Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse

Glándula tiroides: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

Glándula tiroides

La glándula tiroides es una glándula endocrina ubicada en el cuello, anterior e inferior a la laringe. Grosso modo, la glándula se observa de coloración rojo parduzca; está formada por un lóbulo izquierdo y un lóbulo derecho conectados por un istmo.

Su función principal es la de producir, almacenar y secretar a las hormonas triyodotironina (T3) y tiroxina (T4). Estas hormonas basadas en yodo tienen varios efectos en el metabolismo de las grasas, proteínas y carbohidratos, como también en el desenvolvimiento del sistema nervioso central y crecimiento general.

Las hormonas tiroideas son reguladas por el eje hipotálamo-hipófisis-tiroides a través de la hormona reguladora de la tiroides (TRH, proveniente del hipotálamo) y la hormona estimulante de la tiroides (TSH, de la glándula hipófisis)

Este artículo presenta la anatomía, histología y funciones de la glándula tiroides.

Puntos clave sobre la glándula tiroides
Función Secretar hormonas tiroideas que regulan el metabolismo corporal (T3,T4) y la homeostasis del calcio (calcitonina)
Anatomía Lóbulo izquierdo, lóbulo derecho, istmo, lóbulo piramidal (puede estar ausente)
Histología Células: Tirocitos (sintetizan tiroglobulina desde donde T3 y T4 son liberados), células parafoliculares (C) secretan calcitonina)
Unidad funcional:
Folículo tiroideo - luz central llena de coloide (reserva de tiroglobulina) rodeada de tirocitos y células C.
Control endocrino Aumento de TRH (hipotálamo) → Aumento de TSH (hipófisis) → aumento de la síntesis de las hormonas tiroideas (cuando disminuye TRH- retroalimentación negativa)
Vascularización Arterias: arteria superior e inferior tiroideas.
Venas: superior, media e inferior de la tiroides.
Inervación Ganglios cervicales (sistema simpático), nervio laríngeo recurrente (sistema parasimpático)
Contenidos
  1. Anatomía
  2. Histología
  3. Síntesis de las hormonas tiroideas
  4. Vascularización e inervación
    1. Arterias
    2. Drenaje venoso
    3. Inervación
    4. Drenaje linfático
  5. Consideraciones clínicas
  6. Bibliografía
+ Muestra todo

Anatomía

La glándula tiroides posee forma de mariposa, vascular, de coloración roja amarronada; es una glándula endocrina localizada en el centro de la región cervical anterior. En circunstancias normales, se extiende desde la quinta vértebra cervical (C5) hasta la primera vértebra torácica (T1). En promedio, la glándula pesa entre 15 y 25 gramos, siendo así la glándula endocrina más grande.

Su estructura irregular se encuentra encapsulada en la región pretraqueal de la fascia cervical profunda. Formada por un istmo central que conecta a los lóbulos derecho e izquierdo del órgano inferomedialmente. Entre los 8 meses y 15 años de edad, la tiroides no exhibe diferencia en hombres y mujeres. Sin embargo, la glándula es un poco más pesada en mujeres de más de 15 años en comparación con hombres de la misma edad.

Cada lóbulo posee forma cónica, con sus vértices dirigidos en sentido superolateral, con bases dirigidas hacia inferior y medial (entre el cuarto y quinto anillo traqueal). En su punto más ancho, cada lóbulo mide 3 cm aproximadamente en plano transverso, y 2 cm en la dimensión anteroposterior. Los lóbulos miden aproximadamente 5 cm de largo. El istmo descansa sobre los cartílagos traqueales segundo y tercero y mide 1,25 cm en sus planos transversal y vertical. En algunos individuos podría existir un tercer lóbulo en la glándula conocido como lóbulo piramidal. Este posee una estructura cónica y se extiende desde el istmo hasta el hueso hioides. En algunos casos, también podría extenderse en la porción inferomedial del lóbulo izquierdo o derecho, siendo más común que surja del lóbulo izquierdo.

Los cartílagos laríngeos proporcionan anclaje a la estructura de la glándula tiroides. Posteromedialmente, la glándula se encuentra sujeta al cartílago cricoides por los ligamentos laterales. En algunas ocasiones, el levator glandulae thyroideae (elevador de la glándula tiroides), una estructura fibromuscular, une el istmo o el lóbulo piramidal al hueso hioides. Sin embargo, su ocurrencia es muy poco frecuente y debe considerarse una variación anatómica.

Histología

Típicamente, las células de una glándula endocrina tienen una configuración de tipo cordón y sus productos a ser secretados son almacenados en cada una de las células. La glándula tiroides es una excepción a esta regla.

Se encuentra encapsulada por tejido conectivo fino que ingresa a la sustancia de los lóbulos para subdividir a la glándula en unidades lobulares irregulares. Cada lóbulo contiene un conjunto de folículos, que constituyen las unidades estructurales y funcionales de la glándula tiroides.

Cada folículo tiroideo está rodeado por estroma de tejido conectivo rico en capilares fenestrados (a lo largo de los nervios simpáticos que los inervan) y linfáticos. El epitelio folicular es un epitelio simple compuesto de células columnares bajas, cuboidales o escamosas dependiendo del nivel de actividad del folículo. Cuando están activos, el epitelio se ve cuboidal o columnar, y cuando están inactivos las células son escamosas.

Estas células foliculares transportan los aminoácidos precursores y el yodo hasta la superficie basolateral y liberan el producto final al torrente sanguíneo en su extremo basal. Las células foliculares son las responsables de la producción de tiroglobulina (un producto rico en yodo, forma inactiva de las hormonas tiroideas), que es almacenada como una sustancia semisólida (coloide) en la luz de los folículos.

El coloide se tiñe de rosa con el método de hematoxilina y eosina (HyE), mientras que las células foliculares son lilas. El grado de actividad del folículo puede ser determinado basado en la cantidad y apariencia del coloide que contiene. La luz folicular inactiva es más extensa, el coloide es abundante y aparece sólido. En contraste, la luz folicular activa es más pequeña y existe poco o nulo coloide presente.

Otro tipo celular que puede ser identificado en preparaciones histológicas de tejido tiroideo son las células parafoliculares, también conocidas como células C (claras). Las células C aparecen claras incluso con tinción en la preparación de HyE. También pueden ser encontradas en la lámina basal de los folículos sin extenderse en la luz folicular o entre los folículos en la superficie interfolicular, en solitario o en la formación de grupos.

Las células parafoliculares son un subtipo de células neuroendocrinas (sistema de captación y descarboxilación de precursores de amina - APUD) que produce tirocalcitonina (calcitonina). Esta hormona participa de la regulación de los niveles de calcio mediante la regulación de la resorción ósea (ruptura de hueso con liberación consecuente de minerales a la sangre) y limitación de reabsorción de calcio en los riñones.

Síntesis de las hormonas tiroideas

Síntesis de las hormonas tiroideas

La síntesis de hormonas tiroideas comienza con el reconocimiento de las hormonas estimuladoras de tiroides (TSH) por los receptores de TSH en la región basolateral de las células foliculares. Simultáneamente, el yodo es introducido en la célula por medio de simportes de Na+/I - (el exceso de sodio es removido por las bombas de Na+/K+ ATPasas)

El yodo es utilizado en la organificación de la tirosina en la luz folicular para formar monoyodotirosina (MIT). MIT puede ser organificado para formar diyodotirosina (DIT). La enzima tirosina peroxidasa (TPO), puede subsecuentemente unir a MIT y a moléculas de DIT para formar triyodotironina (T3) o 2 moléculas de DIT para formar tiroxina (T4).

Aprende todo sobre la anatomía y función de la glándula tiroides en nuestra unidad de estudio:

Vascularización e inervación

Arterias

La arteria tiroidea superior (rama de la arteria carótida externa) y la arteria tiroidea inferior (proveniente del tronco tirocervical de la arteria subclavia) traen sangre oxigenada y rica en nutrientes a la glándula. Inconsistentemente, puede existir también una arteria tiroidea ima, la cual se origina directamente del tronco braquiocefálico y que también irriga a la glándula).

Existen numerosos puntos de anastomosis intraglandulares y periglandulares entre los grandes vasos y sus ramas. La arteria tiroidea superior se divide en la glándula en una rama anterior que viaja sobre el istmo y una rama posterior que desciende por detrás del lóbulo. Se anastomosan con la rama ascendente de la arteria tiroidea inferior. La arteria tiroidea inferior se divide fuera de la fascia pretraqueal en 4-5 ramas que perforan la fascia y alcanzan el polo inferior de la glándula para irrigarla.

Es de vital importancia que el médico cirujano esté alerta sobre la relación cercana entre la arteria tiroidea superior y el ramo externo del nervio laríngeo superior. Este nervio está próximo a la arteria en su polo superior. Adicionalmente, el laríngeo recurrente se relaciona con la rama posterior de la arteria inferior tiroidea frecuentemente. El daño a este nervio es asociado con complicaciones severas.

La bifurcación de la arteria tiroidea superior ocurre después de que los vasos perforen la fascia pretraqueal para acceder a la glándula. Esta forma las ramas anterior y posterior que perfunde las superficies anterior, lateral y medial respectivamente. La arteria tiroidea también se bifurca en ramas ascendente (superior) e inferior mientras se acerca al polo inferior de la glándula. Estas irrigan a las superficies posterior e inferior.

Drenaje venoso

Las afluentes venosas de este órgano se juntan para formar las venas tiroideas superior, media e inferior. La primera de estos tres vasos surge del polo superior de la glándula tiroides y viaja a través de la arteria del mismo nombre. Recorre la vaina carotídea y subsecuentemente drena en la vena yugular interna. La vena tiroidea media surge del aspecto lateral de la glándula, trayendo sangre desoxigenada de la parte inferior de la glándula y drena también en la vena yugular interna.

Existe un plexo venoso glandular que permite la comunicación entre las venas tiroideas superior y media. Este plexo pretraqueal subsecuentemente da un aumento a la vena inferior tiroidea. En el lado izquierdo, la vena inferior tiroidea drena en la vena braquiocefálica izquierda. A la derecha, la vena tiroidea inferior toma un curso oblicuo, cruza a la arteria braquiocefálica derecha y podría o ingresar a la misma, o drenar directamente en la vena cava superior.

Inervación

La cadena simpática ganglionar es un conjunto par de fibras nerviosas autónomas y sus cuerpos celulares asociados ubicados a cada lado de la columna vertebral Está subdividida en región cervical, torácica, lumbar y sacra. Ambas cadenas simpáticas terminan en el ganglio coccígeo.

En la cadena simpática ganglionar podemos encontrar los ganglios simpáticos superior, medio e inferior. El más extenso de los tres ganglios es el superior, extendiéndose desde C1 a C3. El ganglio medio frecuentemente se encuentra a nivel de C6, y el inferior puede encontrarse en la junción entre C7-T1. Mientras que los tres ganglios proveen de inervación autonómica a la glándula tiroidea y a su vascularización, el ganglio inferior forma un plexo alrededor de la arteria tiroidea inferior. Este plexo interactúa con el nervio laríngeo recurrente y el ramo externo del laríngeo superior, que también proveen inervación parasimpática a la glándula.

Drenaje linfático

El plexo linfático que surge desde la glándula tiroides se comunica con el plexo linfático traqueal. Ambos drenan en el ganglio linfático prelaríngeo (delfiano), localizado bajo el istmo de la tiroides. Existe drenaje adicional en los linfonodos paratraqueal y pretraqueal. Existe también evidencia de que habría drenaje linfático desde la glándula tiroides al ganglio linfático braquiocefálico cerca del timo

El ganglio linfático cervical profundo recibe linfa desde la parte lateral de la glándula. Este fluido es traído por canales linfáticos que viajan con la vena superior tiroidea. Existen otros vasos linfáticos que nacen de la tiroides y drenan directamente en el conducto torácico.

Glándula tiroides: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!