Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse
¿Listo para aprender?
Elige tu herramienta de estudio favorita

Regiones de la extremidad superior

La extremidad superior es esencial para nuestro funcionamiento del día a día, nos permite realizar movimientos como agarrar, escribir, levantar y lanzar, entre otros. Esta ha evolucionado para convertirse en una parte sumamente móvil del cuerpo humano, en comparación con las extremidades inferiores, las cuales fueron diseñadas para ser más estables.

La mejor forma de estudiar la anatomía de la extremidad superior es hacerlo topográficamente. En ese sentido, la dividiremos por regiones, que incluyen las partes del brazo y antebrazo, así como las partes de la mano, donde cada una tiene su propia función principal.

Este artículo discutirá la anatomía de la extremidad superior, con sus regiones, componentes individuales y funciones esenciales. Mencionaremos cada articulación y algunas otras estructuras.

Puntos clave sobre las regiones de la extremidad superior
Región escapular Hueso: escápula
Articulación:
escapulotorácica (articulación fisiológica con la pared torácica posterior, soportada por los músculos romboides y trapecio)
Región del hombro Huesos: húmero, escápula, clavícula
Articulaciones:
glenohumeral (húmero con la escápula), acromioclavicular (escápula con la clavícula), esternoclavicular (clavícula con el esternón)
Brazo Huesos: húmero, radio, ulna
Articulación:
codo
Antebrazo Huesos: radio, ulna
Articulaciones:
codo, radioulnar proximal, radioulnar distal, muñeca
Mano Huesos: escafoides, semilunar, piramidal, pisiforme, trapecio, trapezoide, grande, ganchoso (huesos del carpo); 5 metacarpianos, 5 falanges proximales, 4 falanges medias, 5 falanges distales
Articulaciones:
muñeca, interfalángicas (bisagra), metacarpofalángicas, intercarpianas
Correlaciones clínicas Escápula alada, fracturas óseas, parálisis nerviosas
Contenidos
  1. Región escapular
    1. Músculos
    2. Articulación escapulotorácica
  2. Región del hombro
    1. Articulación glenohumeral
    2. Articulación acromioclavicular
    3. Articulación esternoclavicular
  3. Brazo
  4. Antebrazo
  5. Muñeca
  6. Mano
  7. Correlaciones clínicas
    1. Escápula alada
    2. Fractura clavicular
    3. Parálisis del nervio radial/Parálisis del sábado por la noche
    4. Fractura de escafoides
  8. Bibliografía
+ Muestra todo

Revisa la siguiente imagen para resumir nuevamente lo que has visto en el video anterior:

Región escapular

La escápula también se conoce como omoplato. Aunque esta se ubica en el lado posterior del cuerpo, no forma parte del dorso. Se clasifica como parte de la extremidad superior, ya que es sumamente importante para su funcionamiento.

Músculos

La escápula tiene una espina y dos fosas que se encuentran superior e inferior a esta. Estas fosas forman el origen de los músculos supraespinoso e infraespinoso respectivamente. El supraespinoso es un músculo del manguito rotador que aumenta la estabilidad de la cabeza del húmero y también abduce el hombro. El infraespinoso es un rotador lateral (externo) del hombro.

Los músculos escapulares nos permiten elevar los brazos por encima de los 90 grados de abducción. El movimiento en tuerca de mariposa de la escápula nos permite elevar las extremidades superiores sobre nuestra cabeza. La rotación de la escápula ocurre a través de la contracción precisa y coordinada de varios músculos, incluyendo a los romboides mayor y menor (que se insertan en su borde medial) además del trapecio y el elevador de la escápula entre otros (ambos se insertan en el borde superior). El borde lateral de la escápula también da origen a los redondos mayor y menor. Estos músculos son aductores del húmero.

Esta región se encuentra muy bien irrigada por medio de las anastomosis de varias arterias, incluyendo a la cervical transversa, a la escapular dorsal y a la subescapular. La inervación la otorga el nervio supraescapular, al igual que los nervios subescapulares superior e inferior.

Articulación escapulotorácica

Esta es una articulación fisiológica, ya que la escápula no tiene uniones óseas hacia posterior y se mantiene en su lugar únicamente por los músculos, como los romboides y el trapecio, entre otros. La rotación y elevación de la escápula es esencial para la abducción de la extremidad superior.

Región del hombro

La región del hombro se debe analizar como un complejo de varias articulaciones, en lugar de una sola articulación. Clásicamente, la articulación glenohumeral es como los anatomistas llaman a la articulación del hombro.

Articulación glenohumeral

Claramente esta es una articulación diseñada para ser móvil en lugar de ser estable. La fosa glenoidea es una superficie en forma de plato poco profunda, profundizada por el labrum glenoideo, el cual se une en sus bordes. Se dice que el labrum proporciona una especie de efecto de succión a la cabeza del húmero, además de profundizar la articulación y así aumentar su estabilidad. Esta articulación es irrigada por las arterias circunflejas humerales anterior y posterior, la cual se ramifica de la arteria braquial.

Articulación acromioclavicular

Esta articulación está formada entre el borde lateral delgado de la clavícula y el acromion de la escápula. Es una articulación sinovial plana, la cual asegura la continuidad funcional entre la región escapular y la pared torácica.

Para recordar: el lado redondeado de la clavícula es la cara medial, y su lado delgado es la cara lateral. La cara inferior presenta en su porción lateral el tubérculo conoideo y la línea trapezoidea, en estos reparos se originan sus respectivos ligamentos.

Articulación esternoclavicular

El manubrio es la porción superior del esternón y este se une a la clavícula lateralmente, formando una articulación sinovial altamente móvil que permite tanto el desplazamiento anterior-posterior como el medial-lateral. Esto hace que la extremidad superior tenga mayor rango de movimiento.

Es mejor pensar en todas estas articulaciones como una unidad funcional continua en lugar de una serie de articulaciones aisladas. Todas influyen entre sí y trabajan coordinadamente para movilizar de forma efectiva la extremidad superior.

Brazo

Coloquialmente, el término ‘brazo’ hace referencia a toda la extremidad superior. Pero, anatómicamente, llamamos ‘brazo’ a la parte proximal de la extremidad superior libre, es decir desde el codo hasta el hombro y este consta de varios músculos. La arteria braquial, que irriga esta región, es la continuación directa de la arteria axilar. Esta se convierte en arteria braquial cuando pasa por el borde inferior del músculo redondo mayor.

La articulación del codo hace referencia a la articulación entre el húmero y los dos huesos del antebrazo. La ulna se articula con el cóndilo medial del húmero, la tróclea, y presenta un pronunciado reparo anatómico conocido como el olécranon en su cara posterior, el cual encaja a la perfección en la fosa olecraneana del húmero hacia posterior, para limitar su extensión. El músculo tríceps braquial es un músculo que, como su nombre lo indica, posee tres cabezas y su función es extender el codo.

La cabeza del radio se articula con el capítulo de húmero. Además, el cuello del radio también forma parte de la articulación radioulnar proximal, que es donde ocurre la supinación y pronación del antebrazo. El radio actúa como una especie de rueda, y el ligamento anular, que rodea al cuello del radio y lo une a la ulna, lo mantiene en su sitio cuando se realizan ambos movimientos. Hay varios músculos que ejecutan estos movimientos, por ejemplo el pronador redondo, el pronador cuadrado y el supinador. El ancóneo es un músculo pequeño en la parte posterior del codo que asiste en la abducción de la ulna en pronación.

Revisa la siguiente unidad de estudio para fortalecer tu conocimiento:

Antebrazo

El antebrazo es la región que se encuentra entre la articulación del codo y la articulación radiocarpiana. Esta región incluye dos huesos, el radio y la ulna. La arteria braquial se divide en la arteria radial y la arteria ulnar, las cuales discurren a lo largo del antebrazo en sus respectivos lados. La arteria ulnar también origina dos arterias, las interóseas anterior y posterior, que irrigan los músculos profundos de los compartimentos flexor y extensor del antebrazo. La inervación viene del nervio mediano (principalmente) y del nervio ulnar.

El extremo proximal del radio es la cabeza y el extremo distal es la base; y viceversa para la ulna. Una membrana interósea fuerte une ambos huesos y distribuye la carga. Las fibras de esta membrana son muy fuertes así como flexibles, y se orientan de forma oblicua en dirección distal. También hay una estructura fibrosa llamada cuerda oblicua, la cual algunos creen que se trata de una estructura vestigial, pero contribuye un poco en la unión de ambos huesos.

Muñeca

La articulación de la muñeca puede dividirse en tres partes principales. Está la articulación radiocarpiana, la articulación ulnocarpiana y la articulación mediocarpiana las cuales reciben su irrigación a través de los arcos dorsal y palmar del carpo.

El radio se articula lateralmente con el escafoides y medialmente con el semilunar. La ulna se articula con un triángulo de fibrocartílago, el cual se encuentra interpuesto entre ella y el hueso piramidal. Cuando la articulación de la muñeca se encuentra en extensión crea torque para que los flexores largos puedan ejecutar sus movimientos con mayor fuerza. La articulación mediocarpiana se ubica entre las filas proximal y distal del carpo. Esta se encuentra activa en la flexión y extensión temprana, así como en la desviación radial y ulnar. En la flexión y extensión tardía, el escafoides actúa como puente entre las filas proximal y distal del carpo, lo que en consecuencia hace que se muevan en conjunto.

Mano

La mano es una verdadera obra de ingeniería. La complejidad de sus movimientos, al igual que su uso funcional la hacen perfecta para trabajar con herramientas. Es irrigada a través de los arcos palmares superficial y profundo, los cuales se originan a partir de las arterias ulnar y radial respectivamente. Su inervación proviene de los nervios ulnar (principalmente) y mediano.

Las articulaciones carpometacarpianas son articulaciones sinoviales simples, pero la primera articulación carpometacarpiana es la más característica. Es una articulación en silla de montar que permite al pulgar oponerse con los demás dedos. También hace posible que el pulgar se mueva con bastante libertad. Nuestro pulgar es mucho más largo si lo comparamos con otros primates, lo que está relacionado al movimiento que hicieron nuestros antepasados desde los árboles a las llanuras de la sabana africana. Trepar ya no era tan útil; en cambio tirar, martillar y agarrar eran acciones generalmente más convenientes para nuestra especie. Nuestros largos, poderosos y altamente móviles pulgares lo reflejan.

Las otras articulaciones para considerar son las metacarpofalángicas (MCF) y las interfalángicas (IF). Las MCF permiten la flexión, extensión, abducción y aducción. Las IF, por el contrario, permiten solo la flexión y extensión. Las articulaciones interfalángicas proximales y distales se conectan por un ligamento colateral, lo que quiere decir que si extiendes o flexionas tus articulaciones interfalángicas distales, las proximales se moverán del mismo modo.

Consolida tu conocimiento con el siguiente cuestionario:

Regiones de la extremidad superior: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!