior)
Conductos : receso esfenoetmoidal, meatos nasales inferior, medio y superior
Regiones: vestíbulo, región respiratoria, región olfatoria
Irrigación Arteria carótida externa y sus ramas: esfenopalatina, arteria palatina mayor, labial superior y nasal lateral
Arteria carótida interna y sus ramas: arterias etmoidales anterior y posterior
Inervación Nervio olfatorio: sentido del olfato
Nervio trigémino: sensibilidad general
Nervio facial: secreción de las glándulas serosas (parasimpático)
Nivel T1 de la médula espinal: regulación del flujo sanguíneo de la mucosa (simpático)
Contenidos
  1. Nariz
  2. Cavidad nasal
  3. Irrigación
  4. Inervación
  5. Correlaciones clínicas
    1. Epistaxis
    2. Rinitis
    3. Tabique desviado
  6. Bibliografía
+ Muestra todo

Nariz

La anatomía de la porción externa de la nariz es bastante simple. Su estructura es piramidal, donde la raíz se encuentra en la porción superior y el vértice en la porción inferior. La raíz se continúa con la frente y la porción entre la raíz y el vértice es denominada dorso. Inferior al vértice se encuentran las dos narinas u orificios nasales. Estas se encuentran separadas por el tabique nasal (o septum nasal) y lateralmente están limitadas por las alas de la nariz.

La repetición es la clave del éxito durante tus sesiones de estudio de la anatomía humana. Prueba nuestros cuestionarios y guías gratuitas sobre anatomía para hacer tu proceso de aprendizaje divertido, rápido y efectivo.

Las partes de la nariz pueden ser divididas en componentes óseos y cartilaginosos. La porción ósea moldea la raíz de la nariz, formada por los huesos nasal, maxilar y frontal. La porción cartilaginosa está ubicada inferiormente y está formada por los cartílagos alares, los laterales y el cartílago del tabique nasal.

  • Cartílagos alares; el cartílago alar mayor forma el vértice de la nariz, los cartílagos alares menores dan soporte a las alas de la nariz
  • Procesos laterales del cartílago del tabique nasal; forman el dorso de la nariz
  • Cartílago del tabique de la nariz; limitan a las narinas medialmente

Ten en cuenta que, como su nombre lo indica, el cartílago del tabique nasal está unido tanto al tabique nasal óseo (que en realidad es la lámina perpendicular del hueso etmoides) como al vómer. Estas son porciones óseas de la nariz interna.

Cavidad nasal

La cavidad nasal corresponde a la porción interna de la nariz. Las dos cavidades nasales se ubican dentro de la porción externa de la nariz y el cráneo. Dichas cavidades se abren anteriormente hacia el rostro por medio de las narinas. Posteriormente estas se comunican con la nasofaringe a través de dos orificios denominados coanas.

Además de los orificios anterior y posterior, cada cavidad nasal presenta un techo, un piso y una pared lateral y otra medial. En total son 12 los huesos del cráneo que contribuyen a la formación de la cavidad nasal, incluyendo a los huesos pares: nasal, maxilar, palatino y lagrimal; así como los huesos impares: etmoides, esfenoides, frontal y vómer. Entre todos ellos, el hueso etmoides es el elemento más importante, por dos razones específicas: primero, contribuye con la mayor parte del esqueleto de la nariz al formar el techo y las paredes de las cavidades nasales; y segundo, contiene a las células etmoidales que, como grupo, corresponden a uno de los cuatro senos paranasales.

Tres láminas óseas denominadas cornetes nasales superior, medio e inferior se encuentran unidas a las paredes laterales de la cavidad nasal, proyectándose hacia dentro de la misma y dividiéndola en cuatro conductos para permitir el paso de aire:

  • Meato nasal inferior; entre el piso de la cavidad nasal y el cornete inferior.
  • Meato nasal medio; entre los cornetes inferior y medio.
  • Meato nasal superior; entre los cornetes medio y superior.
  • Receso esfenoetmoidal; entre el cornete superior y el techo de la cavidad nasal.
  • Meato nasal común; entre los cornetes y el tabique nasal.

La cavidad nasal está dividida en tres regiones, alineadas como un edificio de tres pisos. El vestíbulo se ubica justo dentro del orificio externo de la nariz (1er piso) y contiene los folículos pilosos. La región más grande es la región respiratoria, que está revestida por epitelio respiratorio (2do piso). Finalmente, encontramos a la región olfatoria, una área pequeña ubicada dentro del cráneo en el vértice superior de la cavidad, que está revestido por células olfatorias y receptores (3er piso).

Las dos cavidades nasales se comunican con cuatro recesos óseos denominados senos paranasales. Estos se denominan de acuerdo a los huesos donde están ubicados, como lo son los senos esfenoidal, maxilar y frontal, y las celdillas etmoidales. Todos los senos están cubiertos por mucosa respiratoria e inervados por el nervio trigémino (V par craneal).

Irrigación

La nariz es irrigada por ramas de las arterias carótidas externa e interna. La arteria carótida externa emite a las arterias esfenopalatina, palatina mayor, labial superior y nasal lateral que irrigan principalmente al vestíbulo y las porciones respiratorias de la cavidad nasal, así como las partes adyacentes de la porción externa de la nariz (vértice y dorso).

La arteria carótida interna da origen a las arterias etmoidales anterior y posterior que irrigan el vértice de la cavidad nasal y las partes adyacentes de la porción externa de la nariz. Muchas de las ramas de las arterias carótidas externa e interna se anastomosan en la parte anterior de la pared medial. Este punto en particular es donde ocurren las tan conocidas hemorragias nasales.

Aprende más sobre la cavidad nasal, su irrigación e inervación con las siguientes unidades de estudio:

Inervación

La nariz es inervada por tres pares craneales:

  • Sentido del olfato: es proporcionado por el nervio olfatorio (I par craneal)
  • Sensibilidad general: nervio trigémino (V par craneal)
  • Glándulas serosas: son inervadas por las fibras parasimpáticas del nervio facial (VII par craneal), estas se encuentran en la mucosa nasal para producir fluidos que lubrican constantemente las paredes nasales. La inervación simpática proviene del nivel T1 de la médula espinal y está destinada a la regulación del flujo sanguíneo a través de la mucosa.

Para fortalecer y poner a prueba tu conocimiento sobre los nervios que inervan la nariz, te invitamos a tomar el siguiente cuestionario:

Cavidad nasal: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!