EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse

Timo: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

Timo

Timo (vista anterior)

El timo es un órgano linfático primario ubicado en el mediastino. Está formado por dos lóbulos conectados mediante un istmo. Histológicamente, el timo se divide en dos lóbulos, cada uno consistente en una médula central y una corteza periférica.

El timo es un componente esencial de nuestro sistema inmune. Funciona como el sitio inicial de maduración de linfocitos T a través de procesos de selección positivos y negativos. Los linfocitos T de hecho reciben su nombre debido a que maduran en el timo; mientras que los linfocitos B se denominan así dado que maduran en la médula ósea (Bone marrow en inglés).

En este artículo se describe la anatomía, histología y función del timo.

Puntos clave sobre el timo
Ubiación Se extiende entre la glándula tiroides por arriba hasta el cuarto cartílago costal por abajo, entre el mediastino superior y la parte anterior del mediastino inferior (mediastino anterior)
Estructura Macroscópica: dos lóbulos interconectados por un istmo
Microscópica:
cápsula, septos (tabiques), corteza (periférica), médula (central), unión corticomedular
Irrigación Arteria torácica interna, arterias tiroideas superior e inferior
Inervación Nervio vago y tronco simpático
Función Sitio de maduración de las células hematopoyéticas precursoras a linfocitos T mediante selección positiva y negativa.

Anatomía

Ubicación

El timo es un órgano blando bilobulado encapsulado. Se ubica en el mediastino superior y en el mediastino anterior, cerca del pericardio.

El timo se aloja anterior a los grandes vasos del corazón y profundo al esternón. Se extiende desde la altura del polo inferior de la glándula tiroides por arriba, hasta el cuarto cartílago costal. Paralelo al órgano, a sus lados derecho e izquierdo están los nervios frénicos (que descienden para inervar al diafragma). Los dos lóbulos del timo están conectados entre sí en la línea media (mediana) por un istmo.

Irrigación

La irrigación del timo proviene de la arteria torácica interna, así como también de las arterias tiroideas superior e inferior. El drenaje venoso ocurre hacia la vena braquiocefálica izquierda (innominada izquierda), así como a las venas tiroideas superiores, medias e inferiores.

A partir de las arterias antes mencionadas se desprenden numerosas arterias tímicas que siguen el curso de los septos interlobulares, e ingresan al tejido del órgano. En la corteza del timo, las arterias forman una serie de complejos arcos arteriales. Estas arterias en asociación con las células reticulares endoteliales y las células blancas (linfocitos y macrófagos), forman la denominada barrera hematotímica. Los capilares tímicos poseen endotelio no fenestrado y una gruesa lámina basal, haciéndolos impermeables al paso de proteínas. La sangre drena en las venas medulares.

Linfáticos

El timo carece de linfáticos aferentes. La linfa drena a los linfonodos tímicos ubicados cerca del órgano, especialmente paraesternales, braquiocefálicos y traqueobronquiales.

Inervación

La inervación del timo es mínima, y proviene de los nervios vagos y del sistema nervioso simpático, del cual se desprenden fibras postganglionares noradrenérgicas que se proyectan hacia la profundidad del órgano.

Para más información acerca del timo, especialmente su ubicación, revisa las siguientes unidades de estudio:

Histología

El timo está cubierto por una cápsula de tejido conectivo a partir de la cual se generan una serie de tabiques (septos) que penetran en el timo y lo dividen en lóbulos incompletos. Cada lóbulo posee una zona periférica llamada corteza y una zona central, más clara, llamada médula. La cápsula está formada de una capa externa y otra interna de colágeno y fibras reticulares, y los linfocitos se ubican entre ambas.

Corteza

La corteza es la parte más externa del timo y contiene una gran cantidad de células precursoras de linfocitos T densamente agrupadas (timocitos). También contiene células reticulares epiteliales y macrófagos. Los vasos sanguíneos del timo también se disponen en esta red de células reticulares. La corteza es donde tienen lugar las primeras etapas del desarrollo de los timocitos, y también donde se produce el reordenamiento de los genes para los receptores de superficie de los linfocitos T.

Unión corticomedular

En esta zona se encuentran numerosos vasos sanguíneos, poco tejido conectivo y linfocitos T maduros. También se pueden encontrar aquí linfocitos B, células dendríticas y células epiteliales reticulares tipo IV.

Médula

La médula es la parte central del timo, y es donde la red de células reticulares endoteliales es más densa y donde existen menos células linfoides. Existe también aquí una serie de cuerpos concéntricos conocidos como corpúsculos de Hassall. Son células reticulares epiteliales ordenadas de forma concéntrica que contienen filamentos de queratina.

¿Buscas cuestionarios de práctica para aprender anatomía humana y evaluar tus conocimientos? Actualiza tus conocimientos de forma rápida y eficaz con los cuestionarios y videos de Kenhub.

También dentro de estos corpúsculos existe una masa central de células granulares. En etapas tardías también ocurre en la médula algo de desarrollo timocitario. Los timocitos que se ubican en esta región han pasado a través de la corteza y ya han experimentado reordenamiento de genes y selección positiva, con una pequeña cantidad de selección negativa. La médula es por lo tanto el lugar en el cual la vasta mayoría de la selección negativa tiene lugar.

Función

El timo es el sitio donde se produce la maduración de las células precursoras a células T (protimocitos). Los protimocitos migran desde la médula ósea e ingresan al timo a nivel de la unión corticomedular. Una vez se ha completado la maduración, estos linfocitos T ingresan a la circulación y constituyen la base del sistema inmune adaptativo. Los linfocitos T poseen inicialmente receptores generados al azar a partir del abanico genético. Luego ocurre un proceso denominado selección positiva, en el cual solo sobreviven los linfocitos que son capaces de reconocer al CMH (complejo mayor de histocompatibilidad; un conjunto de proteínas ubicados en la superficie de las propias células de un individuo) En otras palabras, se verifica si los linfocitos pueden reconocer el cuerpo en el que habitan y por tanto, reconocer células extrañas y potencialmente patógenas. Los linfocitos T que no son capaces de reconocer a los CMH no continúan desarrollándose.

La siguiente etapa es la selección negativa, en la cual los linfocitos T interactúan con células dendríticas del timo. Aquellas células con un alto nivel de autorreactividad son eliminadas, para disminuir la posibilidad de reacciones autoinmunes. Como resultado de estos procesos, se genera una cantidad considerable de linfocitos T a lo largo del tiempo de tal manera que para cuando llega la adultez, el timo queda prácticamente obsoleto y es en gran parte degradado. La parte glandular del timo, por otra parte, sigue cumpliendo su función endocrina.

Los linfocitos T pueden ser divididos en linfocitos T coadyuvantes (colaboradores o “helper”) y linfocitos T citotóxicos ("killer"). Los linfocitos T citotóxicos poseen proteínas CD8+ en su superficie, y se fijan a las células infectadas y las destruyen directamente. Los linfocitos T coadyuvantes reciben información acerca del patógeno a través de linfocitos B y macrófagos (células presentadoras de antígenos) y entonces coordinan la reacción inmune, la cual puede incluir la liberación de citoquinas para estimular la división de glóbulos blancos, estimular la producción de linfocitos T de memoria para hacer frente al mismo patógeno en el futuro, etcétera.

Desarrollo

El timo posee doble origen embrionario. El epitelio tímico se desarrolla durante la sexta semana de gestación, a partir del epitelio diverticular ventral de la tercera bolsa faríngea, junto con las glándulas tiroides y paratiroides. Se extiende posterolateralmente hacia el mesodermo circundante en forma de dos estructuras cavitadas con forma de frascos. Las células que tapizan estas estructuras comienzan a proliferar y son eventualmente rodeadas e invadidas por el mesodermo. Durante la semana 8 de gestación, el timo desciende y ocupa su posición final retroesternal en el mediastino, fusionándose con su contraparte del lado opuesto. Posteriormente se produce la migración de células precursoras hematopoyéticas de origen mesenquimático hacia el timo. Estas células son las que dan origen a los protimocitos, que son finalmente las células que invaden el timo entre la novena y décima semana de gestación y que finalmente se convierten en timocitos. Así es como el epitelio del timo entra finalmente en contacto con el tejido linfoide. El crecimiento y desarrollo del timo continúa hasta la pubertad.

Como se puede interpretar por el texto anterior, al final de su desarrollo existen dos tipos de células en el timo: células reticulares epiteliales y células linfoides (timocitos).

En niños, los linfocitos T ocupan en gran cantidad la corteza del timo. A medida que estas células se desarrollan migran hacia la médula antes de ser liberadas a la circulación. Al llegar a la adolescencia, el timo comienza a atrofiarse. Variados factores son responsables de este proceso involutivo, por ejemplo, los niveles de hormonas sexuales circulantes estimulan la atrofia del timo y su reemplazo por tejido adiposo.

Timo: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!