Conexión perdida. Por favor actualiza la página.
Conectado
EN | DE | PT | ES Ayuda Cómo estudiar Inicia sesión Registrarse

Pared abdominal: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

Pared abdominal

La pared abdominal rodea la cavidad abdominal, proporcionándole una cobertura flexible y protección a los órganos internos. Está limitada superiormente por el proceso xifoides y los arcos costales, posteriormente por la columna vertebral e inferiormente por los huesos de la pelvis y el ligamento inguinal.

La pared abdominal puede ser dividida en dos secciones; anterolateral y posterior. Esta compleja estructura consta de numerosas capas del abdomen, desde superficial a profundo son: la piel, la fascia superficial, los músculos y sus respectivas fascias y el peritoneo.

En este artículo estudiaremos su anatomía, funciones, divisiones y al final hablaremos un poco de sus correlaciones clínicas.

Puntos clave sobre la pared abdominal
Capas de la pared abdominal De superficial a profundo:
Piel
Fascia superficial
Músculos
Fascia transversalis
Grasa extraperitoneal (fascia extraperitoneal)
Peritoneo
Funciones Protección de los órganos abdominales internos
Estabilidad y rotación del tronco
Aumento de la presión intraabdominal (relacionada en el proceso de la tos, de defecación y vómito)
Músculos de la pared abdominal anterolateral Músculo transverso del abdomen
Músculo oblicuo interno del abdomen
Músculo recto del abdomen
Músculo oblicuo externo del abdomen
Músculo piramidal
Músculos de la pared abdominal posterior Músculo psoas mayor
Músculo ilíaco
Músculo cuadrado lumbar
Músculo psoas menor

Por cierto, ¿sabías que (técnicamente hablando) cada uno de nosotros tiene abdominales en forma de “six pack” o abdomen marcado. Estos están formados por las intersecciones tendinosas del músculo recto del abdomen, un músculo un poco tímido que generalmente se esconde detrás de una capa de grasa de la fascia de Camper y es por esto que no es visible en la mayoría de las personas. Lee sobre las estructuras de la pared abdominal, y más en el siguiente artículo.

Contenidos
  1. Pared abdominal anterolateral
    1. Anatomía superficial
    2. Fascia 
    3. Músculos
    4. Inervación e irrigación
    5. Región inguinal
  2. Pared abdominal posterior
    1. Fascia
    2. Músculos
    3. Nervios y vasos
  3. Correlaciones clínicas
  4. Bibliografía
+ Muestra todo

Pared abdominal anterolateral

Anatomía superficial

Primero echemos un vistazo a la anatomía superficial de la pared abdominal anterolateral, antes de profundizar en la descripción de sus capas. La pared abdominal anterolateral se extiende a lo largo de las porciones anterior y laterales del abdomen. Se divide en varias zonas abdominales topográficas, las cuales son usadas para describir la ubicación de los órganos abdominales y el dolor asociado a ellos:

  • Cuatro cuadrantes abdominales, divididos por los planos medianos transumbilicales horizontal y vertical. Las cuatro áreas resultantes son los cuadrantes del abdomen superior derecho, superior izquierdo, inferior derecho e inferior izquierdo.
  • Nueve regiones abdominopélvicas, divididas horizontalmente por el plano subcostal superior, que pasa justo por debajo de los arcos costales de las décimas costillas, y el plano intertubercular inferior, que conecta los tubérculos de la cresta ilíaca. Verticalmente están divididos por los dos planos medioclaviculares que pasan a través del punto medio de cada clavícula y a medio camino entre la sínfisis del pubis y la espina ilíaca anterior superior. Los cuatro planos forman nueve regiones abdominales como puedes ver en la imagen: superiormente los hipocondrios (derecho e izquierdo) y el epigastrio, en la porción media los flancos (derecho e izquierdo) y la región umbilical (mesogastrio), e inferiormente las fosas ilíacas (derecha e izquierda) y el hipogastrio.

Revisa los siguientes recursos de aprendizaje que explican detalladamente la topografía y la división regional usando diagramas:

Fascia 

La piel es la capa más superficial de la pared abdominal anterior. En mujeres embarazadas, personas obesas y aquellas con distensión abdominal (ascitis), pueden aparecer líneas alargadas llamadas estrías, generalmente ubicadas en las regiones umbilical e hipogástrica. La fascia superficial está ubicada inmediatamente por debajo de la piel y consta de tejido conectivo. En la pared abdominal anterior, por arriba del ombligo, es parecida y contínua a la fascia superficial del cuerpo y está formada principalmente de una capa. Sin embargo, por debajo del ombligo, se divide en dos capas:

  • La fascia superficial de Camper: una capa gruesa de grasa que puede tener un grado variable de espesor. Por ejemplo, está aumentada en individuos obesos y muy disminuida en personas con baja grasa corporal.
  • La fascia de Scarpa: una capa membranosa más delgada y densa que cubre la capa muscular de la pared abdominal. Está firmemente unida a la línea alba y la sínfisis del pubis y se fusiona con la fascia lata (fascia profunda del muslo) justo por debajo del ligamento inguinal.

En hombres, la fascia de Camper continúa sobre el pene y se mezcla con la fascia de Scarpa para formar la fascia superficial del pene. Esta última se extiende hacia el escroto, donde contiene fibras de músculo liso y se convierte en el dartos. La fascia de Scarpa continúa hacia el periné para formar su fascia superficial, llamada fascia de Colles. En mujeres se continúa con los labios mayores y el periné anterior.

Músculos

Si profundizamos más en la pared abdominal anterolateral, por debajo de la fascia superficial encontraremos la capa muscular. Consta de cinco pares de músculos y sus respectivas aponeurosis. Los músculos de la pared abdominal están divididos en dos grupos principales:

  • El grupo de músculos planos laterales ubicados a cada lado del abdomen, que incluye tres músculos: el oblicuo externo, oblicuo interno y el transverso del abdomen.
  • Los músculos verticales anteriores ubicados bilateralmente a la estructura fibrosa media llamada línea alba. Estos son el músculo recto del abdomen y el piramidal.

Músculos laterales del abdomen

Echemos un vistazo a los músculos laterales del abdomen. Estos músculos planos son parte del sistema de tensión de la musculatura de la pared abdominal. Al contraerse presionan el abdomen lo que resulta en aumento de la presión intraabdominal y por lo tanto ayudan en los procesos de vaciamiento (por ejemplo la defecación y micción) y en la espiración (músculos espiratorios de la respiración) forzada. Su contracción unilateral resulta en la rotación del tronco.

Puntos clave sobre los músculos laterales del abdomen
Músculo oblicuo externo del abdomen Origen: superficie externa de las costillas 5 - 12
Inserción:
línea alba, espina púbica, mitad anterior de la cresta ilíaca
Inervación:
nervios intercostales inferiores (T7-T11), nervio subcostal (T12), nervio iliohipogástrico (L1)
Funciones:

Contracción bilateral
- flexión del tronco, compresión de las vísceras abdominales, espiración forzada
Contracción unilateral
- flexión lateral del tronco (ipsilateral), rotación del tronco (contralateral)
Músculo oblicuo interno del abdomen Origen: fascia toracolumbar, cresta ilíaca anterior, arco iliopectíneo
Inserción:
bordes inferiores de las costillas 10-12, línea alba, unión con el músculo cremáster, línea pectínea del pubis (por medio del tendón conjunto)
Inervación:
nervios intercostales inferiores (T7-T11), nervio subcostal (T12), nervio iliohipogástrico (L1), nervio ilioinguinal (L1)
Funciones:

Contracción bilateral
- flexión del tronco, compresión de las vísceras abdominales, espiración forzada
Contracción unilateral
- flexión lateral del tronco (ipsilateral), rotación del tronco (ipsilateral)
Músculo transverso del abdomen Origen: cartílagos costales de las costillas 7-12, fascia toracolumbar, cresta ilíaca anterior, arco iliopectíneo
Inserción:
línea alba, aponeurosis del músculo oblicuo interno del abdomen ; cresta del pubis, línea pectínea del pubis
Inervación:
nervios intercostales inferiores (T7-T11), nervio subcostal (T12), nervio iliohipogástrico (L1), nervio ilioinguinal (L1)
Funciones:

Contracción bilateral
- compresión de las vísceras abdominales, espiración forzada
Contracción unilateral
- rotación del tronco (ipsilateral)

El músculo oblicuo externo del abdomen es el músculo más externo, cuyas fibras corren inferomedialmente. Inmediatamente por debajo se ubica el músculo oblicuo interno cuyas fibras corren superomedialmente. El músculo lateral más profundo es el transverso del abdomen que consta de fibras horizontales. La fascia transversa se encuentra debajo de este último.

El músculo oblicuo externo del abdomen es un músculo lateral plano que recorre desde la quinta a la decimosegunda costilla ventromedialmente hasta la capa anterior de la vaina de los músculos rectos del abdomen. En su origen, está estrechamente conectado con los músculos serrato anterior y dorsal ancho. Ventralmente el músculo oblicuo externo forma una gran aponeurosis que se extiende medialmente hacia la línea alba y caudalmente hacia la cresta ilíaca y el hueso púbico. Su margen inferior forma el ligamento inguinal.

Músculos oblicuo interno, oblicuo externo y transverso del abdomen (de izquierda a derecha)

El músculo oblicuo interno se origina de la fascia toracolumbar, la cresta ilíaca y el arco iliopectíneo, y se inserta cranealmente en los cartílagos costales inferiores y ventralmente en la línea alba. En los hombres, las fibras caudales se extienden hacia el cordón espermático y se unen para formar el músculo cremáster. Las líneas semilunares están formadas por las divisiones de la aponeurosis oblicua interna y se corresponden con los márgenes laterales del músculo recto del abdomen. Estas se extienden desde la punta del noveno cartílago costal hasta la espina púbica.

El músculo transverso del abdomen es el más profundo de los tres músculos laterales del abdomen. Recorre horizontalmente desde la superficie interna de los cartílagos costales inferiores, la fascia toracolumbar, el arco iliopectíneo y la cresta ilíaca hacia la línea alba. Las fibras caudales también están involucradas en la formación del músculo cremáster. La fascia transversa separa la pared abdominal anterior de la grasa extraperitoneal. Posteriormente, la fascia transversa es contínua con la fascia toracolumbar.

La aponeurosis de estos músculos forma la vaina de los músculos rectos del abdomen, que se encuentra dividida en las capas anterior y posterior. La última solo está presente en los tres cuartos superiores de la vaina de los rectos y su límite inferior está marcado por la línea arcuata horizontal. Es aquí donde la arteria y vena epigástrica perforan el recto del abdomen. Superior a la línea arcuata, la capa anterior consta de la aponeurosis del oblicuo interno y externo, mientras que la capa posterior está formada por la aponeurosis de los músculos oblicuo interno y transverso del abdomen. Inferior a la línea arcuata, la capa anterior de la vaina de los músculos rectos del abdomen está formada por la aponeurosis de los tres músculos laterales del abdomen mientras que la capa posterior solo está cubierta por la fascia transversal y el peritoneo.

Músculos de la pared anterior del abdomen

El grupo muscular anterior incluye los músculos recto del abdomen y piramidal. Estos están casi completamente envueltos por la gruesa vaina de los músculos rectos del abdomen formada por la aponeurosis de los músculos laterales del abdomen. La única excepción es el lado posterior del cuarto más inferior del músculo recto del abdomen, por debajo de la línea arcuata, que está cubierto únicamente por la fascia transversalis y el peritoneo parietal. Inmediatamente por debajo de la vaina de los músculos rectos se encuentra la fascia transversalis, debajo de la cual se ubican las dos capas más profundas de la pared abdominal: la grasa extraperitoneal y el peritoneo.

Puntos clave sobre los músculos anteriores del abdomen
Músculo recto del abdomen Origen: sínfisis del pubis, cresta del pubis
Inserción:
proceso xifoides, cartílagos costales de las costillas 5-7
Inervación:
nervios intercostales (T7-T11), nervio subcostal (T12)
Funciones:
flexión del tronco, compresión de las vísceras abdominales, espiración forzada
Músculo piramidal Origen: sínfisis del pubis, cresta del pubis
Inserción: línea alba
Inervación: nervio subcostal (T12)
Funciones: tensa la línea alba

Los músculos rectos del abdomen son músculos pareados, largos y rectos que recorren verticalmente a cada lado de la pared abdominal anterior. Están separados por la línea alba. El término recto del abdomen proviene del término en Latín “rectus”, que indica que las fibras musculares corren en línea recta vertical a través de la región abdominal del cuerpo. Cada músculo consta de una cadena de cuatro cuerpos musculares conectados por tres bandas estrechas de tendones conocidas como intersecciones tendinosas. La forma de estos segmentos es a menudo visibilizada a través de la fascia superficial y la piel, en aquellas personas con bajo porcentaje de grasa corporal, dando como resultado la apariencia de “six pack”.

El piramidal es un pequeño músculo triangular que se ubica anterior al músculo recto del abdomen, el cual puede estar ausente en aproximadamente el 20% de la población. Está contenido en la vaina de los músculos rectos del abdomen y se origina del hueso de la pelvis, donde se une a la sínfisis del pubis y a la cresta del pubis por medio de fibras tendinosas. Sus fibras corren superior y medialmente para insertarse en la línea alba, tensionándola durante las contracciones musculares.

Por debajo de la fascia transversalis y superficial al peritoneo parietal se encuentran unas estructuras que forman varios pliegues peritoneales divididos por fosas. El ligamento umbilical medio, que es un remanente del uraco, se ubica en la línea media y forma el pliegue umbilical medio del peritoneo parietal. A ambos lados de este encontramos las fosas supravesicales, delimitadas lateralmente por un par de ligamentos umbilicales mediales que son remanentes de las arterias umbilicales. Cada ligamento umbilical medial está cubierto por un pliegue umbilical medial. Las fosas inguinales mediales están ubicadas lateralmente a los pliegues umbilicales mediales. Los pliegues umbilicales laterales están formados por los vasos epigástricos inferiores. Lateral a estos se ubican las fosas inguinales laterales.

Revisa la siguiente unidad de estudio para más información sobre la anatomía de los músculos abdominales anterolaterales:

Aprovecha y pon a prueba tu conocimiento con el siguiente cuestionario: 

Inervación e irrigación

Como hemos visto, la pared abdominal anterolateral es una gran estructura formada por múltiples capas de piel, tejido conectivo y músculos. Estas requieren una irrigación abundante, que es proporcionada por numerosos vasos sanguíneos. Las arterias de la pared abdominal anterolateral se dividen en capas superficiales y profundas. Las ramas superficiales incluyen:

  • La arteria musculofrénica, que es una rama de la arteria torácica interna. Irriga la porción superior de la pared abdominal anterolateral superficial.
  • La arteria epigástrica superficial y, lateral a esta, la arteria circunfleja ilíaca superficial. Estas son ramas de la arteria femoral e irrigan la porción inferior de la pared.

Las capas profundas de la pared abdominal anterolateral están irrigadas por:

  • La arteria epigástrica superior, rama terminal de la arteria torácica interna. Corre en la vaina de los músculos rectos del abdomen por detrás del músculo recto del abdomen e irriga la porción superior de la pared.
  • La arteria epigástrica inferior y la arteria circunfleja ilíaca profunda, ambas son ramas de la arteria ilíaca externa e irrigan la porción inferior de la pared abdominal. La arteria epigástrica inferior entra a la vaina de los músculos rectos del abdomen después de perforar la fascia transversalis y termina anastomosándose con la arteria epigástrica superior.
  • La décima y decimoprimera arterias intercostales y la arteria subcostal irrigan la porción lateral de la pared abdominal.

En cuanto a su drenaje venoso, existe una red de venas superficiales que se irradian desde el ombligo y algunas pequeñas venas paraumbilicales que interconectan esta red. Las venas profundas siguen a las arterias del mismo nombre.

Por su parte la piel y el peritoneo de la pared abdominal anterolateral están inervadas por los nervios espinales de T7 a L1, que recorren en dirección inferomedial. Estos emiten ramos cutáneos laterales y anteriores a lo largo de su recorrido. Los músculos de la pared abdominal anterior están inervados por los seis últimos nervios torácicos, el nervio iliohipogástrico y el nervio ilioinguinal.

Pon a prueba tu conocimiento sobre la vascularización e inervación de la pared abdominal anterior con nuestro cuestionario:

Aprende un poco más sobre estas estructuras con la siguiente unidad de estudio:

Región inguinal

La pared abdominal anterior tiene un par de conductos de origen natural en las regiones inferiores laterales conocidos como conductos inguinales. Estos túneles intramusculares oblicuos pueden medir entre 3 y 5 cm de largo en el adulto. Sirven como un canal que permite el paso de las gónadas masculinas desde su punto de origen intraabdominal hasta su destino final en el escroto. Cada conducto inguinal se origina superolateralmente en el anillo inguinal profundo ubicado en la mitad medial del ligamento inguinal de Poupart. El conducto luego termina en el anillo inguinal superficial, que se encuentra cerca de 1 cm superolateral a la espina púbica.

En las mujeres, el ligamento redondo del útero pasa a través de cada canal. Los conductos inguinales masculinos transportan el cordón espermático, el cual contiene al conducto deferente, su vascularización e inervación relacionada, estructuras linfáticas y tejido conectivo. Los anillos inguinales superficiales y profundos resultan en puntos débiles en la pared abdominal, creando una predisposición a hernias inguinales.

Pared abdominal posterior

Fascia

De forma análoga a la pared abdominal anterolateral, la fascia de la pared abdominal posterior se ubica inmediatamente por debajo de la piel y el tejido subcutáneo. La fascia toracolumbar es una gran área de tejido conectivo con aspecto parecido a un diamante, formada por las porciones torácica y lumbar de la fascia profunda. La fascia toracolumbar se continúa con la fascia transversalis de la pared abdominal anterolateral y está dividida en tres capas: anterior, media y posterior. Los músculos intrínsecos profundos del dorso se encuentran entre las capas posterior y media, mientras que los músculos cuadrados lumbares se ubican entre las capas media y anterior. Más profundo a la capa anterior corre el músculo psoas mayor con la fascia del psoas.

Músculos

La pared abdominal posterior está soportada por la decimosegunda vértebra torácica y las cinco vértebras lumbares, junto con sus discos intervertebrales correspondientes. Tres o cuatro músculos están presentes en la pared abdominal posterior, dependiendo del individuo: el psoas mayor, el ilíaco, el cuadrado lumbar y el psoas menor. Este último es variable, estando presente en cerca del 40% de la población. Ten en cuenta que el músculo cuadrado lumbar es el único músculo abdominal posterior “verdadero”, mientras que los otros se extienden hacia la extremidad inferior.

Puntos clave sobre los músculos posteriores del abdomen
Músculo psoas mayor Origen: cuerpos vertebrales de T12-L4, discos intervertebrales entre T12-L4, procesos transversos de las vértebras L1-L5
Inserción: trocánter menor del fémur
Inervación: ramos anterior de los nervios espinales de L1-L3
Funciones:
Articulación coxofemoral:
flexión del muslo y el tronco
Muslo:
rotación externa,
Tronco:
flexión lateral
Músculo ilíaco Origen: fosa ilíaca
Inserción: trocánter menor del fémur
Inervación: nervio femoral (L2-L4)
Funciones:
Articulación coxofemoral:
flexión del muslo y el tronco
Muslo:
rotación externa
Tronco:
flexión lateral
Músculo cuadrado lumbar Origen: crista ilíaca, ligamento iliolumbar
Inserción: borde inferior de la costilla 12, procesos transversos de las vértebras L1-L4
Inervación: nervio subcostal (T12), ramos anteriores de los nervios espinales L1-L4
Funciones:
Contracción bilateral:
fijación de las costillas 12 durante la inspiración, extensión del tronco
Contracción unilateral:
flexión lateral del tronco (ipsilateral)
Músculo psoas menor Origen: cuerpos vertebrales de T12 e L1
Inserción: eminencia iliopúbica, línea pectínea del pubis
Inervación: ramos anteriores de los nervios espinales de L1-L3
Funciones:
Articulación coxofemoral:
flexión del muslo y el tronco
Muslo:
rotación externa
Tronco:
flexión lateral

El psoas mayor es un músculo triangular, pareado, bilateral que forma parte del piso del surco paravertebral. Se une al músculo ilíaco para formar el músculo iliopsoas, el flexor más fuerte de la cadera en el cuerpo humano. El iliopsoas es importante para mantener la posición en pie, caminar y correr. El músculo cuadrado lumbar tiene inserciones mediales en los procesos transversos/costales de L1-L4 e inserciones superiores en los bordes inferiores de la decimosegunda costilla. Ambos músculos actúan estabilizando las conexiones caudales del diafragma, mientras que la contracción unilateral lleva a la flexión lateral del tronco. La contracción bilateral deprime la caja torácica durante la inspiración y extiende el tronco. El psoas menor es un músculo variable presente solo en cerca del 40% de la población. Su contracción lleva a una débil flexión lateral del tronco.

Nervios y vasos

Las ramas que emergen de la aorta descendente irrigan la pared abdominal posterior.

Estas incluyen las arterias subcostales pareadas, que corren inmediatamente por debajo de la decimosegunda costilla y cuatro pares de arterias lumbares que emergen de la parte posterior de la aorta. Un quinto par de arterias lumbares que nacen de la arteria sacra media pueden estar presentes. Las arterias subcostales y lumbares se anastomosan entre sí y con la arteria epigástrica superior, intercostal inferior e iliolumbar, irrigando la pared abdominal posterior y las estructuras adyacentes. El drenaje venoso de la pared abdominal posterior es realizado principalmente por las venas lumbares que desembocan en la vena cava inferior.

Existe una gran cantidad de nervios y vasos recorriendo la cavidad abdominal que están íntimamente relacionados a la pared abdominal posterior. Estos incluyen: la aorta abdominal y sus ramas principales, la vena cava inferior con sus afluentes, el plexo lumbar, la cadena ganglionar simpática y el plexo simpático. El plexo lumbar está formado por las divisiones de los nervios espinales de L1-L4 con la contribución de T12, que se fusionan en la superficie anterior del psoas mayor.

Aprende más sobre la vascularización e inervación de la pared abdominal posterior usando las siguientes unidades de estudio o responde nuestro cuestionario para ponerte a prueba sobre las estructuras de la pared abdominal posterior:

Pared abdominal: ¿quieres aprender más sobre este tema?

Nuestros interesantes videos, cuestionarios interactivos, artículos detallados y atlas en alta definición te ayudarán a lograr resultados mucho más rápido.

¿Cómo prefieres aprender?

“Honestamente podría decir que Kenhub disminuyó mi tiempo de estudio a la mitad” – Leer más. Kim Bengochea Kim Bengochea, Universidad Regis, Denver

© A menos de que se defina lo contrario, todo el contenido, incluyendo ilustraciones, son propiedad exclusiva de Kenhub GmbH, y están protegidas por las leyes de copyright alemanas e internacionales. Todos los derechos reservados.

Regístrate ahora ¡y consigue tu guía de estudio definitiva!